Puerto Rico 19 octubre 2020

Cobra fuerza la campaña negativa

Analistas y expertos en el tema evalúan las estrategias políticas a dos semanas de las elecciones generales

A dos semanas de las elecciones generales los candidatos a puestos electivos afinan la estrategia y enfilan sus cañones hacia el adversario en lo que se denomina “campaña negativa” o “de contraste”, la cual se centra en resaltar los errores y defectos del principal oponente, en lugar de presentar propuestas a los electores.

Analistas políticos plantearon que este tipo de campaña con elementos de contraste tiene el efecto de persuadir a los electores de que voten por equis candidato, dar una perspectiva histórica para las nuevas generaciones que acuden por primera vez a las urnas y también debilitar al oponente.

En estas últimas semanas, los anuncios más sonados están centrados en la campaña de los candidatos a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, y por el Partido Popular Democrático (PPD), Carlos “Charlie” Delgado Altieri.

“A Delgado Altieri se le zafó que aumentará el IVU. (En El Gran Debate, Delgado Altieri mencionó): ‘Una de las propuestas que se está elaborando es que el cargo al inventario sea en la venta’. El separatista de Isabela es un peligro para Puerto Rico”, se enfatiza en el anuncio pagado por el Comité Pedro Pierluisi, Inc.

En cambio, uno de los anuncios pagados por el Comité Amigos Carlos Delgado Altieri destaca que “luego de que Puerto Rico sufrió los embates de los huracanes Irma y María, Pedro Pierluisi no hizo nada por la Isla, su lealtad estaba con la junta (fiscal). ¡Qué flojo es Pierluisi! ¡Qué fácil se vende!”.

No obstante, la directora de campaña del candidato a la gobernación por el PNP, Caridad Pierluisi, señaló que “la estrategia en nuestra campaña es mostrar un buen contraste entre Pierluisi y sus opositores. En cada mensaje buscamos presentar los hechos que permitan que el pueblo elija la mejor alternativa basada en su trayectoria y en sus ejecutorias”.

Por su parte, el director de campaña del candidato popular, Cirilo Tirado, expresó que la campaña negativa la hacen los candidatos que están atrás. “Nosotros estamos combinando la contestación de los anuncios con el contraste de Pierluisi, (en términos de) qué hizo Pierluisi cuando (el huracán) María, que lo que hizo fue enriquecerse de los contratos de la Junta de Control Fiscal, mientras Charlie Delgado estaba con la gente”, dijo.

Problema de credibilidad

El exsecretario de Estado y expresidente del Senado, Kenneth McClintock, opinó que los anuncios negativos tienen un problema de credibilidad. Explicó que a menos que el anuncio esté respaldado por una memoria histórica o informaciones claras del pasado, no todo el mundo les va a hacer caso.

“Pero yo no siempre lo llamo negativo porque, por ejemplo, en el caso de la campaña de la comisaría residente, realmente son más puros anuncios de realismo histórico. Los anuncios que Jenniffer (González) tiene contra Aníbal (Acevedo Vilá) realmente hablan de algo que fue ampliamente discutido en la prensa en el pasado, que gozan de una alta credibilidad”, añadió.

Alcanzarán el objetivo

Mientras, el columnista de EL VOCERO y analista político Iván Rivera planteó que la campaña negativa no le gana votos al que la genera, sino que tiene el propósito de provocar retraimiento electoral u abstención de los que apoyan al candidato opuesto.

“Las dos (campañas negativas de Delgado Altieri y de Pierluisi) van a tener el efecto de alcanzar el objetivo que de ordinario se traza en este tipo de campañas, que es provocar que simpatizantes o potenciales electores se retraigan de ir a votar ese día”, afirmó.

El exalcalde de San Juan y excomisionado electoral del PPD, Héctor Luis Acevedo, opinó que con el advenimiento de la televisión, los anuncios negativos han adquirido mucha prominencia porque en el mundo de la publicidad se entiende que causan más impacto que los positivos.

Sin embargo, destacó que lo considera una situación trágica “pero aparentemente correcta, porque son más eficientes en afectar los votos que los positivos. Por lo tanto, si las campañas son cortas o tienen poco dinero, van a tender a concentrar en muchos anuncios negativos”.

Como dato histórico, hizo referencia a la campaña del expresidente de Estados Unidos, George Bush padre, en 1988, quien citó el caso del convicto Willie Horton como “evidencia” de que su oponente demócrata en aquel entonces, el gobernador Michael S. Dukakis, de Massachusetts, no fue lo suficientemente duro con el crimen.

“Era un anuncio negativo contra Dukakis que tenía contornos raciales y era exageración, pero tuvo mucho efecto. O sea, que los anuncios negativos son decisivos en las campañas”, sostuvo Acevedo.

De igual manera, expuso contrastes en la política local, remontándose a la contienda de 2016 entre Alejandro García Padilla y Ricardo Rosselló.

“Los candidatos de los dos partidos principales (PPD y PNP) tenían considerables problemas de fondos y dejaron perder más de $3 millones de pareo (de fondos públicos). Ellos concentraron en octubre su propaganda en anuncios negativos altamente efectivos y eso yo creo que contribuyó a neutralizar el por ciento de votos. Se hicieron mucho daño mutuamente y por eso el tercer partido corrió solo, que fue la licenciada (Alexandra) Lúgaro”, puntualizó.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario