Puerto Rico 24 marzo 2022

Comerciantes advierten que el nuevo Código de Orden Público de San Juan "mataría a la ciudad"

El portavoz de empresarios de la Placita de Santurce dijo que el borrador sería un golpe adicional a lo que implicó la pandemia y al alza en servicios y productos

Embed

El presidente de la Asociación de Comerciantes de la Placita de Santurce, David Acosta, advirtió ayer, miércoles, que la implementación de un modelo de Código de Orden Público como el que propone el alcalde de San Juan, Miguel Romero, “mataría a la ciudad”.

“Lo que va a causar es una quiebra, sí o sí, masiva. Sería un golpe adicional a los que estamos viviendo... hacer negocios ahora mismo, en San Juan, es un challenge (reto)”, afirmó el comerciante.

Imponer un cierre “selectivo” a los comercios que venden y despachan bebidas alcohólicas al detal conllevaría, además, a juicio del grupo de empresarios, una fuga de turistas a otros pueblos limítrofes y a zonas turísticas que no se verían impactadas por esta medida.

Acosta sostuvo que las áreas turísticas, como los hoteles y el Distrito de Convenciones, no cuentan con la infraestructura para manejar el volumen de 40,000 clientes que recibe semanalmente la Placita de Santurce, dijo.

La empleomanía en la zona también se perjudicaría, al igual que la recaudación de impuestos, lo que, a su vez, afectaría al gobierno central. “El grupo legal está analizando todo lo que conlleva la propuesta del alcalde, pero de antemano te podemos decir que la economía de San Juan se vería grandemente afectada”, señaló Acosta.

También, esperan por la posición de los legisladores de la zona capital.

El borrador divulgado por la administración de Romero propone el cierre de los comercios que venden y despachan bebidas alcohólicas al detal a las 12:00 de la medianoche de lunes a jueves y a la 1:00 de la madrugada los viernes y sábado. Mientras, los restaurantes que continúen operaciones después de este horario tendrán que hacerlo sin vender bebidas alcohólicas.

Por su parte, los negocios como supermercados, gasolineras y farmacias podrán vender bebidas selladas, pero no podrán consumirse en los alrededores del establecimiento.

Buscan un diálogo

Acosta señaló que el grupo favorece la eliminación del llamado “voceteo” y el control de ruidos excesivos, así como evitar la acumulación de basura frente a los negocios. Agregó que están dispuestos a poner capital externo para la vigilancia del área. “Los vecinos sí tienen su punto de que hay ruido... tienen toda la razón y creo que podemos llegar a una armonía”, subrayó.

Durante el año pasado, la zona fue escenario de varias reyertas a altas horas de la noche, lo que provocó que algunas personas levantaran su voz de protesta.

El comerciante sostuvo que han intentado reunirse con el alcalde de la capital, pero ha sido imposible. Afirmó que participarán del proceso de vistas públicas proyectado, donde presentarán sus recomendaciones. “Estamos abiertos al diálogo, a que realmente nos tomen en serio como la asociación de la Placita, a que somos un lugar muy importante en turismo”, dijo el presidente del organismo, que agrupa a 68 comerciantes.

6YU2ADGSMNHBNA4X37VL4OL3FY.JPG
David Acosta, presidente de la Asociación de Comerciantes de la Placita de Santurce.

David Acosta, presidente de la Asociación de Comerciantes de la Placita de Santurce.

Estimó que unos 600 empleos directos podrían verse afectados, esto sin contar el impacto que tendría en los suplidores de alimentos y otros servicios. “Se convertiría en un pueblo fantasma”, expuso.

Acosta insistió en que el interés de los comerciantes es dialogar con el alcalde, pero no descartó el desarrollo de otras iniciativas, incluyendo una campaña informativa. “Si nos unimos fuertemente, al alcalde se le viene algo encima”, expuso.

El Nuevo Día conversó con clientes que estaban disfrutando en los restaurantes de la zona y también se expresaron en contra de la propuesta.

“Está dejándose llevar por lo que dice la gente, porque cómo tú vas a poner esos horarios en un área que es (de gran actividad) turística”, opinó Iván Salgado. Dijo que en diferentes portales para viajeros, la zona es descrita como uno de los espacios que no se puede dejar de visitar durante una visita a la isla.

Por otra parte, Iván Rivera señaló que la propuesta presentada por Romero impactaría el pago de arbitrios municipales. “Va a ser un problema para el mismo Municipio”, expresó.

Otros visitantes prefirieron no opinar, pues no acostumbran visitar la zona en horario nocturno ni residen en áreas aledañas que pueden verse afectadas por las actividades a altas horas de la noche.

Tras la divulgación del borrador y el cúmulo de comentarios que ha generado, el alcalde dijo que quiere recibir el insumo de los comerciantes para poder lograr un documento producto del diálogo. “No hay Código de Orden Público que vaya a funcionar si no está legitimizado por la participación ciudadana”, manifestó Romero cuando anunció el borrador para modificar el Código de Orden Público que rige en la ciudad capital.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario