Puerto Rico 15 mayo 2017

Municipio embrolla'o lleva a 24 personas a desfile en Nueva York

El más reciente informe del Contralor incluso hace un referido al Departamento de Justicia por un dinero cobrado por una policía municipal

La Contraloría de Puerto Rico detectó que entre 2010 y 2013, el municipio de Arecibo, en el norte de la isla, pidió cinco préstamos al Banco Gubernamental de Fomento por $14.4 millones para pagar deudas, cubrir deficiencias de efectivo y por los gastos de financiación.

En un informe difundido hoy, la Contraloría también señala que sus auditores identificaron que contrario a la ordenanza 3 del 11 de julio de 2002, "el exalcalde, siete funcionarios y 16 empleados asistieron al Desfile Puertorriqueño en Nueva Jersey en septiembre de 2011 a un costo de $11,366. Esta situación redujo los recursos para prestar servicios esenciales y necesarios a los residentes".

El análisis da una opinión "parcialmente adversa" sobre las operaciones fiscales del citado municipio ya que las pruebas efectuadas y la evidencia "revelaron desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación con la administración del presupuesto y algunas transacciones de personal".

El informe señala que del 2010 al 2013 el municipio recibió cinco préstamos del Banco Gubernamental de Fomento por 14,4 millones de dólares para pagar deudas, cubrir deficiencias de efectivo y por los gastos de financiamiento.

De las deudas, casi 13 millones corresponden al exalcalde Lemuel Soto y 1.4 millones al alcalde Carlos Molina.

A pesar de los préstamos, en abril del 2015 todavía el municipio adeudaba $5.4 millones a varias agencias del gobierno y a entidades privadas, indica el análisis.

"Estas situaciones afectan a las entidades a quienes se le adeuda dinero, obligan al pago de intereses y penalidades, y afectan los servicios a los arecibeños", señala el estudio de la Contraloría.

La auditoría también se refiere a la secretaría de Justicia y a la directora de la Oficina de Ética Gubernamental, una situación sobre el uso indebido de una licencia por enfermedad por parte de una policía municipal.

Esta empleada solicitó 85 días de licencia por enfermedad y por ello se le desembolsaron $5,582.

Sin embargo, en contra de lo dispuesto en el Reglamento de la Policía Municipal de Arecibo, trabajaba por contrato en una oficina legal, mientras disfrutaba de una licencia por enfermedad.

El informe, de 14 hallazgos, señala además "múltiples deficiencias relacionadas con la compra de equipo pesado, la adquisición de bienes sin obtener las cotizaciones requeridas y las recaudaciones".

"El municipio compró cinco camiones por $141,850 sin comprobantes de desembolso, y para mayo del 2015 dicha propiedad no se había registrado en el módulo de propiedad. Además, se adquirieron bienes y servicios por $187,018 sin las cotizaciones requeridas según dispone la ley", agregó.

Por último, indica que nuestros "auditores identificaron que contrario a la ordenanza 3 del 11 de julio de 2002, el exalcalde, siete funcionarios y 16 empleados asistieron al Desfile Puertorriqueño en Nueva Jersey en septiembre de 2011 a un costo de $11,366. Esta situación redujo los recursos para prestar servicios esenciales y necesarios a los residentes", indicó.

El informe cubre el periodo del 1 de julio de 2013 al 30 de junio de 2015.

Fuente: primerahora.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario