Mundo 06 junio 2020

Chile registra nuevo récord de muertes al superar 1.500

SANTIAGO DE CHILE (AP) — Por segundo día consecutivo, Chile reportó una cifra récord de muertes por coronavirus con 93 decesos el sábado, para totalizar hasta el momento 1.541, mientras el país sudamericano sigue sin poder aplanar la curva de infecciones pese a las medidas de confinamiento.

/p>

“Los números tienden a ser favorables, pero con un alto número de contagios todavía”, señaló el sábado el ministro de Salud, Jaime Mañalich, al hacer un balance de la cuarentena que entró a su cuarta semana el viernes por la noche en la Región Metropolitana, que acumula más de 103.000 casos y 80% de los fallecidos por COVID-19.

En las últimas 24 horas se registraron 5.246 casos positivos, la mayoría de ellos en la Región Metropolitana, y que hacen un total de 127.000 en todo el país, que lo coloca como el tercero con más casos reportados en América Latina después de Brasil y Perú, aunque es el quinto en número de fallecidos en la zona.

El reporte de incrementos tiene lugar pese a que 90% de la Región Metropolitana, que incluye las 32 comunas de la ciudad y seis aledañas, está en confinamiento total. Las autoridades informaron que implementarán pruebas rápidas por saliva y se reforzará la trazabilidad y el aislamiento las próximas semanas.

En Chile también preocupa el aumento de muertos por posibles afecciones no relacionadas con coronavirus, es decir, personas con dolencias graves o crónicas que no son atendidas a tiempo o que no acuden al hospital o a los centros de salud por miedo a contagiarse del virus.

“Estamos levantando una estrategia para fortalecer sobre todo las enfermedades no transmisibles”, explicó la subsecretaria de Salud, Paula Daza, en su reporte de prensa diario. “Para poder dar respuesta oportuna a aquellos pacientes que hoy día no están consultando producto del temor, de la angustia o porque se encuentran en cuarentena”.

La funcionaria entraba en cuarentena preventiva apenas dos horas después del punto de prensa al confirmarse su chófer dio positivo por coronavirus.

El presidente Sebastián Piñera informó, por su parte, que ya se han entregado más de 620.000 de los 2,5 millones de canastas básicas prometidas a las familias más vulnerables, una medida que beneficiará a unas 10 millones de personas y que ha sido criticada por la gran logística que implica en su distribución, puerta por puerta.

Se pretende que “un elemento muy esencial llegue a los hogares de nuestro país”, señaló Piñera. “Así evitamos que las familias tengan que salir de sus casas y correr el riesgo de contagios”.

En Argentina se iniciaba una campaña de pruebas de casa en casa en el barrio capitalino de Balvanera, en un esfuerzo por frenar la propagación de la enfermedad. Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud argentina, resaltó la importancia del “aislamiento efectivo de las personas que tengan síntomas leves y el seguimiento muy, muy estrecho de sus contactos” para detectar tempranamente y poder aislar el virus.

Se van a empezar a trabajar “en los barrios donde se estén detectando casos con esta particularidad de búsqueda casa a casa para encontrar sintomáticos”, continuó. La realización de pruebas tendrán el resultado “en el mismo día o el día siguiente y el cuidado o aislamiento”, agregó. En el país se contabilizan 21.037 casos y 642 fallecidos.

Decenas de personas se congregaron en el Obelisco de Buenos Aires para protestar contra la extensión de la cuarentena, con cacerolazos y banderas argentinas en medio de una tarde lluviosa.

En Bolivia, la ministra de Salud Eidy Roca expresó su preocupación por el incremento de casos y dijo que, de continuar ese ritmo, habrá probablemente 100.000 contagios para fines de julio, por lo que pidió a las autoridades locales reforzar la lucha contra la pandemia.

Hasta el viernes por la noche se registraban 12.728 casos y 427 decesos, la mayoría de ellos en las regiones orientales de Santa Cruz y Beni, la cuales continúan en aislamiento desde el 22 de marzo. Las otras regiones del país andino habían reactivado actividades.

La ministra también advirtió del rápido avance de los contagios en ciudades como La Paz y Cochabamba, al tiempo en que convocó a los estudiantes de medicina a nivel nacional a apoyar con el trabajo de los médicos que se ha visto rebasado.

La canciller colombiana Claudia Blum indicó que se tiene como meta el próximo regreso de cerca de 11.000 colombianos al país procedentes de diferentes partes del mundo, si bien más de 10.000 lo han hecho desde que se decretó la cuarentena obligatoria por el coronavirus —medida que finalizaría el 1 de julio.

Todos los que han llegado al país en 82 vuelos humanitarios han cumplido con las normas de higiene, bioseguridad y han cumplido el aislamiento obligatorio de 14 días en sus casas, indicó.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció que se trabaja en la reapertura gradual de establecimientos comerciales entre el 8 y el 14 de junio, con un aforo máximo del 35%, con un distanciamiento de hasta dos metros y el uso obligatorio de tapabocas.

El último balance de contagiados entregado en la tarde por el Ministerio de Salud señalaba 38.027 contagios; 1.205 fallecidos y 14.382 recuperados. Bogotá es la ciudad con más contagios, totalizando 12.564.

En México, las autoridades sanitarias a nivel federal reportaron el sábado por la noche que en las últimas 24 horas se registraron 3.593 nuevos contagios por coronavirus, además de 341 decesos, para alcanzar cifras totales de 113.619 y 13.511, respectivamente.

La ciudad con el mayor número de contagios desde que inició la epidemia sigue siendo la capital del país, con poco más de 30.000. Ciudad de México es también donde se reporta una mayor ocupación hospitalaria, con un 79%, alcanzando a media semana el 80%.

Las autoridades sanitarias reiteraron que el uso de los barbijos trae consigo beneficios pero también limitaciones, y exhortaron a la población a no abusar en el uso de ese instrumento.

“Quien quiera usarlo que lo use, pero no es una barrera de protección y si no se usa correctamente puede ser perjudicial”, afirmó el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell. “Esta idea generalizada de que el cubrebocas es la solución es una idea no cimentada en el conocimiento científico”.

En Venezuela, la cifra de contagiados se incrementó a 2.294 tras registrarse 171 casos positivos en las últimas 24 horas, dijo el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez. El sábado también se contabilizaron dos nuevos fallecidos, elevando a 22 las víctimas mortales por el nuevo coronavirus en este país sudamericano.

De los nuevos contagiados, 105 corresponden a venezolanos que regresaron de Colombia, acotó el ministro.

Según cifras oficiales, desde el 13 de marzo cuando se detectaron los dos primeros contagiados con el COVID-19, 55.451 venezolanos han ingresado al país en medio de pandemia.

Más tarde, las autoridades panameñas de salud anunciaron que se retorna a partir del lunes con las restricciones de movilidad por género y último número del documento de identidad personal en la provincia de Panamá, incluida la capital, y la colindante Panamá Oeste. La decisión se debe a que muchas personas no respetaron el llamado a guardar el distanciamiento en autobuses u otros lugares, utilizar debidamente las mascarillas y evitar el traslado a otras provincias.

El gobierno había relajado notablemente las restricciones desde el lunes, cuando reactivó el segundo bloque de actividades económicas, pero no todos atendieron las exhortaciones a evitar nuevos contagios, según las autoridades.

En los últimos días el número de casos y decesos por COVID-19 reportados se incrementó significativamente. Al sábado, el país centroamericano tenía 5.500 casos activos y 386 muertos, 16 más que los reportados la víspera.

Las autoridades aseguran que el país de 4,2 millones todavía no ha llegado al punto de un colapso de su sistema de salud pública, pero advirtió sobre los riesgos si los contagios se siguen disparando.

En El Salvador, el gobierno del presidente Nayib Bukele rechazó el llamado que allegados a la Asociación de la Empresa Privada (ANEP) hicieron al sector productivo del país para que los medianos, pequeños y microempresarios reabran sus negocios a partir del proximo lunes 8 de junio porque están “poniendo en riesgo la salud de miles de salvadoreños” frente a la pandemia de COVID-19.

“Nuestro gobierno no va a permitir esta reapertura. Las medidas de apertura temprana no permiten que la salud se estabilice. Nunca hemos negociado la economía por encima de la vida ante la emergencia por el COVID-19”, manifestó en conferencia de prensa la comisionada presidencial, Carolina Recinos.

La representante del gobierno informó que el lunes se convocará a la primera reunión con los diversos sectores intersectoriales que conforman la Mesa de Reactivación Económica, donde se evaluaran los protocolos de reapertura de forma responsable.

Por su parte el ministro de Trabajo, Rolando Castro advirtió que las empresas que decidan abrir sus negocios sin la debida autorización serán sancionadas. El Salvador registra 2.934 casos, 53 fallecidos y 1.282 recuperados.

En América Latina se han registrado más de 1,1 millón de contagios y más de 59.000 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de 6,8 millones de personas y causado la muerte a más de 396.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario