Bolivia15 noviembre 2019

Canciller de Bolivia anuncia que rompe relaciones diplomáticas con Venezuela y se retira de UNASUR y ALBA

Desde el ejecutivo interino de Jeanine Áñez anunciaron que un grupo de venezolanos vinculados con la embajada de ese país en La Paz estaba "atentando contra la seguridad interna". La canciller Karen Longaric informó que, además, decidieron abandonar el ALBA y que analizan su salida de la Unasur

“Por supuesto que se va a romper relaciones con el Gobierno de Maduro”, afirmó el viernes Karen Longaric, jefa de la diplomacia boliviana.

El Gobierno interino de Bolivia tomó en los últimos días una serie de decisiones diplomáticas que prometen reconfigurar el equilibrio regional. En efecto, en una conferencia de prensa celebrada el viernes, la canciller Karen Longaric anunció la ruptura de relaciones con el Ejecutivo de Nicolás Maduro, al denunciar que venezolanos vinculados con la embajada de ese país en La Paz estaba “atentando contra la seguridad interna” en Bolivia.

Además, Longaric anunció que todo el personal diplomático venezolano será expulsado, debido a la “violación de normas diplomáticas”, por supuestamente inmiscuirse en asuntos internos.

“Se les dará un plazo para que abandone el país, por haberse involucrado en asuntos internos del Estado, a todo el personal diplomático de la embajada de Venezuela en Bolivia que representa al gobierno del señor (Nicolás) Maduro”, dijo la jefa de la diplomacia boliviana.

Además, Bolivia anunció su decisión de abandonar la Alianza Bolivariana (ALBA) y que analiza su salida de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), dos bloques políticos impulsados con ímpetu por el ex presidente Morales.

El gobierno de Bolivia se ha desvinculado del tratado del Alba, ya no somos parte del tratado del Alba. También estamos analizando la desvinculación de Bolivia de Unasur”, afirmó la jefa de la diplomacia boliviana.

Bolivia tuvo un rol importante para apuntalar la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, que ideó el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez. Al llegar al poder en 2006, Morales se sumó inmediatamente al bloque. Ambos líderes izquierdistas también impulsaron la Unasur, hoy debilitada ante la salida de varios países de la región.

El jueves, el gobierno de Jeanine Áñez reconoció al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela, en un giro opuesto a la política del izquierdista Evo Morales, aliado de Maduro.

Más temprano, Jeanine Áñez había anunciado que reconducirá las relaciones con los regímenes Venezuela y Cuba, después de que el jueves se conociera que 725 ciudadanos cubanos, que se desempeñaban en áreas relacionadas a la salud y la comunicación, tendrían que salir del país andino.

Longaric confirmó este viernes que tuvo una conversación con su homólogo de Cuba, Bruno Rodríguez, quien le señaló que retirarán del país a 725 cubanos, ante las acusaciones de que sus ciudadanos estarían vinculados con las protestas y le pidió pruebas.

“En respuesta a ese reclamo recibí una llamada del canciller cubano, en la que me dijo que para no exasperar más la situación y no dañar la relación” habían decidido “retirar del país a 725 cubanos que trabajan en diferentes áreas de la cooperación”.

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario