AEE07 febrero 2019

Cortes de la AEE contra morosos

En unas semanas la corporación iniciará el corte de luz a sus clientes deudores, lo que no hacía desde el paso del huracán María

Ante una elevada deuda por cobrar que alcanza los $542.3 millones, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) advirtió que en las próximas semanas retomará los cortes de luz a los clientes morosos de cuentas comerciales, industriales, residenciales, municipales y de agencias del gobierno.

Noriette Figueroa, directora de servicio al cliente en la AEE, advirtió que la corporación comenzó a comunicarse con los clientes con atrasos para que se pongan al día. Aunque no precisó cuándo comenzarán los cortes de luz, están listos para iniciar el proceso “en las próximas semanas”.

Afirmó que desde el huracán María —evento que desde el 20 de septiembre de 2017 dejó la Isla a oscuras por meses— no han cortado la luz a los clientes deudores.

“Es importante que el cliente sea quien pueda acercarse para hacer un plan de pago o el pago total de la deuda para no arriesgarse a una suspensión del servicio”, dijo. “Estamos poniendo muchos asuntos en orden. Hicimos muchos cambios en el sistema de facturación para poder cumplir con la política pública durante el huracán, por lo tanto, todavía nos queda una serie de cambios en la configuración del sistema. Estamos pronosticando comenzar (los cortes) en unas semanas más… tarde o temprano teníamos que retomar el tema. Queremos que sea estructurado y en orden”.

Marcado el atraso

En entrevista con EL VOCERO, Figueroa afirmó que el 63% del total de las cuentas presenta atrasos de 180 días o más. Este porcentaje contrasta con el que se reportaba antes del paso del huracán María que fluctuaba entre 42% y 45%. En total, los clientes residenciales, industriales y comerciales adeudan $236 millones, mientras que en el gobierno —incluyendo agencias, corporaciones y entidades federales— es de $266.4 millones por consumo de energía eléctrica. Al cierre de diciembre de 2018 los municipios presentaban una deuda de $39.9 millones.

Figueroa agregó que los responsables de cuentas comerciales e industriales han recibido cartas de cobro, al igual que algunos municipios que van por la segunda misiva de advertencia.

Precisó que han hecho otros esfuerzos de cobro a las agencias del gobierno y advirtió que la corporación tiene el poder en ley para cortar la luz en estas oficinas. “Hemos tenido una serie de reuniones con Aafaf (Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal) y el Departamento de Hacienda y nos reunimos con todas las agencias. Muchos lograron planes de pago e incluso hicieron pagos sustanciales. Nosotros no queremos poner en riesgo el servicio a los ciudadanos”, sostuvo al indicar que sí podrían cortar el servicio a las agencia de gobierno. “Tenemos un proceso corporativo que nos faculta para hacerlo y los pasos a seguir para que una dependencia gubernamental sea desconectada. Queremos tener una conversación para saber si es falta de liquidez y poder hacer un plan de pago flexible”.

Clave pedir desconexión

Luego del huracán —gran parte por la falta de energía eléctrica — muchas personas se fueron de la Isla dejando atrás sus viviendas. La funcionaria reconoció que algunas de estas cuentas corresponden a casas deshabitadas o destrozadas por el huracán, pero advirtió que es responsabilidad de los clientes informar que no habitan en esas residencias.

“Aun cuando no vivían en la casa, si no pidieron desconexión, siguen siendo clientes activos. Esa deuda sigue incrementando, aunque más lentamente”, explicó. “Algunos clientes se están acercando porque recibieron el dinero de FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) y están construyendo nuevamente o sustituyendo las casas por cemento. Esos son clientes para los que estamos reinstalando los medidores y los estamos visitando”.

Figueroa reconoció que algunas de las deudas corresponden al tiempo que la Isla estuvo sin luz luego de María. Según dijo, están atendiendo primero estas reclamaciones industriales y comerciales porque los cargos fijos son mayores a la tarifa fija de $3 que se cobró a muchos clientes residenciales, aun cuando no tenían luz.

“Hay balances que tenemos que evaluar porque debe haber cargos que tenemos que eliminar”, reconoció. “Nos ha tomado tiempo. Comenzamos con industriales y comerciales, que tienen mucho más impacto económico, para luego aplicarlo a los clientes residenciales”.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario