Puerto Rico 29 junio 2020

A medio vaso los bares

Más retos por la pandemia que en el huracán María para los bartenders

Con la operación de las barras a un 50 % de su capacidad, los bartenders se las han tenido que ingeniar para mantenerse a flote luego de tres meses de la cuarentena decretada por el gobierno para contener el avance del coronavirus (Covid-19).

La preparación de bebidas para llevar y las entregas a domicilio, son solo algunas de las opciones que han adoptado algunos establecimientos y bartenders para procurarse una fracción limitada de sus ingresos.

Así lo precisó a EL VOCERO, José Aponte, presidente de la Asociación de Bartenders de Puerto Rico, quien reconoció el reto que implica poder levantar nuevamente al sector que acoge entre 600 a 1,000 trabajadores en la Isla.

“Ahora mismo las pocas barras que hay abiertas en la zona turística están funcionando a un 50 % de su capacidad por el distanciamiento social. El horario de las barras también está reducido, por lo tanto hay menos personal”, indicó Aponte.

“Las barras están abriendo de 1:00 de la tarde a 8:00 de la noche, pero las horas pico donde se recibe más clientela y propinas son tarde en la noche”, precisó, y recordó que el impacto de la pandemia ha afectado más a las barras, que lo ocurrido durante el huracán María.

“Es mucho más fuerte que para el huracán María; en aquel momento no había distanciamiento social y la gente se mantenía en la calle compartiendo y habían plantas eléctricas en los negocios. No se detuvo la actividad como ahora”, precisó.

Recordó que la migración de bartenders a otros estados, luego del huracán María, no ha despuntado esta vez, ya que ahora las mismas limitaciones que hay en la Isla se ven reflejadas también en Estados Unidos. “Conozco bartenders en otros estados como en Miami y están pasando por las mismas necesidades”, añadió.

Apuesta a la reinvención

Aponte explicó que el cierre o la operación limitada de hoteles y barras hizo que algunos bartenders buscaran crear cócteles en sus hogares y hacer envíos a domicilio. Agregó que estos profesionales de la coctelería han tenido que movilizarse a trabajar con aplicaciones digitales como Uber para hacer envíos de comida, entre otros.

“El consumo de alcohol en los Estados Unidos se frecuenta en los hogares, contrario a lo que pasaba en Puerto Rico antes de la pandemia donde el consumo se daba en las salidas nocturnas en barras. Eso va a ir cambiando ahora, donde va a haber una tendencia a consumir alcohol en los hogares y hacer reuniones en las casas”, indicó.

Aponte añadió que prueba de esto ha sido la reducción en ventas en las barras donde antes de la pandemia las ganancias ya rondaban en un 65% a un 70%. En cambio los supermercados, donde antes de la pandemia las ganancias eran de un 9%, ahora han aumentado a un 25%, mencionó.

Entre las recomendaciones que hizo Aponte están el que los dueños de negocios puedan habilitar espacios abiertos durante la pandemia y hacer barras móviles.

“Hay gente que tiene miedo de concentrarse en las barras con esto de la pandemia. Hasta que no se consiga una vacuna hay que ir adaptándose a estos cambios. Pero tengo fe que vamos a volver a congregarnos a compartir en las barras, al puertorriqueño le gusta compartir”, concluyó.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario