Puerto Rico03 junio 2019

Anuncian plan que reduce la burocracia

Rosselló explica que con el avance del "empleador único" se recortan drásticamente las clasificaciones de empleos en el gobierno

A partir del próximo año fiscal 2019-2020, que comienza el 1ro de julio, entrarán en vigor cambios en la administración de recursos humanos del gobierno, luego de que se redujeran de 24,000 a 1,575 las clasificaciones para el reclutamiento de los empleados públicos. Estas clasificaciones estarán ahora divididas en 1,391 de carrera y 184 de confianza.

Además, se unificarán los 176 planes existentes de clasificación para la administración de recursos humanos del Estado en solo dos: uno para los empleados de carrera y otro para los de confianza, anunciaron ayer el gobernador Ricardo Rosselló y la directora de la Oficina para la Administración y Transformación de los Recursos Humanos del Gobierno (Oatrh), Sandra Torres López.

De esta forma, se dio por culminado el proceso de unificación de los planes de clasificación para el servicio de carrera y confianza del gobierno por medio del Programa de Empleador Único, según lo establecido en la Ley 8-2017 para la transformación gubernamental.

“Esto es ejemplo de política pública de la cual la Junta de Supervisión Fiscal no tiene injerencia. Nosotros pasamos una Ley de Empleador Único y ahora nosotros la estamos procesando administrativamente. Por supuesto, se les avisa y se les informa del proceso, pero es algo que va adelante porque es la voluntad del gobierno electo”, expresó Rosselló, a preguntas de EL VOCERO.

En mesa redonda con periodistas de medios impresos, el primer ejecutivo precisó que la uniformidad en los nuevos planes de clasificación para el servicio de carrera y confianza garantiza los derechos de los trabajadores, ya que establece una terminología ocupacional uniforme.

Funciones claras

La Ley 8-2017 establece que se hará una descripción por escrito de cada puesto con funciones iguales o similares, que contendrá las funciones básicas, esenciales, generales y marginales. Debe contener además el propósito de la función inherente al puesto, de forma tal que permita al gobierno cumplir con sus funciones esenciales a través de cada agencia.

“Estos cambios, que yo sé que a veces no aparentan ser tan sexys como otros anuncios, son el motor y es lo que yo llamo las palancas (del gobierno). Hay unas cosas que son prioridades: educación, salud, economía, seguridad, carreteras, entre otros, pero para lograr esas prioridades hay que mover unas palancas y una de ellas es la de recursos humanos”, abundó Rosselló.

El gobernador dijo que estos cambios redundarán en ahorros de $5 millones. Sin embargo, no pudo precisar cuánto había ahorrado el gobierno al implementar la transición voluntaria, la congelación de plazas y la movilidad de empleados públicos a otras agencias.

Reducción de burocracia

No obstante, afirmó que esta transformación permitirá reducir la burocracia, uniformar los procesos de recursos humanos, agilizar el proceso de contratación, habilitar y maximizar el principio de mérito, cumplir con la filosofía de igual paga por igual empleo y reducir las agencias del gobierno, ya que podrán movilizar a los empleados donde haya la necesidad.

Hasta el momento, cerca de 1,200 personas se han relocalizado a través de procesos de destaque, que es cuando se autoriza la asignación temporal de un funcionario gubernamental para realizar labores administrativas en otra agencia o entidad gubernamental. Unos 260 empleados del gobierno están solicitando actualmente ser reubicados en otras agencias.

Rosselló indicó que continúan trabajando para reducir las 135 agencias a 40. También para bajar el gasto de nómina sin despedir empleados públicos. Agregó que la reducción a 40 agencias es la aspiración de su administración, pero reconoció que es un proceso arduo y que toma mucho tiempo implementarlo.

“Todo esto tiene que ser en fases y hasta el momento hemos podido tener una reducción de 21% de organismos, pero la expectativa es mucho mayor. Ciertamente, al tener este instrumento cambia el juego dramáticamente para nosotros porque ahora tenemos mayor latitud en esa movilidad”, subrayó.

Derechos inalterados

Por su parte, Torres afirmó que los derechos de los empleados no se ven afectados con estos cambios, pero reconoció que estas transformaciones no se negociaron con los sindicatos que representan a los trabajadores en el gobierno.

Dijo además, que tienen un plan a diciembre próximo para impactar 55 agencias con 44 mil empleados “que estaremos moviendo dentro de ese aparato para lograr las eficiencias que quiere el primer ejecutivo y así cumplir con los requerimientos de la Junta de Supervisión Fiscal”.

La funcionaria explicó que el primer grupo estará compuesto por 14 agencias, entre ellas la Oficina del Principal Oficial Financiero (CFO, por sus siglas en inglés), que a su vez incluye la Oarth, la Oficina de Compras, la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) y una parte del Departamento de Hacienda “bajo una sola estructura”. Antes se había iniciado el proceso de movilidad solo en Hacienda y el Negociado de la Policía.

“Estamos acabando con la burocracia, con administradores individuales que permitieron que creciera de manera exagerada y descontrolada lo que son las clases para el reclutamiento de los empleados. Esto nos ayuda muchísimo en el proceso de movilidad de los empleados, a reutilizar esos recursos humanos”, dijo Torres.

Asimismo, anunció la segunda fase denominada Plan de Retribución Uniforme —que debe comenzar antes de que finalice el año—, que respetará las garantías constitucionales de los empleados públicos que ocupan puestos carrera.

Los planes de clasificación estarán disponibles desde el 1ro de julio en formato digital a través del portal www.oatrh.pr.gov.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario