calidad de vida05 septiembre 2019

No alcanza el PAN para las familias

Según beneficiarios consultados por Gaither International, el dinero no les permite una dieta balanceada

El dinero que reciben miles de familias en Puerto Rico, como parte del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) para la compra de alimentos, no es suficiente para garantizar los niveles nutricionales que promueve la ayuda, según un estudio de la firma Gaither International.

Esa es la mayor queja de los beneficiarios del PAN encuestados, quienes entienden que la cantidad de asistencia económica recibida no alcanza para proveer una verdadera nutrición a sus familias pues no les permite adquirir todo lo que necesitan en el mes.

Sin embargo, parte de esas quejas se podrían subsanar de manera temporera hasta que se agoten los $600 millones que se añadieron a la asignación para Puerto Rico, lo cual podría provocar un cambio en los hábitos de consumo. Dicha asignación estará vigente hasta septiembre de 2020.

Luis Burset, director comercial de Gaither International, explicó a EL VOCERO que de acuerdo con los resultados del estudio, los encuestados dijeron que para lograr la nutrición que proclama el PAN, deberían comprar más carnes, vegetales y frutas frescas, así como alimentos bajos en sodio, grasas, colesterol o azúcares, que generalmente cuestan más dinero.

“Acorde con la posición de los entrevistados en el estudio, los fondos son insuficientes para cubrir el requisito de una alimentación nutritiva”, reiteró Burset. En Puerto Rico se estima que unas 700 mil familias reciben el PAN y se benefician alrededor de 1.3 millones de personas.

La ayuda añadida recientemente significará que los beneficiarios tendrán más dinero en el bolsillo para gastarlo en otros asuntos, o para mejorar la calidad de los alimentos que adquieren. Al recibir más dinero en sus tarjetas del PAN, gastan menos del dinero personal proveniente de otras fuentes, se indicó.

“Con estos fondos, las personas han podido liberalizar otras fuentes para lograr una mejor calidad de vida. Estos datos les revelan a los comerciantes cómo va a volver a cambiar la conducta de los beneficiarios del PAN con la disponibilidad de estos nuevos $600 millones. Es el momento de crear estrategias para poderle ofrecer la nutrición que solicitan a precios accesibles y satisfacer sus otras necesidades para retenerlos en sus establecimientos”, apuntó Burset.

La secretaria de la Familia, Glorimar Andújar Matos, dijo que “sobre este asunto es necesario dejar claro que Puerto Rico, en su condición colonial, no pertenece al Programa Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP). En cambio, la asistencia que se recibe tiene un tope, pues llega de una asignación en bloque determinada por el Congreso a través de la Ley de Agricultura”. Indicó que aunque el PAN no pretende cubrir todas las necesidades alimentarias de una familia, “lo cierto es que en Puerto Rico las familias con el mismo perfil de otras en los estados reciben hasta un por ciento menos de la asistencia que recibirían si vivieran en un estado continental”.

“En ese sentido, existe una falta de equidad en la asignación de fondos para las familias elegibles en Puerto Rico, aun cuando la necesidad es real y palpable, cada vez que un participante acude a hacer sus compras de alimentos”, añadió Andújar Matos, quien dijo que el gobierno local tiene como política púbica buscar la paridad de fondos.

Comentó que una vez se agoten los $600 millones asignados, “las familias quedarán nuevamente con grandes necesidades”.

En término de la nutrición, aunque el Departamento de la Familia estableció que una parte de la ayuda mensual sea para adquirir frutos locales en mercados agrícolas —y de paso ayudar a la economía de los agricultores de la Isla— los beneficiarios no lo ven con buenos ojos. De hecho, algunas de las descripciones hechas incluyen que el mercado agrícola familiar representa un engaño, ya que venden productos de mayor precio, como café molido del patio a $9 y productos que a veces son importados.

Burset mencionó que en el estudio se encontró que “principalmente en la zona metropolitana, la gente desconoce dónde se celebran los mercados agrícolas” y eso hace que se reduzca su patrocinio.

Las quejas de los tarjetahabientes igualmente tocaron a los supermercados, ante la percepción de que los precios en productos aumentan en las fechas en que más personas reciben el PAN. Por ejemplo, hablaron de artículos como las bolsas de papas que generalmente se venden tres paquetes por $5, pero al llegar el dinero del PAN se venden dos paquetes por $4. Igual ocurre —según dijeron— con los jugos y los huevos, entre otros.

Reacciona MIDA

El director ejecutivo de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), Manuel Reyes, dijo que no ha visto el estudio, pero rechazó la percepción de que haya precios más altos en fechas cercanas a la llegada del PAN para las familias. Explicó que los especiales, por orden del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), deben tener el precio regular y el precio especial del artículo, el cual puede cambiar cada dos semanas, según el producto. “Puede ser una percepción y no una realidad. A mí no me parece que sea realidad, ya que la regulación es clara y es verificada por el DACO. Además, hay una competencia tan agresiva en el mercado que no da margen para eso. A ello se suma que las fechas de llegada del PAN son distintas y los especiales son diferente cada semana y se suelen publicar en una misma fecha, por lo que no siempre coinciden con los pagos”, agregó.

El estudio siguió el método cualitativo, con ocho sesiones de grupos en San Juan, Ponce y Mayagüez.

Sobresale el perfil de los clientes

Acorde con el estudio, los beneficiarios del PAN se dividen en dos perfiles. Está el tradicional que también recibe otras ayudas gubernamentales. Reside en vivienda pública o en barrios, no suele tener empleo ni visualiza conseguirlo, cuenta con apoyo familiar y presupuesto limitado. El segundo es gente trabajadora, cuyas finanzas se trastocaron luego del huracán María. Son empleados municipales, o trabajadores a tiempo parcial, que poseen preparación académica.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario