UPR incumple con el Tribunal, ¿ahora qué?

Abogados explican las posibles consecuencias de no haber seguido la orden del Apelativo de abrir los portones.

El pasado 5 de mayo el Tribunal de Apelaciones decidió a favor de varios estudiantes, quienes solicitaron a dicho ente emitir una orden de mandamus para levantar la huelga en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

De acuerdo a la orden judicial, a las seis de la mañana de hoy los portones debían abrir. Empero, los alumnos los mantienen clausurados. ¿Qué ocurre ahora que se incumple con el fallo del Tribunal?

De acuerdo a los abogados Alvin Cuoto y Mariana Nogales, los estudiantes que propusieron la demanda ante Tribunal Apelativo no incluyeron a quienes están bloqueando las entradas del Recinto. Las personas demandadas son la administración universitaria, específicamente la rectora de Río Piedras, Carmen H. Rivera, la presidenta de la institución, Nivia Fernández y la Junta de Gobierno.

Por tanto, el Tribunal no tiene jurisdicción sobre las personas y organizaciones que hoy sostienen la huelga.

“El Tribunal [de Apelaciones] emitió el mandamus, pero solo tiene jurisdicción sobre los demandados. Ellos traen por consecuencia a estudiantes, trabajadores y hasta sirvientes, pero no estamos muy seguros de que tengan jurisdicción ahí”, declaró Cuoto.

El letrado manifestó que la consecuencia que establece el mandamus emitido en días pasados “es un desacato, un delito”. Sin embargo, tendría que probarse ante la corte que el Tribunal tiene jurisdicción sobre la persona o grupo que impide que se abran los portones del Recinto se Río Piedras.

“Si se prueba que tiene jurisdicción sobre alguien, pues entonces esa persona podría ser arrestada o citada al Tribunal para que explique por qué está incumpliendo con esa orden”, añadió.

Así que para Cuoto, todo se convierte en una “metáfora”. Para el abogado, el fallo es un recurso del Estado para crear un “chilling effect”. Es decir, tiene el propósito de disipar la intensión de la comunidad universitaria de continuar protestando.

Sobre los eventos que han ocurrido en la mañana de hoy, Nogales declaro que “es un panorama muy alentador porque han venido representantes de parte de la rectora indicando que hay una orden judicial y la contestación de los estudiantes es que ellos tienen un mandato de asamblea para cerrar los portones. Por parte de la representación de la rectora dijeron que se continuará el diálogo”,

Para la abogada esto representa un evento importante, porque precisamente una huelga tiene el efecto de provocar un diálogo entre las partes implicadas para solucionar las demandas que la provocaron.

“Eso representa la importancia de una huelga, ese es el significado, que te obligue al diálogo”.

Ayer en una asamblea estudiantil el Recinto de Río Piedras ratificó la huelga en una votación de 1,993 personas a favor y 533 en contra.

Así también ocurrió en la UPR Bayamón, con 388 votos en aprobación de mantenerse en los portones y 342 en contra.

Hoy la unidad de Humacao tiene asamblea para determinar si continúa con la paralización.

El estudiantado declaró la huelga el pasado 5 de abril en una Asamblea Nacional, para posicionarse en contra de los recortes al presupuesto del primer centro docente del país que propone la Junta de Control Fiscal y la administración de Ricardo Rosselló.

Fuente: metro.pr

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario