A Fondo 31 marzo 2020

Se fugaron 6 de centro de aislamiento en Sancti Spíritus y podrían ir a prisión

Seis pacientes confinados en el centro de aislamiento del municipio de Sancti Spíritus, improvisado en la escuela Alberto Delgado, se fugaron el sábado 28 de marzo, reporta la prensa local.

Todos fueron encontrados horas después en sus viviendas y podrían enfrentar sanciones de hasta 12 meses en prisión.

“En menos de 24 horas fueron capturadas. Estas personas fueron detectadas en sus domicilios y fueron remitidas nuevamente al centro de aislamiento donde se encontraban a cumplir con el término previsto por las autoridades sanitarias”, dijo al diario Escambray, Anamaris Conde Reboso, fiscal jefa del municipio de Sancti Spíritus.

“Se ha formulado la denuncia penal a esas personas por las autoridades facultadas y han sido instruidas de cargo por los hechos. El Código Penal previene una sanción entre tres meses y un año de privación de libertad para estas conductas o multas de 100 a 300 cuotas. El proceso está abierto y, por supuesto, ahora comienza un despliegue de investigaciones policiales y penales para lograr demostrar el ilícito del referente”, indicó la funcionaria en El show de Escambray.

Un reportaje de Cubanet explora las condiciones de vida en uno de estos centros de aislamiento con capacidad para cientos de personas.

Entre otros detalles el artículo describe:

"En un mismo local fueron colocadas varias literas que no guardan suficiente distancia entre sí y fuerzan a una promiscuidad tan peligrosa como innecesaria, especialmente en una instalación que, según les explicaron los encargados del lugar, tiene capacidad para 600 personas".

"(...) la gente se aglomera en la cola del comedor porque todos tenemos hambre y a veces los horarios de comida se dilatan. Incluso, aunque nos dan nasobucos que debemos usar obligatoriamente, no hay suficiente control sobre la distancia entre nosotros. Además, siempre hay gente indisciplinada o que no tienen conciencia del riesgo”.

"(...) hombres y mujeres comparten los baños en cada piso, lo que afecta más aún la privacidad".

"En general, todo se ve limpio, pero cuando te fijas en los detalles te das cuenta que falta la higiene que se requiere. Los espejos están manchados del jabón y de las salpicaduras de todos, en el lavamanos se vierten los fluidos normales del aseo personal -lavado de manos, cara, aseo bucal- y no reciben una limpieza a fondo. Tampoco se hace limpieza en las habitaciones y pasillos”.

Fuente: martinoticias.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario