AEE 13 febrero 2018

Tomará 14 días arreglar a Monacillos

De acuerdo con Justo González, jefe de la AEE, el costo de la reparación oscila entre los $100,000 y $150,000

El director ejecutivo interino de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Justo González, indicó ayer que le tomará semana y media reponer el interruptor automático que estalló en la noche del domingo, lo que se presume causó el apagón en la zona metropolitana y la región norte.

Estimó que para esa fecha la corporación pública habrá también investigado qué provocó la falla mecánica del interruptor incendiado, lo que presumiblemente dejó a más de 175 mil clientes sin energía eléctrica al menos durante unas horas.

“Tenemos que hacer una evaluación de lo que falló. No creo haya sido sobrecarga, más bien pudo haber sido algo mecánico. Esos son sistemas electromecánicos. Tenemos que cotejar las líneas que llegan al centro de transmisión de Monacillos. Vamos a cotejar las subestaciones, (y) el mismo breaker (interruptor) hay que inspeccionarlo”, dijo González a EL VOCERO.

El interruptor, de una medición de diez pies de alto y tres de ancho, se mantendrá fuera de servicio para evitar que ocurra un cortocircuito, indicó. Se estará limpiando el área de la subestación de Monacillos para remover los residuos de carbón que se impregnaron a la infraestructura. “Toma semana y media o dos semanas volver a reponer todo porque hay que desconectarlo, reemplazarlo, verificar toda la cablería de protección y las barras que tiene”, dijo sobre un trabajo cuyo costo estima entre $100,000 a $150,000.

Las brigadas de la autoridad pudieron reconectar las áreas de Carolina, Canóvanas, San Juan, Guaynabo, Caguas y Gurabo mediante líneas alternas, ya que el sistema eléctrico de Puerto Rico está diseñado para tener esas redundancias, explicó González.

La AEE tenía ayer 75% de clientes con servicio de energía eléctrica, lo que esperaba aumentar al conectar la subestación de Villa Betina, Quebrada Negrito y las áreas rurales de Trujillo Alto y Río Piedras, que quedaron a oscuras tras el incendio en Monacillos.

Descartan sabotaje

González descartó “al momento” que se haya tratado de un acto de sabotaje. Dijo que los interruptores están llenos de un aceite que actúa como un aislante eléctrico. Cuando se rompió la tapa de uno de los cilindros, ese aceite salió liberado con presión lo que provocó el incendio, contó. Con el evento se perdieron 400 megavatios de generación, al dejar de operar la Central San Juan y la Central Palo Seco, según la AEE.

González aceptó que en el fin de semana hubo apagones programados para continuar con los trabajos de reparación de línea.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario