05 abril 2017

¿Quieres ahorrar y tener beneficios contributivos a la vez?

Conoce sobre esta alternativa

Aunque se podría pensar que las cuentas de retiro individual (IRA) no son accesibles, la realidad es que cualquier persona que reciba un ingreso puede beneficiarse de esta herramienta financiera con una aportación mínima.

Así lo explicó el director de la red de sucursales de Oriental, Rafael Álvarez, quien destacó que el beneficio de estas herramientas es que funcionan como un fondo de ahorro y ofrecen beneficios contributivos.

“Entre las importancias es que los beneficiarios pueden usarlo como un fondo de ahorro para cuando llegue la edad de retiro. O sea, puedes utilizarlo para que complemente lo que hoy se conoce como el Seguro Social o cualquier otro mecanismo de ahorro que te pueda sustituir el dinero cuando no estés trabajando activamente. Lo segundo es que en cada ocasión en que aportes a una cuenta IRA, tienes un ahorro contributivo y este particularmente es bien importante”, explicó Álvarez a EL VOCERO.

Además, destacó que, aunque no existe una edad ideal para abrir una cuenta de retiro individual, es importante iniciar inmediatamente el individuo comience a trabajar.

“La edad (para comenzar a aportar) debe ser lo más temprano. Cuando la persona comienza a trabajar debe comenzar a aportar a una cuenta IRA. Ese tema es bien importante porque hay unos programas que mensualmente tú puedes aportar a tu cuenta IRA, y te lo deducen de tu cuenta de cheque”, añadió Álvarez.

Entre los productos que ofrece Oriental se encuentra el Diversified Growth IRA (DGI). Los beneficios que tiene este producto es su historial de rendimiento. Cabe destacar que va atada al mercado de valores, es un producto que se recomienda como inversión a largo plazo cinco años o más.

“Hay distintos tipos de cuentas de IRA. Una que en Oriental le llamamos interés fijo y otra que le llamamos interés variable. También a unos términos en interés fijo de uno, tres, hasta cinco años. En interés variable puedes ser más de cinco años en el fondo sin tocarlos. Entonces, basado en la expectativa de cuándo ese cliente va a utilizar el dinero y de su tolerancia a riesgo, ahí le recomendamos”, dijo Álvarez sobre los tipos de cuentas que existen.

Al mismo tiempo, Álvarez comentó que este producto lo puedes obtener con una inversión mínima de $250 y puedes hacer aportaciones mensuales a través del programa DGI a plazos. También, el cliente podrá aportar hasta $5,000 (por individuo) o $10,000 (por matrimonio).

“Mientras más temprano mejor, cuando comienzas a laboral activamente puedes comenzar automáticamente a aportar a tu cuenta IRA y tú lo puedes hacer también sistemático. Le explicamos el término, le explicamos los intereses que generan, dónde se invierte la IRA y cuándo la pueden retirar”, añadió.

A manera de ejemplo, un individuo con un ingreso tributable de $65,000 que cae en una escala contributiva de 33% tendría un ahorro contributivo de $1,650 si realiza la aportación máxima de $5,000 (esto sin considerar cualquier otra deducción que dicho individuo tenga derecho de reclamar).

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario