Cámara de Representantes 12 febrero 2021

Elba Aponte sobre la sesión de interpelación: "Fue una falta de respeto a esta servidora"

La secretaria designada de Educación alega que trataron de "ridiculizarla", mientras que se utilizó la ocasión como un "balón político" y para intentar minar su credibilidad

La designada secretaria de Educación, Elba Aponte Santos, dijo hoy que el “propósito” de la sesión de interpelación de ayer en la Cámara de Representantes era tratar de “ridiculizarme”.

Aponte Santos cuestionó que se llegara al punto de que el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, le preguntara “¿Cuánto es 2 + 2?”.

Hernández hizo dicha expresión luego de una ronda de preguntas para la cual no recibió las contestaciones que esperaba, sugirió él mismo en el hemiciclo.

“Yo ni contesté la pregunta. Fue una falta de respeto a esta servidora. La intención fue sacarme de tiempo”, sostuvo Aponte Santos, en entrevista con WKAQ 580.

Agregó que “fue el presidente (de la Cámara)... que lleguemos a ese nivel, que bajemos de lo que se supone que caracterice a una Cámara de Representantes, a ese nivel, a ese juego político de querer ridiculizar a esta servidora”.

“Él sabrá cuál es el propósito, que es usarlo de balón político. El propósito y la agenda es crear una presión, ridiculizarme, y minar mi credibilidad, y eso no le salió”, abundó.

La funcionaria señaló que, más allá de preguntar sobre los planes de la agencia para la reapertura de las escuelas, “sé que había otra agenda”.

De acuerdo con la funcionaria, fue una falta de respeto que el presidente cameral sugiriera que tenía un “auricular” para que alguien le dictara las respuestas. El cuestionamiento de los legisladores surgió luego de que ante las preguntas, Aponte contestó de forma inusualmente pausada.Algunos representantes alegaron que buscaba dilatar sus respuestas para no contestar de forma precisa y a tiempo.

“Para mí es una falta de respeto que me haya tenido que levantar el cabello o levantar mi ‘jacket’ para demostrar que no tenía nada”, agregó.

“Fui pausada”, reconoció Aponte Santos. “Es la primera vez que me expongo a un escenario de esta naturaleza y quise ser pausada para llevar de forma relajada y tranquila un mensaje. Creo que mi temple y mi carácter fueron demostrados allí y la capacidad que tengo para dirigir el departamento”, dijo.

En la sesión de interpelación de ayer los 51 representantes tuvieron oportunidad de hacerle preguntas a la secretaria. Este tipo de audiencia pública se lleva a cabo en el hemiciclo de la Cámara.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario