Puerto Rico17 mayo 2019

Cierra filas con pensionados

Gobernador buscará frenar plan de la junta fiscal para recortar las pensiones

Al tildar la Junta Federal de Control Fiscal de un “obstáculo en el camino de nuestro pueblo”, el gobernador Ricardo Rosselló pidió ayer ayuda para evitar los recortes a los pensionados propuestos en el plan fiscal certificado por ese organismo regulador.

En un mensaje televisado al País, el gobernador no precisó cómo va a combatir la determinación de la junta ni explicó las acciones que tomará para evitar que se recorten las pensiones en el sector público. Sí solicitó “unidad de propósito” en contra de estos recortes.

“Hoy les pido unidad de propósitos para juntos defender a nuestros pensionados y continuar la agenda de cambios que transformará a Puerto Rico”, dijo. “La injusticia y el abuso no podrán imponerse a un noble y valiente pueblo si este ejerce con determinación su derecho a un trato justo”.

Informes de prensa apuntan a que el plan de ajuste de deuda del gobierno central que la junta se apresta a presentar incluye la reducción de los pagos que reciben más de 170,000 pensionados.

Documentación presentada por el ente fiscal, según se informó, contempla también la congelación de los beneficios ya definidos para los retirados del sistema judicial y para los maestros que todavía trabajan. El objetivo es ahorrar $694 millones en el pago de pensiones.

“El recorte propuesto por la junta a las pensiones es injustificado”, sostuvo Rosselló. “En la operación del gobierno hemos realizado economías de $1,400 millones precisamente para pagar las pensiones. Esos ajustes nos han permitido destinar en todos nuestros presupuestos cerca de $2,500 millones para el pago total de cada pensión”, puntualizó.

Insistió en la efectividad de los recortes que ha hecho al presupuesto del gobierno y fue entonces cuando catalogó la junta como un “obstáculo”.

No es la primera vez que el primer ejecutivo hace expresiones similares contra el organismo federal. Una de las acciones que ha tomado para retar los designios de la junta fue pagar el bono de Navidad, pago que ya dijo que volverá a incluir en el presupuesto aun con la oposición de la junta, la cual entiende que el dinero no alcanza para realizar este desembolso a los empleados públicos.

“Ahora que son constatables los signos de recuperación económica, que comenzamos a recibir importantes inversiones del sector privado en nuestra isla y disminuye la tasa de desempleo en Puerto Rico, la junta se presenta como un obstáculo en el camino de nuestro pueblo”, recalcó el gobernador. “Sus acciones erráticas, cambiando y objetando planes fiscales que están relacionados con las acciones que están levantando a Puerto Rico, lo único que provocarían sería la parálisis del gobierno y, con ello, hacerle daño al pueblo”.

Anticipa crisis social

Sostuvo que “el efecto que tendría el propuesto recorte a las pensiones ocasionaría una crisis social con serias repercusiones en el comercio y la economía. No tiene sentido el recorte que propone la junta. Constituye un ataque a todos en Puerto Rico”.

Fue más allá al decir que la junta tiene un “abuso” con el pueblo.

“Ante el abuso de la junta a nuestro pueblo, deseo convocar a todos los sectores de nuestra sociedad, incluyendo a los partidos políticos, a unirse a las acciones que estaré tomando en defensa de los pensionados en Puerto Rico”, manifestó.

“Acudiré a todos los foros que sean necesarios para demostrar que ese golpe no se justifica. No descarto ninguna acción en defensa de nuestros pensionados”, agregó.

El gobernador no precisó a qué foros acudirá ni qué acciones tomará. Recordó que actualmente las pensiones se pagan del Fondo General.

En las próximas semanas, según se informó, la junta presentará su plan de ajuste de deuda del gobierno central ante la jueza federal Laura Taylor Swain, quien deberá decidir si le da luz verde o no. La propuesta del ente fiscal podría implicar cero reducción en el cheque de los pensionados o hasta una cuarta parte del dinero que ahora reciben mensualmente.

“Más de 70,000 retirados reciben $1,000 mensuales o menos de pensión. Más de 12,000 reciben $2,000 mensuales o menos. ¿Quién puede pretender que estos pensionados vivan con menos? Mucho ya sufren haciendo arreglos para pagar sus medicinas, comida, casa, luz y agua”, dijo el gobernador, quien finalizó reclamando ayuda para dar la “batalla” por las pensiones.

Por su parte, un portavoz de la junta fiscal informó que ese organismo no emitirá comentarios sobre el mensaje del gobernador.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario