Cienfuegos 26 junio 2020

Opositor cubano Vladimiro Roca hospitalizado en La Habana

El opositor, de 77 años, llevaba varios días con problemas de salud, por lo que sus familiares decidieron llevarlo al hospital

MIAMI, Estados Unidos.- El opositor cubano Vladimiro Roca Antúnez ingresó en el hospital Manuel Fajardo, en el Vedado habanero, tras sufrir un infarto cerebral, informó este viernes Radio Televisión Martí.

De acuerdo a declaraciones del también opositor Carlos Jesús Menéndez Cervera, quien estuvo en la tarde del jueves con él, Vladimiro Roca llevaba varios días con problemas de salud, por lo que sus familiares decidieron llevarlo al hospital.

Cuando sus familiares llegaron al hospital capitalino, dijo Menéndez Cervera a Martí, las autoridades sanitarias de centro de salud diagnosticaron que Vladimiro Roca había sufrido un infarto cerebral y que tenía neumonía; por lo que quedó en el hospital ingresado.

Vladimiro Roca, de 77 años e hijo del líder comunista Blas Roca Calderío, estuvo en prisión cinco años, de 1997 a 2002, en la Cárcel de Ariza, en Cienfuegos, como parte del grupo de cuatro opositores que publicaron el manifiesto ‘La Patria es de Todos’, junto a Martha Beatriz Roque Cabello, Félix Bonne Carcassés y René Gómez Manzano.

El opositor cubano, que es licenciado en Relaciones Económicas Internacionales y fue piloto de los cazas de guerra Migs de las Fuerzas Aéreas Revolucionarias en la década del 60, contó en una entrevista con CubaNet hace algunos años que su tránsito a la oposición fue bastante largo, y comenzó cuando aun era piloto del régimen.

“Por aquel entonces yo estaba sirviendo en la UM 3688, Brigada de Transporte Aéreo de la DAAFAR. Empiezo a ver sucesos, cosas que pasaban entre los militares que no se correspondían con lo que yo conocía del marxismo, pero pensé que era yo el que estaba equivocado, o no entendí bien lo que me habían enseñado en los manuales. Por eso comencé a reestudiar a los clásicos, Marx, Engels, Adam Smith, David Ricardo, Robert Owen, Saint-Simon, Hegel, Feuerbach y otros, para entender donde me había equivocado y poder rectificar”.

Sin embargo, Vladimiro Roca reconoció en ese entonces que la lectura de esos autores lo llevó “a decidir que yo no estaba equivocado, que las cosas en el país no se estaban haciendo bien, sobre todo en la economía y que si seguíamos por ese camino, las vicisitudes en la sociedad irían de mal en peor”.

Fuente: cubanet.org

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario