Centro Médico 09 junio 2021

Detallan plan para atender a pacientes ante cierre del programa de Neurocirugía

El Hospital de Trauma del Centro Médico de Río Piedras contará con más especialistas por salida de residentes

El Hospital de Trauma delCentro Médico de Río Piedrascontará con una plantilla más amplia de médicos especialistas en neurocirugía que estará físicamente, las 24 horas del día, siete días a la semana, en la institución hospitalaria para atender a los pacientes que llegan de toda la isla para recibir tratamiento de urgencia.

Rodríguez Ortiz adelantó que, en julio, llegarán especialistas adicionales contratados por Ciencias Médicas.

“Nuestros facultativos de Neurocirugía van a continuar brindando servicios clínicos en Centro Médico y cumpliendo con sus responsabilidades académicas”, se limitó a indicar el decano interino de la Escuela de Medicina de Ciencias Médicas, Humberto Guiot, en declaraciones escritas al ser abordado sobre las medidas adoptadas para apoyar al Hospital de Trauma.

Tanto la jefatura de ASEM como del Recinto de Ciencias Médicas han señalado que la salida de los residentes de neurocirugía de las instituciones en las que hacían sus rotaciones -el Hospital de Trauma, el Hospital Pediátrico y el Hospital Universitario de Adultos- no debería perjudicar los servicios que reciben los pacientes, pues estos laboran allí como parte de un ambiente de aprendizaje.

No obstante, Rodríguez Ortiz reconoció que los residentes de neurocirugía, en la práctica, “cubrían todas las áreas” en el día a día en la institución, bajo la supervisión de un especialista en neurocirugía que no necesariamente está físicamente en el hospital, a menos que su presencia se requiera para una cirugía o algún otro tratamiento. Este había alertado en abrillas serias consecuencias del posible cierre del programa de residencia sin un plan de acción.

“Ellos ven a los pacientes en la unidad estabilizadora, en intensivo, ellos están en sala de operaciones...”, expresó.

En abril, el Consejo de Acreditación para la Educación Médica Graduada (ACGME, por sus siglas en inglés) anunció su determinación de revocar la acreditación del programa de Neurocirugía de Ciencias Médicas debido a fallas detectadas en el programa, tanto en el aspecto académico e investigativo como en la fase de servicios clínicos. La semana pasada, Ciencias Médicas anunció que no apelará la determinación de ACGME, por lo cual el programa cerrará en junio de 2022. Una vez esto suceda, el recinto iniciará el proceso para acreditar el programa de nuevo.

“Creo que fue una decisión salomónica. Someterse a un proceso de apelación, que menos del 1% lo revierte, exponer a estas personas a evaluar todo cuando ya lo habían hecho y ver todas estas cosas que había que hacer y no se hicieron, es una carga grande con pocas probabilidades. Creo que se luce mejor solicitar un programa nuevo de Neurocirugía”, indicó el director médico.

Rodríguez Ortiz dejó claro que su preocupación ahora son las acciones que tomará el gobierno, pues la responsabilidad de Ciencias Médicas es solo conseguir la acreditación del programa de residencia, cuyo fin es adiestrar a los futuros neurocirujanos, no suplir las necesidades inmediatas de recursos de los hospitales.

“Al gobierno, le toca conseguir a los especialistas de neurocirugía para el Hospital de Trauma”, manifestó.

Luego que se diera a conocer la determinación de ACGME, la Junta de Supervisión Fiscal(JSF) anunció la asignación de $15 millones a ASEM para atender las fallas señaladas por la agencia acreditadora, principalmente la contratación de personal de apoyo -como profesionales de enfermería- y médicos asistentes. El Departamento de Salud ya realizó una transferencia a ASEM de $1.3 millones para contratar personal para neurocirugía.

Rodríguez Ortiz manifestó que las asignaciones para la contratación de personal y los acuerdos con Ciencias Médicas se deben mantener a largo plazo, pues tomará -al menos- una década para que el programa de residencia de neurocirugía regrese a lo que era hace unos meses.

“Nosotros tenemos de 1,200 a 1,500 admisiones al año, la mitad siendo trauma al cerebro, al cráneo. Si no contamos con el personal que tiene la preparación para manejar estos casos, que pueda intervenir quirúrgicamente a un paciente, esto iba a significar un problema serio, catastrófico, para Puerto Rico”, expresó.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario