Biden 29 julio 2021

Alta funcionaria de la administración Biden se reúne con el profesor Carlos Lazo y desata la polémica en Miami

Políticos y personalidades se manifiestan sorprendidos en Miami tras encuentro de Carlos Lazo con Emily Mendrala, funcionaria del gobierno de Joe Biden

Emily Mendrala, una alta funcionaria del Departamento de Estado encargada de Cuba desató la polémica en Miami tras posar sonriente el miércoles con el activista cercano al régimen castrista Carlos Lazo, quien le entregó más de 27,000 firmas para que Joe Biden elimine las sanciones a la isla.

"El carácter de un gobierno se ve reflejado en los funcionarios que contrata. Es sumamente preocupante ver a miembros del gobierno de Joe Biden reunirse con grupos de extrema izquierda que abogan por mantener el status quo en Cuba", dijo Giancarlo Sopo, estratega de comunicación y escritor político cubanoamericano.

"El pueblo cubano salió a las calles a pedir el fin de la dictadura, no una transición a un modelo chino o concesiones al régimen. Ese deseo de libertad debería ser la política de este gobierno y tendría que ser comunicada de forma clara, firme e inequívoca", agregó.

El influencer de Miami Alex Otaola, quien dirigió una multitudinaria caravana para pedir una intervención humanitaria en Cuba, consideró "una vergüenza" la cita.

Embed

“Es una vergüenza, realmente. Sesenta mil cubanos allá afuera gritándole a Biden y nadie aceptó reunirse con nosotros (...) Estuvimos 15 días pidiendo entrevistas con Biden”, dijo.

Según la prensa oficialista cubana en el encuentro entre Lazo y Mendrala "reflexionaron sobre el costo político que pudiera tener la estrategia de tratar de convencer a quienes votaron contra Biden en las presidenciales para sumarse ahora al bando de los demócratas".

Muchos se han cuestionado por qué una funcionaria se reunió con alguien que recogió 27,000 firmas, pero no atendió a los más de 400,000 que pidieron una intervención humanitaria en la isla.

Mendrala es subsecretaria adjunta de la oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, una figura criticada por el senador cubanoamericano Marco Rubio, quien la acusa de ser la responsable de la lenta respuesta de la administración Biden ante la crisis en Cuba.

“Tomó casi 24 horas para que el presidente Biden se expresara. La persona que está encargada de la política de Biden hacia Cuba tiene una larga trayectoria de apoyar el acercamiento al régimen. Una persona que ha organizado viajes para que congresistas vayan a La Habana para que se reúnan con figuras del régimen”, dijo Rubio recientemente.

En una corta declaración este jueves, Rubio lamentó que la administración Biden no tuviera tiempo para reunirse con los cubanos que fueron a Washington el pasado fin de semana pidiendo libertad, pero sí lo hiciera “con un grupo de fachada pro-régimen”.

Lazo no ha condenado la represión violenta por parte de las fuerzas castristas a los manifestantes en Cuba y es frecuentemente exaltado por los dirigentes comunistas y sus instituciones.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo a América Noticias que el gobierno de Biden continuará reuniéndose "con líderes cubanoamericanos y partes interesadas que representan opiniones diversas, mientras trabajan para elevar las voces de los manifestantes en Cuba y brindar sus recomendaciones sobre cómo puede ayudar el gobierno de los EEUU".

La senadora estatal demócrata Annette Taddeo rechazó la polarización del tema cubano.

"Cuba no debe ser un tema demócrata ni republicano, debe ser de los amantes de la libertad. Si hacemos las cosas bien nos irá bien en la política. No es necesario aprovecharse de esta situación. Los demócratas también hemos hecho muchas cosas por el pueblo de Cuba como los vuelos de la libertad, el recibimiento a los refugiados del Mariel y presión para que se abriera el internet", dijo.

"Para mí el amor por Cuba viene desde mucho antes de ser electa. Uno no tiene que ser cubano para sentir por Cuba y solidarizarse con la lucha del pueblo cubano por la libertad. Todos los latinoamericanos hemos sentido la influencia maligna de ese régimen al que no se le debe dar ninguna ayuda ni oportunidad. Al pueblo cubano, todo nuestro apoyo; al régimen, nuestra condena", agregó.

Mientras tanto una nueva encuesta nacional mostró un apoyo bipartidista a las acciones de Estados Unidos en solidaridad con los manifestantes prodemocráticos en Cuba, según reportó primero el Nuevo Herald.

La mayoría de los votantes encuestados (64%) rechaza la versión del gobierno cubano de que la culpa de la situación en la isla es del embargo estadounidense y dice que el gobierno comunista es el mayor responsable de las condiciones que llevaron a las protestas del 11 de julio.

Sígueme en Twitter y Facebook: @MarioJPenton.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario