Puerto Rico 09 septiembre 2020

Aprueban incentivo para pescadores

La solicitud de ayuda para los pescadores estará disponible en www. agricultura.pr.gov

Cerca de 300 pescadores se podrían beneficiar del incentivo proveniente de la agencia NOAA Fisheries, que recientemente aprobó $1 millón para los trabajadores del mar que han visto su pesca afectada o limitada como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

“En agosto le solicitamos a NOAA —mediante una propuesta sobre el efecto del Covid 19 en la Isla— fondos para los pescadores y esta fue aceptada hace unos días. El incentivo es para que los pescadores reclamen ayudas por lo que dejaron de vender entre enero y abril del 2020. Es para los pescadores que tienen sus informes y su licencia comercial al día”, resaltó el secretario del Departamento de Agricultura, Carlos Flores Ortega.

La solicitud de ayuda para los pescadores estará disponible en www. agricultura.pr.gov.

Los fondos que otorgará la agencia encargada de los recursos oceánicos de la nación y su hábitat dependerán de la cantidad de viajes realizados por los pescadores que soliciten la ayuda, los que recibirán entre $700 y $1,400.

“En esta ayuda también estamos incluyendo los viajes chárteres de las embarcaciones de pesca recreacional. Entiendo que se van a impactar unos 300 pescadores que están es una lista que nos provee el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), con quien estamos en coordinación para distribuir este dinero. Aunque la actividad de la pesca no ha estado suspendida, entendemos que se ha visto muy afectada por la pandemia de Covid-19”, comentó Flores Ortega.

Durante este mes se recibirán las solicitudes y se espera que los reembolsos estén disponibles en el mes de octubre. Mientras que en noviembre se evaluará si es posible una segunda ronda de ayuda y los casos que por alguna razón no puedan completar su solicitud en septiembre.

Confirman disminución

de ingresos

El sector de la pesca comercial se ha impactado no solo por el Covid-19; también ha visto una merma en la cantidad de peces debido a las inclemencias del tiempo y fenómenos atmosféricos, que incluyen huracanes, tormentas y terremotos.

“Este año ha estado malísimo; no se ha podido pescar por el mal tiempo y las tormentas. No se ha vendido mucho, todo se ha aguantado. Yo diría que si lo comparamos con años anteriores la pesca se ha afectado en un 50% menos de ventas. Nosotros tampoco hemos recibido ningún tipo de ayuda. Ni siquiera luego del huracán María”, reclamó el pescador Ramón Ortiz, líder de la comunidad pesquera de Villa Cristiana, en Loíza, quien hizo las expresiones antes de aprobarse la ayuda de NOAA.

El pescador de la zona de Fajardo, Antonino Silva, también indicó que ha visto una merma sustancial en la cosecha del mar debido a las condiciones meteorológicas y el Covid-19.

“Con el ‘lockdown’ a la gente le da miedo salir de las casas y los domingos nosotros tampoco podemos salir al mar. Nos afectan las condiciones del tiempo, porque a veces no se puede pescar por la alta marea y la temporada de veda de algunos peces. Siempre hay quien nos compra, pero se están vendiendo menos peces. Otro factor es que aunque sabemos que están haciendo su trabajo, los agentes de la División Marítima (FURA) están encima de uno cuando se sale de noche a pescar en Las Croabas, aunque ya conocen a los pescadores”, comentó Silva, refiriéndose a las autoridades que monitorean las embarcaciones para evitar la entrada de drogas en la zona este de la Isla.

Por su parte, Awilda Torres, administradora y presidenta de la Federación de Pescadores Las Cabezas de San Juan, en Fajardo, añadió que muchas pescaderías han cerrado y que el sector de la pesca en el País se ha impactado por diversas razones.

“La naturaleza ha afectado la pesca, como los movimientos de tierra y el calor del agua. Estamos sobreviviendo. Nosotros tratamos siempre de tener pesca fresca, porque en los supermercados lo que se encuentra es el pescado de países como Indonesia. Siempre tenemos en nuestra pescadería, pero es porque unos pescadores me traen unos pocos peces y otros llegan con otros diferentes, ya que no hay mucha pesca”, aseguró Torres.

Aunque las estadísticas no son muy precisas, en la pasada década se estimaba que la Isla contaba con alrededor de 1,200 pescadores comerciales y sobre 100,000 pescadores recreativos. Las ventas en el sector comercial se estimaban entre $7 millones y $8 millones anuales. Hoy día no hay cifras precisas del sector.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario