AEE 02 marzo 2018

Prepárense para más apagones

Expertos cuestionan la labor de WhiteFish y la fragilidad del sistema.

Embed

Prepárense para esto, que va a seguir sucediendo por lo menos por un año”.

Esas fueron las palabras del exrepresentante del consumidor residencial Juan Rosario, alguien que conoce muy bien el sistema de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Y las dijo refiriéndose al apagón de ayer, que nuevamente dejó media isla sin luz.

Ocurrió poco antes del mediodía, y volvió a revivir la pesadilla de la oscuridad vivida luego del azote de los huracanes Irma y María en septiembre pasado. De golpe, unas 800,000 personas se sumaron a las alrededor de 200,000 que todavía, a casi seis meses de la tragedia, siguen viviendo sin energía eléctrica.

De acuerdo con la explicación oficial de la AEE, ofrecida a través de las redes sociales por el director ejecutivo interino, el ingeniero Justo González, una falla en la línea 50900, que transcurre de la Central Aguirre hacia Aguas Buenas, provocó que salieran de servicio la unidad número dos de Aguirre, así como las de San Juan y Palo Seco. Esa situación dejó sin servicio las zonas norte, metropolitana y este.

González detalló que se habían mantenido operando las centrales eléctricas de Costa Sur, Ecoeléctrica y AES, y que las zonas sur y oeste no habían perdido el servicio eléctrico.

Rosario adelantó que “te van a decir que pasó esto en una línea, que pasó esto en una planta, que se disparó esto otro. Y todo eso pudo pasar. Pero esa no es la verdadera causa del apagón”.

“La verdadera causa es otra. Primero, que tenemos un sistema bien blandito, que todavía no se ha levantado del todo. Y lo otro es la falta de redundancia, que no permite que se alimente el sistema luego de una falla”, detalló Rosario.

Rosario agregó que esto es algo que viene advirtiendo desde hace años, y agregó que el mensaje que tiene para la gente es “que se preparen para este tipo de cosas. Vamos a estar por lo menos un año en esto. Esperen apagones, más grandes o más pequeños, pero van a seguir”.

“Te van a decir que falló la línea, que falló esto otro, que los marcianos chocaron con un cable. Pero la verdad es que nada de eso tendría este efecto si el sistema estuviera fuerte, si tuviera una buena redundancia”, insistió Rosario.

Carlos Gallisá, quien también representó a los consumidores en la AEE, lamentó la situación y condenó en particular al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (Usace), llamado a trabajar en las labores de reconstrucción del sistema eléctrico en la Isla, y que también ha sido blanco de críticas recientemente por parte del gobernador Ricardo Rosselló y decenas de alcaldes.

“Esto es reflejo de la incompetencia de Cuerpo de Ingenieros. Es el Cuerpo de Ingenieros el que se ha hecho cargo de toda la recuperación del sistema. Ha sido un pésimo trabajo”, dijo Gallisá. “Y lo peor es que hay 300,000 personas en el país que no tiene luz y el Cuerpo de Ingenieros y FEMA están recogiendo los bártulos y dejando a esas personas que no tengan luz por otros cinco o seis meses. Es una insensibilidad increíble, un trato humillante, y el gobierno es un mero espectador”.

“Esas líneas, acaban de decir que están restauradas, y ya están fallando. ¿Entonces qué trabajo hicieron?”, cuestionó Gallisá. “Esto lo que refleja son deficiencias en el trabajo realizado. Eso fue una chapucería. Una línea que se acaba de instalar, no puede fallar en cuatro o cinco semanas”.

Rosario también cuestionó la labor del Cuerpo de Ingenieros. “Me gustaría saber cuánto ha metido el Cuerpo de Ingenieros en contratos con esas compañías, y cuánto han reparado. Me parece que hay razón en saber eso porque se trata de dinero público. La verdad es que han gastado miles de millones, pero, ¿se usó realmente para todas las reparaciones, o también para enriquecer a una gente y unas compañías?”.

Ante el anuncio de que los componentes federales comenzaban a retirarse, Rosario opinó que “esto va a ser Katrina parte II. Allí (en Luisiana) hay gente que todavía no tienen su casa, que andan deambulando, porque agencias federales no terminaron su trabajo”.

Mientras tanto, avanzada la tarde ayer, el ingeniero González informó que poco a poco habían comenzado a energizar nuevamente el sistema, luego de detectar el punto exacto de la avería en la línea 50900.

La línea 50900, de hecho, fue una de las que se reparó bajo el polémico contrato con la compañía Whitefish, que eventualmente tuvo que ser cancelado.

La fragilidad del sistema, opinó Rosario, se pone todavía peor con el excesivo consumo al que está acostumbrado el cliente promedio, que hacen que el sistema sufra demasiado estrés.

Rosario comentó que la AEE debía hacer que la gente reduzca su consumo para reducir el estrés a todo el sistema. Para eso tendrían que hacer una campaña educativa y además buscar la manera de financiar la cantidad de dinero que perdería por esa reducción de consumo. La pérdida, por otro lado, -acotó- no sería tan grande, toda vez que si hay menos consumo y menos generación tendrían menos gasto en compra de combustible.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario