AEE 20 diciembre 2017

Nueve meses de sobrefacturación por la AEE

Desde marzo pasado, la corporación pública ha postergado el ajuste de la tarifa de luz con los importes más bajos aprobados por la Comisión de Energía de Puerto Rico

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) lleva nueve meses sobrefacturándoles a sus abonados –residenciales, comerciales e industriales– porque no ha ajustado su tarifa con los importes más bajos aprobados por la Comisión de Energía de Puerto Rico.

En agosto de 2016, la Comisión de Energía aprobó una tarifa provisional, que encareció el costo del kilovatio-hora (kWh) en 1.299 centavos. Ese aumento entró en vigor de inmediato para subsanar la falta de liquidez en la AEE.

En enero pasado, la Comisión de Energía sustituyó esa tarifa provisional por una permanente, de 1.025 centavos por kWh o 21% más baja. El ente regulador independiente estableció que las primeras facturas con la tarifa permanente debían emitirse en marzo.

Tras evaluar una solicitud de reconsideración presentada por la AEE y otras partes, la Comisión de Energía enmendó la tarifa permanente y la fijó en .99 centavos por kWh, 23.7% más baja que la provisional.

La instrucción que impartió a la AEE fue que, en virtud de la Ley de Reforma Energética, acreditara a sus abonados la diferencia de .309 centavos por kWh entre las tarifas provisional y permanente. El crédito se aplicaría a la factura de luz por un período equivalente a siete meses, la vigencia de la tarifa provisional.

Pero la AEE no ha acatado la orden. A lo largo del año, ha solicitado –y obtenido– varias prórrogas para posponer la implantación de la tarifa permanente. La última de esas prórrogas es del 2 de octubre, y la AEE requirió aplazar la aplicación de la tarifa permanente hasta 1 de julio de 2018.

El precio de la sobrefacturación

A un hogar con un consumo promedio de 800 kWh, la AEE está cobrándole $10.39 adicionales al mes, desde agosto de 2016, por concepto del aumento provisional. Se supone que ese cobro bajara a $7.92 extra a partir de marzo, cuando debió implantarse el aumento permanente, pero no ha sido así.

Como resultado, a ese hogar, la AEE le ha cobrado mensualmente $2.47 de más, para un total de $22.23 al sumar los nueve meses de sobrefacturación.

Tomando como ejemplo 1,000 hogares con un consumo promedio de 800 kWh, la sobrefacturación de la AEE por los pasados nueve meses suma $22,230.

Estas cifras pueden subir o bajar, según el consumo de los abonados. También entra en juego el apagón y la falta de restablecimiento de todo el servicio eléctrico tras el paso del huracán María el 20 de septiembre. De hecho, la AEE aún no ha precisado cuántos hogares tienen luz.

El representante Jesús Manuel Ortiz, quien alertó ayer sobre esta situación, estima que la AEE les ha cobrado a sus clientes entre $50 millones y $80 millones de más.

El legislador del Partido Popular Democrático (PPD) opinó que la “actitud” de la AEE responde a su negativa de reconocer a la Comisión de Energía como ente regulador independiente, que es resultado, a su vez, de una cultura de autofiscalización de más de 70 años.

“Bastantes prórrogas”

En tanto, el presidente interino de la Comisión de Energía, José H. Román, reconoció que la tarifa permanente aún no ha sido implantada porque la AEE ha solicitado “bastantes prórrogas”.

Sobre el último pedido del 2 de octubre, Román explicó que la Comisión de Energía “lo aprobó y denegó en parte”.

Se refirió, por un lado, a que, como el servicio eléctrico aún no se ha normalizado tras el paso del huracán María, se autorizó a la AEE a aplazar la implantación de la tarifa permanente. Se denegó, sin embargo, la solicitud de la corporación pública de que fuera hasta el 1 de julio de 2018.

¿Cuál será la nueva fecha de implantación?, preguntó El Nuevo Día, a lo que Román respondió que “eso es parte de la deliberación que estamos teniendo ahora mismo. Es una deliberación interna, pero la intención de la Comisión de Energía es que sea antes del 1 de julio de 2018”.

“La Comisión de Energía está trabajando para defender el interés del público”, agregó.

Al cierre de esta edición, fue imposible entrevistar a algún directivo de la AEE. La Oficina de Prensa envió una escueta declaración escrita haciendo referencia a la resolución de la Comisión de Energía, que dispone que, a medida que avance la restauración del sistema eléctrico, se emitirá un nuevo calendario de implantación.

Diversas razones

En sus solicitudes de prórroga, la AEE ha invocado diversas razones para conseguir el aval de la Comisión de Energía, entre las que destacan escasez de recursos –humanos y económicos– y que la implantación de la tarifa permanente conlleva actualizar el sistema de facturación.

Román añadió que la AEE también ha aludido a que los pedidos que le han hecho la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal, entre otras entidades, le han imposibilitado acatar a tiempo las órdenes del ente regulador independiente.

“La AEE ha seguido cobrando la tarifa provisional, pero habrá una conciliación (otorgación de crédito)”, aseguró.

Sobre este asunto, la AEE le había solicitado en junio a la Comisión de Energía discreción de términos para computar y otorgar el crédito, pero el pedido fue denegado.

Román indicó que la AEE deberá someter información sobre sus gastos y recaudos para calcular a cuánto finalmente ascenderá el crédito para los abonados.

“Para saber de cuánto sería el crédito y por cuánto tiempo se otorgaría, hay que tener los gastos totales de la AEE del año fiscal previo y compararlo con los recaudos”, recalcó.

Reclamo a la JSF

Por requerimiento de la JSF, la AEE deberá presentar pasado mañana un plan fiscal enmendado que considere, entre otras cosas, la nueva realidad en la corporación pública tras el paso del huracán María.

El representante Ortiz dijo que aprovechará esa coyuntura para enviarle una carta al presidente del organismo, Jose Carrión, pidiéndole que se le ordene a la AEE devolverles a sus clientes el dinero sobrefacturado.

“La AEE lleva meses cobrando una tarifa en exceso, y vemos cómo la corporación pública está evitando implantar una medida que le devolvería al consumidor entre $50 millones y $80 millones. Eso es dinero que se ha cobrado de más”, sostuvo.

Ortiz señaló que también llevará su reclamo al gobernador Ricardo Rosselló para que le imparta instrucciones al director ejecutivo interino de la AEE, Justo González, de implantar cuanto antes la tarifa permanente y encaminar el crédito a los abonados.

A nivel legislativo, dijo que es poco lo que se puede hacer, ya que el Senado y la Cámara de Representantes están en receso. Pudiera someterse una resolución para “exigirle acción” a la AEE, pero sería considerada en enero cuando se reanuden los trabajos.

“Todo este proceso demuestra la importancia de que haya un regulador externo. Si la Comisión de Energía no estuviera, jamás sabríamos que la AEE nos está sobrefacturando. Hay que mantener a este regulador, y sabemos que la Junta de Supervisión Fiscal se ha expresado a favor en cuanto a eso”, puntualizó.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario