Puerto Rico 02 febrero 2022

BA.2: la subvariante de ómicron llegaría a Puerto Rico en cuestión de tiempo

En Estados Unidos, esta nueva versión se ha encontrado en, al menos, 17 estados

La pregunta no es si llegará, sino cuándo, advierten expertos. Se trata de BA.2, una versión de la variante ómicron del coronavirus, de la cual, hasta el viernes, se habían reportado 127 casos en Estados Unidos.

“Es posible que llegue (a Puerto Rico), pero no va a cambiar las medidas de prevención. Posiblemente, sea más transmisible porque está compitiendo con la variante (ómicron) original (BA.1)”, comentó el doctor Marcos López Casillas, gerente de investigación del Fideicomiso de Salud Pública.

Datos preliminares de un reciente estudio en Dinamarca indican que la subvariante BA.2 es 1.5 veces más transmisible que la ómicron original. Desde el año pasado, se encontró que ómicron estaba compuesta por tres ramas diferentes: BA.1, BA.2 y BA.3.

En Puerto Rico, hasta la fecha, solo se han encontrado casos de la variante ómicron original, la BA.1, según la doctora Melissa Marzán, principal oficial de epidemiología del Departamento de Salud. “Eventualmente, pudiéramos tenerla aquí”, dijo, no obstante, la epidemióloga.

En Estados Unidos, esta nueva versión de ómicron se ha encontrado en, al menos, 17 estados: Arizona, Hawái, Nuevo Hampshire, Vermont, Nebraska, Delaware, Nueva Jersey, Massachusetts, Carolina del Norte, Oregón, Ohio, Maryland, California, Utah, Washington, Nueva York y Colorado.

La BA.2, llamada por algunos expertos como “la variante sigilosa”, ya se ha propagado, además, por Dinamarca, Suecia, Gran Bretaña, Canadá, India y Francia, entre otros países.

A mediados de enero, la BA.2 representaba el 45% de todos los casos de COVID-19 en Dinamarca, y actualmente, sobrepasa el 65%.

De acuerdo con Marzán, en la isla, se han secuenciado 1,098 casos de ómicron (BA.1), pero la mayoría (1,088) han sido desde el 14 de diciembre al 22 de enero. Advirtió que, en enero, no se secuenció ningún caso de delta, lo que confirma que la variante ómicron BA.1 es la que predomina en el país.

En Puerto Rico, ya se han secuenciado 5,536 muestras. Además de casos de delta y ómicron, el año pasado también se identificaron casos de alpha, iota, kappa, eta, gamma, epsilon, zeta y mu.

“Tanto en Estados Unidos como en otros países (donde se ha identificado la BA.2) parece que va a competir con la BA.1″, anticipó Marzán.

Resaltó que estudios han encontrado que la protección de las vacunas contra el COVID-19 disminuye un poco con otras variantes distintas a la delta. Por eso, insistió en la importancia de la dosis de refuerzo.

El doctor López Casillas señaló que, aunque la BA.2 comparte características con la BA.1, tiene algunas diferencias. Contrario a la BA.1, la BA.2 no tiene la mutación de la espícula que produce los errores en las pruebas diagnósticas moleculares (PCR) del COVID-19. Como no se pueden usar las pruebas PCR para rastrear la BA.2, algunos científicos la han apodado como la versión “invisible” de ómicron. A través de sistemas de vigilancia genómica es que se ha conocido más de esa subvariante.

“Es como un linaje del ómicron, como un primo”, explicó López Casillas.

El bioquímico y catedrático de la Universidad de Puerto Rico resaltó que, actualmente, se están haciendo estudios sobre el efecto neutralizante de la vacuna en esta nueva versión de ómicron. Por lo pronto, se anticipa que brindan algún tipo de protección, al igual que con otras variantes.

López Casillas comentó que otras subvariantes, como la AY.4.2, han causado preocupación, pero no se desarrollaron con la rapidez y amplitud que se pensaba. Esa variante es un sublinaje de la variante delta y se llegó a identificar en Estados Unidos.

“(La AY.4.2) empezó a desplazar a la delta, pero luego quedó en nada cuando llegó la ómicron (a dominar los casos)”, recordó el científico.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario