Puerto Rico 31 enero 2022

Cierra enero como el mes más fatídico del covid-19

El 90% de las muertes reportadas corresponden a adultos mayores

A casi dos años de la pandemia de coronavirus, enero de 2022 es el mes con más muertes reportadas a causa del covid-19 en Puerto Rico, con 535 fallecimientos de los que el 90% son adultos mayores de 60 años.

La información fue confirmada ayer por la principal oficial de epidemiología del Departamento de Salud (DS), Melissa Marzán, quien hizo un llamado a la ciudadanía a continuar con las medidas de prevención y a vacunarse contra el covid-19.

De acuerdo con los datos provistos por Salud a EL VOCERO, el mes con más fallecimientos era diciembre de 2020, con 445.

Sin embargo, ante la llegada de la variante ómicron, en Puerto Rico hubo un repunte de casos, hospitalizaciones y muertes. En total, 3,854 personas han fallecido por covid-19 desde el inicio de la pandemia.

Marzán explicó que del 15 al 21 de enero, Puerto Rico tuvo días en que el promedio de defunciones llegó a 26. “El grupo más impactado de mortalidad ha sido el grupo a partir de los 60 años, que consta del 90% de las muertes que hemos visto en enero y la mayor parte de estas muertes fue específicamente en el grupo de 80 años o más”, detalló.

Los datos publicados en el ‘dashboard’ del profesor de bioestadística en la Universidad de Harvard y miembro de la Coalición Científica, Rafael Irizarry, muestran que hay 101,484 personas mayores de 60 años sin vacunar. En este grupo poblacional hay 336,682 personas que no tienen la dosis de refuerzo o ‘booster’. No obstante, hay 393,036 que ya se la pusieron, según los datos.

Las muertes

Muertes por covid-19

535 – enero 2022

445 - diciembre 2020

3,854 – desde el inicio de la pandemia

Marzán expuso que este segmento poblacional es bien vulnerable ante la rápida propagación del virus. “El riesgo aumenta por la edad. Así que esos grupos mayores de 80 años, particularmente, pues se convierten en grupos con mayor riesgo a morir”, señaló.

La funcionaria sostuvo que en Puerto Rico “hay alta prevalencia de enfermedades crónicas, que también sabemos que son un factor que aumenta el riesgo a morir por covid-19”.

La epidemióloga indicó que cuando se analizan las defunciones —a través de la tasa de mortalidad por estado de vacunación— se evidencia que mueren 33 personas de cada 100,000 no vacunadas. Entre los vacunados con la serie primaria, señaló que fallecen 18 personas por cada 100,000, y que mueren seis personas de cada 100,000 que se ha puesto la dosis de refuerzo.

Marzán afirmó que con las cifras de fallecidos según el estado de vacunación, se “hace bien claro que el llamado es a continuar con las dosis de refuerzo, específicamente en grupos que también sabemos que son más vulnerables a complicaciones de hospitalizaciones y mortalidad”.

Hasta el pasado 29 de enero, había 137,299 (60%) menores de 5 a 11 años con la primera dosis, mientras que con las dos dosis había 97,314 (42.7%). De la dosis de refuerzo se habían administrado 1,901,804, que representa el 38% de las personas hábiles para recibir el ‘booster’.

“Cuando miramos en el macro de que solamente hay 1,901,804 con dosis de refuerzo y son 2.8 millones que necesitan la dosis, pues ciertamente hay un gran número de la población que necesita la dosis”, abundó Marzán.

Ayer la tasa de positividad estaba en 21% y había 531 personas hospitalizadas, de las cuales 506 eran adultos y 25 menores. Entre los hospitalizados, 107 adultos y tres menores estaban recluidos en la unidad de cuidado intensivo.

Sobre el promedio de casos por día —incluyendo confirmados y probables— Marzán informó que ronda los 2,300. “Eso ha ido disminuyendo en las pasadas semanas. Lo esperado es que esta semana sigamos viendo esta caída de los casos promedio en Puerto Rico”, afirmó la epidemióloga.

Detalló que el día con el mayor número de casos reportados es el pasado 3 de enero de 2022, con más de 16,000.

El presidente de la Coalición Científica, Daniel Colón, había adelantado en su cuenta de Twitter que el colectivo asesor del gobierno haría recomendaciones de precaución, pero no ha ocurrido.

La coalición ha estado evaluando el récord de muertes, las hospitalizaciones, la incertidumbre sobre la nueva subvariante BA.2 del ómicron y el comienzo de clases.

Marzán enfatizó ayer que aunque la curva de contagios se sigue inclinando, Puerto Rico sigue con un alto nivel de transmisión comunitaria.

“Necesitamos que las personas sigan utilizando todas las medidas posibles, que las dosis de refuerzo se sigan administrando en Puerto Rico para lograr el otro nivel de transmisión comunitaria, que sería el color naranja o el nivel de transmisión sustancial”, sostuvo.

La subvariante BA.2

Marzán informó que en Puerto Rico no se ha detectado la subvariante BA.2 del ómicron.

“De noviembre 29 hasta el 14 de enero, tenemos un total 1,098 muestras confirmadas para ómicron. Ninguna de ellas es la BA.2”, subrayó.

“Hasta el momento no es considerado una variante de preocupación. Si no, ya tuviera asignado otro nombre. Sí, la información preliminar que ha salido es que puede ser más transmisible. Está compitiendo con el sublinaje actual. Eso puede implicar un poco más de transmisibilidad. Así que por eso se continua el monitoreo de esta”, añadió. “Básicamente, todas las secuencias que hemos recibido en enero son ómicron”, agregó.

Panorama en las escuelas

La epidemióloga Marzán, indicó que de la semana del 16 al 22 de enero se realizaron 1,547 pruebas aleatorias en las escuelas privadas, de las cuales 11 resultaron positivas a la prueba de antígenos.

Precisó que se realizaron 107 pruebas moleculares, de las cuales 25 han sido positivas. Agregó que se reportó el primer brote en una escuela privada de la región de Bayamón, que hasta ayer incluye tres casos: dos de personal de facultad y un estudiante.

Fuente: ELVOCERO.COM

Notas Relacionadas

Deja tu comentario