Puerto Rico 20 diciembre 2018

Acusado en caso Spagnoletti pide abogado experto en pena de muerte

Yadiel Serrano Condes es uno de los tres acusados que son elegibles a la pena capital

La defensa de Yadiel “Motombo” Serrano Condes, uno de los acusados de narcotráfico y del asesinato del ejecutivo de Doral Bank, Maurice Spagnoletti, solicitó a la jueza federal Carmen Consuelo Cerezo que le asigne a su cliente un abogado experto en casos de pena de muerte.

El abogado Peter Díaz radicó una moción en la que indica que el pasado 19 de diciembre la fiscalía federal presentó una moción en la que indica que no ha tomado la determinación de si buscará o no la pena capital para los acusados en este caso.

Expone que según la regla de Procedimiento Criminal Federal 144, un acusado que su situación económica no le permita obtener la adecuada representación, tiene derecho a que la corte le asigne dos abogados que lo representen en este tipo de casos. Uno de ellos experto en pena de muerte.

Díaz, quien fue asignado por la corte para la representación de Serrano Condes en 2016, notificó a Cerezo que está dispuesto a seguir representando al acusado en este caso.

Por este caso, también pudieran ser elegibles a la pena capital Luis “Canito Cumbre” Carmona Bernacet, Alex “Yogui” Burgos Amaro y Rolando Rivera Solís.

Estos enfrentan cargos por conspiración para poseer con la intención de distribuir sustancias controladas, posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito de narcotráfico y uso de un arma de fuego en relación a un delito de trasiego de drogas que resultó en un asesinato.

La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez recordó a la prensa que a Spagnoletti se le había encomendado hacer una auditoría del banco, y que como parte de esta, había decidido prescindir del contrato de la empresa de mantenimiento Rivera Solís, por el elevado costo y por el mal servicio que se recibía.

La compañía de mantenimiento era usada por Rivera Solís para lavar dinero de la organización dedicada al narcotráfico.

“Ellos planificaron liquidar a Spagnoletti porque que se había convertido en un problema para todos”, expuso la funcionaria federal.

Como parte de la conspiración de narcotráfico, en la acusación se alega que los coconspiradores establecieron puntos de distribución de drogas entre varios residenciales públicos y otras áreas. Los acusados actuaron en diferentes roles para promover los objetivos de su organización y habitualmente poseían, portaban, blandeaban y usaban armas de fuego para protegerse a sí mismos y a la organización de narcotráfico.

Además, la acusación alega que los coconspiradores empleaban legalmente a otros miembros de la conspiración en negocios relacionados a mantenimiento y servicios de limpieza para ocultar sus actividades ilegales.

Los líderes de la organización practicaban la santería para proteger las actividades de narcotráfico. Usualmente se identificaban vistiendo atuendos y amuletos usados regularmente en la religión de santería. Realizaban ceremonias y cultos religiosos antes de participar en actividades ilegales y otros incidentes violentos para proteger a los líderes, la organización y sus actividades de narcotráfico.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario