Puerto Rico 22 abril 2020

Cautelosos los alcaldes con la reapertura del país

La falla principal que señalan los ejecutivos municipales es que las estadísticas de Salud sobre el coronavirus no son confiables en estos momentos

La mayoría de los ejecutivos municipales consultados por El Nuevo Día piensa que las estadísticas del gobierno no les brinda la certeza necesaria para levantar las restricciones actuales.

“Yo quiero abrir (el comercio), pero yo quiero abrir con data, y me siento muchas veces a ciegas. Y obligándonos a nosotros a montar nuestro propio muñeco de seguimiento, una estructura epidemiológica completa”, indicó el alcalde de Orocovis, Jesús Colón Berlingeri.

“Deben haber más pruebas (diagnósticas), de verdad. Yo no me siento cómodo todavía abriendo sin tener prueba, sin tener data”, añadió.

Colón Berlingeri, al igual que los alcaldes populares de Juana Díaz y Maunabo, Ramón Hernández y Jorge L. Márquez, respectivamente, recibieron información que el Departamento de Salud maneja de manera confidencial que precisa dónde se ubican posibles casos de contagio y cuántas personas están enfermas en sus respectivos pueblos. Pero la información provista no coincide ni con la que ellos han recopilado ni con la que públicamente ofrece Salud.

“Basado en estas estadísticas que no son confiables, entiendo que, en estos momentos, sobreconfiar en el proceso de abrir... hay que tener un poco de cuidado”, sostuvo Hernández.

“Si ese es el panorama que tenemos a nivel de todo Puerto Rico, se confirma que la información que está publicando el Departamento de Salud no es una confiable y, siendo una no confiable, nos presenta unos retos extraordinarios de tomar decisiones de cara al futuro”, agregó.

Play VideoSalud explica tratamiento contra el COVID-19 con sangre de pacientes sanadosLorenzo González Feliciano detalló esta iniciativa experimental en Puerto Rico, encabezada por la Cruz Roja Americana y Mayo Clinic.

El alcalde de Maunabo dijo que cuestionó a Salud por la información brindada y le dijeron que debían depurarla, algo que ha aceptado el secretario Lorenzo González Feliciano. “Lo primero que deben hacer es definir las estadísticas correctamente, que no haya margen de duda, que el espectro de los casos esté claro”, apuntó Márquez.

El alcalde novoprogresista de San Sebastián, Javier Jiménez, concurre con los demás ejecutivos municipales en que debe haber un “balance” si se opta por reanudar labores comerciales en el país. Pero apoya que comience la reapertura, sobre todo, por la gente que, a más de un mes de empezar el período de aislamiento, carece de ingresos económicos.

“Esto de la pandemia no se va a resolver de un día para otro. Esto va a tomar meses y, quizás, hasta años y, como planeta, tenemos que empezar a lidiar con esta situación para poder subsistir. Hay que comer también. Hay gente que necesita trabajar”, apuntó Jiménez.

El alcalde de Moca, José Avilés, dijo que confía en que, asesorada por el “task force” médico y el económico, la gobernadora Wanda Vázquez Garced tome la mejor decisión.

Vázquez Garced tiene ante su consideración un plan de reapertura económica del sector privado. Mientras tanto, sigue vigente el aislamiento social y toque de queda hasta el 3 de mayo.

Para el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, la reapertura comercial puede comenzar con sectores cuya labor no conlleve tener gente aglutinada.

Por ejemplo, mencionó abrir la industria hipotecaria. “Solo para cierre de hipotecas, que todo se puede hacer por internet y lo único que vas a hacer físicamente es el día para firmar documentos. La banca lo puede hacer estableciendo sus protocolos con paredes de cristal”, explicó.

“Logras que el mercado de Puerto Rico se beneficie de las bajas de intereses dramáticas que hay ahora”, agregó.

También opinó que otro sector que pudiese comenzar labores, con las debidas precauciones, es el de la construcción.

“La reparación de carreteras porque los empleados que asfaltan trabajan separadamente, al aire libre... Tienes menos tránsito, avanzas en el proceso, y las subastas que se adjudicaron para trabajos nocturnos decirle (ahora) que son de día, y hay un ajuste en el precio”, afirmó.

En cambio, el alcalde de Cidra, Javier Carrasquillo, insistió en que se debe hacer un “doble esfuerzo para garantizar la salud y seguridad de la gente” y se deben mantener las medidas vigentes.

“Esto se trata de si hacemos las cosas bien ahora, tal vez unas semanas más (con medidas estrictas) evitamos que el efecto se extienda muchos meses más. Está dando resultados. No debemos, entonces, cambiar la postura”, sentenció.

Para el alcalde de Hormigueros, Pedro García, si se flexibilizan los cierres de negocios, “la gente va a creer que ya esto pasó.” “Se va a relajar un poco, y nos va a crear una situación más difícil”, dijo.

Sobre las personas sin ingresos y que están desesperadas, indicó que el gobierno debe ser más certero en proveerles ayudas que aún no llegan, como el beneficio por desempleo y el Programa de Asistencia Nutricional.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario