AEE 24 mayo 2018

Residentes en Caguas sin luz desde Irma

Además, los vecinos de la urbanización La Esmeralda tienen que transitar por una carretera que se está hundiendo

Aunque faltan apenas siete días para que inicie la temporada de huracanes, todavía en Puerto Rico hay familias que tienen que dormir a oscuras o gastar exorbitantes sumas de dinero semanalmente para echarle gasolina a su generador eléctrico y poder sobrevivir.

Así transcurren los días en la urbanización La Esmeralda, ubicada en el barrio Cañaboncito, sector Bucaná, en Caguas, donde la desesperación y la ansiedad ha llegado a tal punto que los vecinos colocaron en la entrada del lugar un letrero que lee: “Sin luz desde Irma. Si el portón está cerrado, favor de llamar para proveer acceso”. Y justo al lado de este mensaje, fueron colocados cuatro números telefónicos de residentes.

“Estamos sin luz desde Irma. Aparentemente vinieron unas brigadas la semana pasada y conectaron la mitad de la urbanización y se fueron y dejaron la otra mitad sin conectar”, explicó Francisco Fernández, residente de la urbanización, en entrevista con EL VOCERO.

Precisó que alrededor de 100 personas están afectadas con esta situación, entre ellas envejecientes y hasta trabajadores retirados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), que viven en el lugar. “Las gestiones se han hecho”, sostuvo.

Recientemente, brigadas de la compañía Bird Electrical Company acudieron a la urbanización para reparar los daños y levantar el sistema eléctrico. Sin embargo, abandonaron el área con solo una semana de trabajo porque supuestamente se les había vencido el contrato.

Actualmente, permanecen en el suelo de la urbanización: postes, transformadores y cables del tendido eléctrico. Mientras los residentes alegan que no han visto ni una sola brigada de la AEE en la zona.

Comienza a ceder carretera

Los vecinos de La Esmeralda también han tenido que lidiar con un derrumbe que está ocurriendo en la carretera PR-172, lo que ha provocado que el municipio tuviese que poner un “remedio temporero”, comentó Fernández.

“La Esmeralda es una urbanización que tiene una sola calle que da la vuelta completa y a mitad de camino se cayó la carretera. El municipio puso un remedio temporero, pero se está empezando a caer también. Sigue cediendo el terreno”, sostuvo.

Explicó que, para poder salir de la urbanización, los residentes tienen que recurrir a “un pedazo estrecho” de la carretera, pero “mientras más pasan los carros, pues más se sigue forzando el terreno y ya empezó a ceder un poco”.

Mientras todo esto ocurre y se repite en varios pueblos de la Isla, la AEE informó que ha alcanzado el 99.04% de energización a ocho meses del paso del huracán María. “Todavía hay muchos clientes que no hemos energizado. Sabíamos esto y estamos comprometidos a continuar trabajando intensamente hasta restablecerles el servicio eléctrico a todos los clientes. Estamos cada vez más cerca de encender las luces para los clientes que se encuentran en las áreas más afectadas y de difícil acceso como Yabucoa, San Lorenzo, Humacao, Las Piedras, Adjuntas, Utuado, Jayuya, Orocovis y Morovis. Los sectores que aún quedan por energizar son un desafío y requieren mucho tiempo “, expresó el principal oficial ejecutivo de la AEE, Walter Higgins.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario