Puerto Rico 18 marzo 2022

Ciencias Forenses reporta un alza siete veces mayor en muertes por fentanilo

En 2021, este opioide -que es entre 50 a 100 veces más fuerte que la morfina- provocó el fallecimiento de 485 personas en la Isla en 2021

Las sobredosis por fentanilo cobraron la vida de 485 personas en 2021, lo que representa el 8.41% del total de 5,767 autopsias realizadas por el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) el pasado año. Esta cifra es siete veces mayor a la reportada en las estadísticas de 2018.

El fentanilo es un poderoso analgésico opioide sintético que, fuera de su uso médico y controlado, se ha convertido por su bajo costo en una gran amenaza en las calles de Puerto Rico y Estados Unidos, donde forma parte de lo que se ha catalogado como la epidemia de los opioides.

Este medicamento es típicamente usado para pacientes con dolores severos o para manejar el dolor después de una cirugía, según múltiples publicaciones de salud.

“En mi experiencia como patóloga, de todas las autopsias de sobredosis que estoy cerrando, más del 95% tienen fentanilo. Su uso se hizo popular en Estados Unidos continental desde 2014. En Puerto Rico, probablemente estas muertes están ocurriendo desde entonces”, explicó a EL VOCERO la directora ejecutiva del ICF, María Conte Miller.

La patóloga señaló que la cifra de 485 muertes podría aumentar porque todavía faltan los reportes de autopsia de unos 231 casos (4%) de los 5,767 referidos en 2021 a la agencia para análisis. Parte del retraso estadístico se debe a que el laboratorio estuvo inoperante en 2020.

“Los huracanes, la pandemia y el ‘lockdown’ (cierre por la pandemia de covid-19) tuvieron el efecto de atrasar los análisis de los casos. Ejecutamos un plan de trabajo para poner al día los análisis de los casos y ya estamos analizando y reportando los casos para esos años, logrando completar el 90% de los análisis”, esbozó Conte Miller.

La presencia del letal opioide sintético cobró 10 vidas en 2015, pero desde entonces las muertes han ido en aumento. En 2016 la cifra subió a 12, mientras que en 2017 se reportaron 106 sobredosis. Los datos de 2019 no fueron provistos por el ICF y en 2020 este medio había reportado que había 156 fallecidos por el uso de este analgésico.

Arrasa en las cárceles

El titular de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), Carlos Rodríguez Mateo, reconoció que el fentanilo “es tendencia”.

“Sin lugar a dudas lo que vemos es que la tendencia (en muertes por fentanilo) año por año sigue aumentando, así que hay que seguir desarrollando esfuerzos salubristas”, dijo.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), las muertes por sobredosis en Estados Unidos han aumentado en los pasados seis años.

“Ahora mismo, (el fentanilo) es el que más muertes causa en Estados Unidos. En nuestras cárceles es la causa principal de muertes y la realidad es que no hay un control de calidad. Los usuarios de cocaína y heroína no saben que lo están consumiendo”, comentó Rodríguez Mateo.

El también médico de profesión explicó que el fentanilo es tan económico que también es mezclado con morfina sin conocimiento de los usuarios de drogas.

“No es mucho lo que se puede legislar sobre el fentanilo. Está bastante legislado. Es entre 50 y 100 veces más potente que la morfina. En su uso médico, se usa como analgésico, pero el que se usa en las calles y puntos de drogas es uno sintético, que no se sabe la potencia que tiene”, destacó el funcionario.

Como parte de su lucha contra esta letal droga, Assmca ha capacitado a unas 15,000 personas en la Isla en el uso de Naloxone (conocido bajo la marca Narcan), un medicamento para contrarrestar los efectos de opioides. Esto incluye oficiales de custodia en las cárceles, policías estatales y municipales, así como primeros respondedores, miembros de organizaciones sin fines de lucro y familiares y allegados de usuarios de opioides.

“También reconocemos que muchos de los que han fallecido por sobredosis comenzaron utilizando opioides como receta legal, por lo que estamos en proceso de recoger medicamentos. En colaboración con más de 200 farmacias de la comunidad estamos haciendo una campaña para recoger todos los medicamentos en desuso, porque hay gente que no sabe distinguir entre uno y el otro”, añadió Rodríguez Mateo.

La manera en que funciona es que cada farmacia tiene un recipiente en el cual puede depositar los medicamentos y el mismo envase los destruye con una sustancia química en su interior.

“Tenemos que orientar a nuestra gente, aquí los puertorriqueños nos caracterizamos por ser buena gente y a veces por querer hacer un bien, hacemos un mal. Somos amigos de compartir medicamentos o autorrecetarnos y el mensaje que queremos llevar es que los medicamentos hay que usarlos con prudencia”, exclamó el administrador de Assmca.

Al detalle algunos casos

Entre las muertes por sobredosis con fentanilo del pasado año está la de José A. Padilla Vargas, ocurrida 1ro de octubre en el Albergue para Testigos del Departamento de Justicia en Guaynabo, donde aguardaba para testificar en varios casos de asesinatos ocurridos en Mayagüez. La muerte fue provocada por una sobredosis de cocaína mezclada con fentanilo, según señalaron fuentes policiales.

La investigación fue cerrada, pero personas allegadas al joven insisten en que fue obligado a consumir la droga. Padilla Vargas, quien tenía 24 años, supuestamente les había dicho a los agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Mayagüez que no se sentía cómodo en el albergue por el trasiego de drogas. Sin embargo, continuó en el lugar.

En noviembre del pasado año murió en el Complejo Correccional Las Cucharas, en Ponce, Jomar Otero Rivera, quien fue condenado en 2009 a una cadena perpetua por el vicioso asesinato del pastor y evangelista Francisco Cruz Velásquez, hermano del reconocido evangelista Nicky Cruz. La muerte, según la Policía, fue provocada por una aparente sobredosis con fentanilo.

Otro caso notorio ocurrió el 20 de febrero de 2018 en el casco urbano de Río Piedras, donde fue hallado el cadáver de Sean Collins.

El estadounidense, que tenía 29 años, trabajó como celador de líneas en las labores de recuperación en Puerto Rico después del huracán María -ocurrido en 2017-, como parte de uno de los equipos que vinieron de Estados Unidos en los primeros días para restablecer el sistema de energía. Había regresado a Nueva York, donde prestaba servicios en una compañía de electricidad y volvió a la Isla de vacaciones.

En el preámbulo de la Ley para la Prevención de Muertes por Sobredosis de Opioides de Puerto Rico (Ley Núm. 35 de 27 de agosto de 2021) se señala que en los Estados Unidos murieron 70,237 personas en el 2017 por sobredosis, de las cuales 47,600 fueron por opiáceos y de esos 28,000 fueron a causa de opiáceos sintéticos. En 2018 murieron allí 67,367 personas por sobredosis.

“El porcentaje de muertes (en Estados Unidos) por sobredosis de opiáceos sintéticos como el fentanilo o el tramadol aumentó un 10% entre 2017 y 2018. En un dato que ilustra la enorme crisis de salud, entre 1999-2017 casi 400,000 personas murieron por sobredosis”, lee el documento.

La Policía, por su parte, no lleva una estadística del fentanilo ocupado en la Isla.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario