Puerto Rico 27 mayo 2020

A manos llenas con desempleo

Quedan más de 60,000 reclamaciones sin atender

A más de 70 días de que se declarara un toque de queda, así como el cierre de comercios y agencias del gobierno por el Covid-19, la secretaria del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Briseida Torres Reyes, admitió ayer que la agencia no da abasto para atender las reclamaciones por desempleo.

“La realidad es que nosotros ya vamos por 700 empleados que están atendiendo la situación de desempleo y no damos abasto. Esto es una realidad. Ya hemos desembolsado $830 millones”, expresó Torres Reyes a la prensa durante un recorrido que realizó junto al representante Jorge Navarro Suárez por el centro de llamadas de la agencia desde donde se están atendiendo las solicitudes.

El recorrido —que duró menos de 30 minutos— surgió como parte de la Resolución de la Cámara 71, la cual ordena evaluar el funcionamiento administrativo y organizacional de las oficinas, instrumentalidades, juntas, departamentos, corporaciones públicas y agencias estatales.

A preguntas de la prensa sobre si le informó a la gobernadora Wanda Vázquez la situación en su agencia, la también abogada respondió: “Claro que sí. Por eso es que hemos ido aumentando (el personal). La realidad es que empezamos con 95 personas”.

“Esto es un proceso que se requiere mucha especialización, requiere adiestramiento y requiere que las personas puedan cumplir. Para yo cumplir con la ley, necesito que la gente que esté también cumpla con la norma”, respondió.

Torres Reyes afirmó que están tomando medidas adicionales. Añadió que muchos de los casos de desempleo que están aguantados son por los puntos controvertibles o de investigación. Dijo que hay casos en que la persona despedida incurrió en conducta impropia y no puede recibir el beneficio, o estaba recibiendo algún tipo de compensación que lleva a la agencia a determinar que no es elegible para recibir el desempleo.

La funcionaria sostuvo que “hay muchos casos de fraude y por eso es importante revisar esta data. Tenemos patronos que nos llega información de que están compensando ese empleado que está pidiendo el desempleo”. Aún así, afirmó que la agencia cuenta con los fondos suficientes para atender las reclamaciones.

Hasta ayer, según dijo, hay más de 216,000 personas recibiendo los cheques del seguro por desempleo. Añadió que con la integración de la plataforma del Programa de Ayuda de Desempleo por Pandemia (PUA, por sus siglas en inglés) y el Sistema Automatizado de Beneficios (Saben), en tan solo dos días se emitieron 55,000 cheques.

La semana pasada faltaba por atender 90,000 solicitudes de PUA, pero se logró la integración en el sistema de 71,000, por lo que falta por atender menos de 20,000, explicó la secretaria del DTRH. Mencionó que en el beneficio de desempleo regular, tienen unos 40,000 casos con puntos controvertibles que requieren investigación.

“Estamos actuando. Empezamos esta pandemia con menos de 95 empleados del beneficio del seguro por desempleo. Ya tenemos más de 700 personas atendiendo este tipo de beneficio”, abundó la titular del Trabajo a preguntas de EL VOCERO.

Asimismo, Torres Reyes dijo que el servicarro de la agencia será replicado en diferentes municipios. Precisamente ayer se anunció la implementación de un servicarro en Ponce, el cual estará disponible únicamente para entregar documentos desde las 7:00 a.m. hasta la 1:00 p.m. en la oficina del DTRH en la Ciudad Señorial.

Llamado a la gobernadora

Ante las declaraciones de la secretaria, Navarro Suárez —quien preside la Comisión de Gobierno de la Cámara— hizo un llamado a la gobernadora para que se asigne personal al DTRH.

“La fila que hay allá afuera, donde la gente no tenía agua, estaba cogiendo calor, es inaceptable en esta altura del juego. Así que mi recomendación y mi exigencia a la gobernadora es que asigne más personal de otras agencias para atemperarlo”, dijo el legislador.

Kilométrica fila

Mientras esta vista ocular se llevaba a cabo, cientos de desempleados hacían una larga fila en sus vehículos para entregar documentos en el DTRH. Y aunque Torres Reyes y Navarro Suárez estuvieron cerca de donde se atiende a los reclamantes, ninguno de los dos se acercó para hablar con los ciudadanos.

Precisamente Yariel López, residente de San Juan y quien estaba en una guagua —a metros de la secretaria— opinó que la acción tomada por Torres Reyes deja mucho que decir. El joven llevaba aproximadamente 45 minutos en la fila.

“Dice mucho. Hay una gran indignación hacia esa persona y dijo mucho el no acercarse. Yo pensaba que se iba a acercar a ver cuál era la situación y por lo menos fingir que la podía solucionar. No fue así. Solamente dio la espalda y se marchó. Eso dice mucho’, abundó el joven, quien está sin empleo desde abril.

López expresó que no resolvió el problema completamente al momento, pero que la empleada que lo atendió fue muy amable y le explicó el proceso que tiene que completar. Reconoció que habían hecho gestiones de llamadas y por internet, “como casi todo puertorriqueño que está pasando esta situación, pero no había recibido respuesta”.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario