De acuerdo con la investigación de la agente Katiria Rossini, adscrita a la División de Investigaciones de Robo y Fraude a Instituciones Bancarias, el 13 de julio, Giselle M. Santiago Torres, quien laboraba como cajera de la gasolinera Total del sector La Muda en Guaynabo presuntamente se apropió de la tarjera de ATH de una clienta y de paso logró ver su contraseña.

Cuando salió del turno de trabajo, Santiago Torres, fue hasta el cajero automático que ubica en la alcaldía de Bayamón donde hizo un retiro de $500.

Luego, con su amiga Keishla M. Negrón Rosado, de 25 años, apodada Tute, se fueron de compras al centro comercial San Patricio Plaza en Guaynabo donde realizaron transacciones en dos establecimientos.

Más tarde, se trasladaron a Plaza del Sol en Bayamón donde también compraron con la tarjeta de débito sin la autorización de su propietaria.

Las mujeres, vecinas de Guaynabo, adquirieron ropa, tenis de marca y cremas, entre otros artículos.

A las dos se le radicaron cargos criminales por los delitos por apropiación ilegal agravada, uso, posesión o traspaso fraudulento de tarjetas con bandas electrónicas, apropiación ilegal de identidad y fraude.

El juez Elmer Rodríguez Díaz, del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, determinó causa para arresto contra ambas señalándoles una fianza de $30,000 la cual fue diferida a través de la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio.

El caso fue consultado con el fiscal Héctor Rodríguez.

La vista preliminar fue señalada para el 6 de diciembre.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario