06 marzo 2020

Apuestan por el voto joven

Analistas reconocen que en las elecciones de noviembre se medirá su verdadera fuerza

El voto joven para los próximos comicios electorales podría ser determinante en cuanto a cuál colectividad política llegue primera en la carrera por la gobernación, y —particularmente— en la fuerza que adquieran los partidos emergentes.

Ese es el sentir de varios analistas políticos, quienes ya advierten que habrá un proceso electoral particular, sobre todo luego de los eventos del verano de 2019. A esa fecha miles de jóvenes —con o sin derecho al sufragio— también se movilizaron a las calles para reclamar la renuncia del entonces gobernador Ricardo Rosselló, quien finalmente dimitió al cargo.

El interés de los nuevos votantes por inscribirse se ha notado en días recientes en la Universidad de Puerto Rico (UPR), donde la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) estuvo hasta ayer en los recintos de Río Piedras, Arecibo y Cayey, con largas filas de estudiantes. Anteriormente, la CEE estuvo en el recinto de Carolina y próximamente visitará Mayagüez.

Este año, sin embargo, la CEE no ha cumplido con la disposición que le permite ir a las escuelas superiores para que los jóvenes que están hábiles para emitir su primer voto puedan obtener su tarjeta electoral. Esto les facilita el proceso sin tener que ir hasta la Junta de Inscripción Permanente (JIP) de sus respectivos pueblos.

El presidente de la CEE, Juan Ernesto Dávila, admitió a EL VOCERO que no han podido cumplir con la disposición de inscribir estudiantes en las escuelas. Atribuyó esto a la falta de fondos para contratar personal y recordó que ha solicitado dinero adicional a la Junta Federal de Control Fiscal.

Dijo que la manera más fácil de inscribir electores sería por vía digital y que esto es parte del proyecto de reforma electoral que está ante la consideración de la Asamblea Legislativa.

“Es innegable que la CEE atraviesa una crisis económica producto del recorte presupuestario que realizó la junta. Ese recorte, en especial a la partida de nómina, ha causado que la CEE no haya podido reclutar los oficiales de inscripción que se necesitan para operar óptimamente durante este año electoral”, declaró el funcionario.

El periodo de inscripción para las primarias vence el 18 de abril y para la elección general es el 14 de septiembre.

Crece la participación electoral

De acuerdo con los datos de la CEE, la participación electoral de los jóvenes aumentó desde 2012. Para esas elecciones, votaron 65,251 electores entre 18 y 19 años; 151,215 entre los 20 a 24 años y 139,852 entre los 25 y 29 años. En las pasadas elecciones, el 9.05% de los electores tenía entre 25 y 29 años (259,381). Otros 75,158 electores tenían entre 18 y 19 años. Aun así, el segmento de los jóvenes está entre los porcentajes más bajos de participación electoral.

Néstor Duprey, candidato a la Cámara por acumulación por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), dijo que el elector joven será determinante en la elección de noviembre, y distinguió la participación de este segmento en las manifestaciones del verano pasado.

“Sí, hemos tenido momentos de un gran activismo político —como fue la época de los 60 y 70 contra la Guerra de Vietnam—, pero esta sería la primera elección desde el ciclo de la alternancia PPD (Partido Popular Democrático) y PNP (Partido Nuevo Progresista) que la juventud va a jugar un papel determinante, si es que las fuerzas políticas —particularmente las emergentes— logran cautivar su imaginación y su confianza”, sentenció Duprey. “Es un reto que hay que vencer”, acotó.

Añadió que ahora el reto para los partidos es lograr que la indignación del verano de 2019 se convierta en “voluntad política para el cambio”.

El analista político estadista Luis Dávila Colón también indicó que el voto joven podría ser determinante. Su análisis es que los jóvenes votarán bajo las mismas dos insignias que han dominado la política local por décadas: la Pava y la Palma.

“Yo creo que esa participación va a tener un efecto en los partidos de minoría, pero la mayoría de los jóvenes va a votar penepé o popular”, sostuvo. “La mayoría de los jóvenes va a votar como mamá y papá”, aseguró.

Su análisis es que muchos de los votos nuevos podrían estar o con Victoria Ciudadana o un voto mixto. “Hay un factor grande y es la sangría del voto joven. Mucha gente se mudó después de 2017 y eso es mayormente voto joven”, precisó Dávila Colón. “Aquí hubo una gran catarsis con la revolución del verano, de manera que ahí se echaron todas las energías”, comentó.

Héctor Luis Acevedo, exalcalde popular de San Juan y ex comisionado electoral, criticó que la CEE no haya cumplido con la disposición de ir a las escuelas a inscribir estudiantes para que pueda haber mayor participación electoral de este segmento. Expuso que el voto de los jóvenes podría, sin duda, cambiar el rumbo de las próximas elecciones.

“Hay que facilitarles ese proceso porque ese voto siempre es decisivo. Hay elecciones a la gobernación que se han decidido por 3,000 votos y elecciones de alcaldes que se han decidido por cinco votos”, declaró Acevedo. “En Estados Unidos esa fue una de las grandes revoluciones de (el expresidente Barack) Obama, que activó el grupo de jóvenes que normalmente son los menos envueltos en las elecciones. Después de lo que pasó aquí en el verano del 19, ese es un grupo que decidió la historia de Puerto Rico y no deben quedarse fuera del registro electoral bajo ninguna circunstancia”, insistió.

Adriana Gutiérrez, de 30 años y candidata al Senado por San Juan por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), reconoció que el voto joven podría ser un factor decisivo. “Yo tengo 30 años y estoy involucrada en el proceso electoral hace tiempo y ahora veo algo que no había visto antes: hay una motivación. Veo que hay una conciencia que se ha creado en la juventud porque nosotros hemos sufrido una crisis, nos hemos tenido que ir del País. Sabemos que tenemos el poder y lo vamos a ejercer”, concluyó.

Fuente: elvocero.com

Deja tu comentario