armas 11 mayo 2021

Más mujeres se arman para sentirse seguras en Puerto Rico

Cada vez son más las mujeres que tramitan la licencia de portación de armas como medida de protección

Los recientes crímenes e incidentes relacionados a múltiples casos de violencia de género han impulsado que más mujeres busquen orientación y consideren adquirir un arma de fuego como medida de protección.

Se perciben más féminas

Desde que se aprobó la nueva Ley de Armas (2020) comenzaron a aumentar las solicitudes de portación para estos equipos. Aunque el Negociado de la Policía no ofreció estadísticas para comparar, aseguró que han percibido que son más las mujeres interesadas en obtener la licencia y cargar un arma.

El teniente Johnny Acevedo, director del Departamento de Registro de Armas de la Policía, informó que el año pasado 3,733 mujeres solicitaron la licencia de portación de armas. Mientras, en los primeros cinco meses de 2021 ya unas 2,672 féminas han hecho el trámite, y 7,751 hombres también han sometido la solicitud. Hay, además, 704 solicitudes de menores para portar armas.

De las solicitudes aprobadas, informó la Policía, 4,402 han sido para hombres y 1,565 corresponden a mujeres.

El oficial Acevedo detalló que desde junio del año pasado al presente han recibido 59 solicitudes de portación de armas por parte de víctimas de violencia de género, quienes por ley pueden recibir la licencia de manera expedita luego de obtener los documentos y el adiestramiento requerido. De estos casos, agregó el teniente, seis son hombres.

“La política pública es que tan pronto estas personas llegan a la comandancia, pasan donde se emiten las licencias y no salen hasta que tengan la licencia en mano”, informó Acevedo en declaraciones a EL VOCERO.

Admitió, empero, que ante el aumento de solicitudes persiste el retraso en la tramitación de estas licencias.

La nueva ley establece que estos permisos deben otorgarse en 120 días, pero las citas con la Policía están —según se ha informado— para octubre de 2021.

Acevedo atribuyó el retraso al cierre del gobierno el año pasado por la pandemia de covid-19 y a las veces que han tenido que cerrar la oficina que dirige debido a casos positivos a coronavirus.

Denotan interés

Como presidenta de Lone Star Armory, en Cataño, Mayra Luna asegura que ha visto un aumento en tiempos recientes de féminas buscando adquirir armas de fuego.

Aunque el número no supera al de los hombres, compartió que la tendencia viene “desde hace un tiempo”, por lo cual no lo adjudica a los recientes casos de Keishla Rodríguez Ortiz y Andrea Ruiz Costas, ambas asesinadas en medio de incidentes calificados como violencia doméstica.

En el caso de Rodríguez Ortiz, quien estaba embarazada, se acusa al boxeador Félix Verdejo, a quien un testigo cooperador lo señala como responsable del crimen. Mientras que el crimen de Ruiz Costas fue confesado por su expareja, Miguel A. Ocasio. La mujer había acudido al tribunal en búsqueda de una orden de protección que no le fue concedida.

“Sí, ha seguido el interés de las mujeres buscando licencias de armas. Ha aumentado, no solo por lo que está pasando ahora, viene desde hace tiempo. Yo te diría que llevamos más de tres años viendo un incremento de mujeres buscando el amparo de la licencia del arma. Nos dicen que trabajan de noche o viven en lugares solitarios. Algunas han tenido situaciones o un familiar que ha pasado alguna situación de peligro”, manifestó Luna.

“Lo que sí es que para solicitar una licencia las citas con la Policía están para junio del año que viene”, explicó la experta en armas. El dato difiere del informado por la Policía, que ubica las citas para octubre de este año.

Obtener la licencia de portación de armas, detalló Luna, podría oscilar entre $185 a $395. El costo del arma puede estar cerca de los $400, dependiendo del tipo y las municiones.

“Las hay de $400… $350… por ahí. Y el precio sigue aumentando dependiendo del arma”, añadió.

Alex Ramos, quien ofrece el entrenamiento requerido para obtener la licencia de armas, también confirmó haber visto un “auge” entre las mujeres interesadas en las clases que ofrece.

“Esto empezó con la firma de la Ley 168, pero últimamente entiendo que responde a lo que está pasando con el abuso a las mujeres. Parece que decidieron tener herramientas con qué defenderse”, indicó.

“Están bien interesadas en ser eficientes en el uso de armas de fuego. Es una herramienta. Si usamos la analogía de un martillo, con un martillo puedes clavar de forma correcta y construir una casa o hacerlo incorrecto. Yo he notado que lo que quieren es tener la herramienta para defenderse de forma eficiente”, reiteró el instructor.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario