AEE24 octubre 2019

La montaña tendrá su propia luz

La AEE cede una hidroeléctrica que será utilizada por un consorcio que brindará el servicio a cinco municipios

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) firmó el acuerdo con el Consorcio Energético de la Montaña para ceder la Central Hidroeléctrica Toro Negro con el fin de garantizar el servicio de energía eléctrica en cinco pueblos de la Cordillera Central.

El alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández, y el de Orocovis, Jesús Colón Berlingeri, anunciaron ayer la firma del acuerdo junto al director ejecutivo de la AEE, José Ortiz.

Este acuerdo es uno de los pasos necesarios para que se concrete el proyecto que incluye varias fincas destinadas para placas solares y baterías de almacenaje de energía solar.

“Este proyecto se realiza bajo la experiencia de María, donde residentes de la montaña fuimos los últimos en ser atendidos. Orocovis y Barranquitas tuvieron que esperar ocho meses”, dijo Hernández, en referencia al huracán que impactó a la Isla en septiembre de 2017.

Ortiz, por su parte, expresó que —una vez se concrete este proyecto— cada uno de estos municipios contará con el servicio de energía sin depender de la AEE.

“En cada municipio habrá centros de servicio y eso es un beneficio enorme. La montaña se quejaba de ser el último lugar atendido. Esto los pone primero para recibir la energía de generación propia”, dijo. Las hidroeléctricas fueron abandonadas y ahora son prioridad con este sistema”.

Los alcaldes y Ortiz se reunieron ayer con la gobernadora Wanda Vázquez para la firma del acuerdo.

Un sistema más económico

Ortiz explicó que estas hidroeléctricas dejaron de usarse porque no producían suficiente energía para todo el País. La expectativa ahora es que —con la ayuda de placas solares y baterías— esta hidroeléctrica pueda servir a 150,000 clientes.

“Es el sistema más barato para generar energía. Son dos centavos por kilovatio hora para la producción”, expresó Ortiz.

Este cosorcio incluye los municipios de Villalba, Morovis, Ciales, Orocovis y Barranquitas.

El alcalde de Villalba afirmó que el acuerdo firmado ayer les da la “certeza” en el proceso de conseguir los fondos para el proyecto.

“Antes había acuerdos verbales, pero no había nada por escrito y para comenzar este proceso de planificación, lo necesitamos. Ahora comienza el acceso a fondos de planificación y nosotros —como consorcio— vamos a comenzar la planificación para el acceso a esos fondos”, precisó Hernández.

El proyecto tiene un costo estimado de $200 millones. La expectativa de los alcaldes es que pueda estar funcionando para 2020.

“Queremos comenzar a construir las fincas de placas solares. Los terrenos están separados. En Villalba —donde comienza el proyecto— hay 200 cuerdas separadas para placas solares y esperamos hacerlo lo más pronto posible”, auguró.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario