Puerto Rico 25 abril 2022

Comienza la discusión en el Senado del proyecto que busca restringir el aborto

Para mañana, martes, está citado el secretario de Salud, Carlos Mellado; mientras, en las vistas públicas del viernes participarán representantes de Taller Salud y el Colegio de Médicos Cirujanos

La lista de deponentes en las vistas públicas que celebrará esta semana el Senado para atender la medida legislativa que prohibiría los abortos pasadas las 22 semanas de gestación, incluye al secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, así como al cardiólogo Iván Lladó y a otros ciudadanos con “interés directo en el tema”, indicó la portavoz de Proyecto Dignidad, Joanne Rodríguez Veve.

Tanto Mellado como el doctor Lladó fueron convocados para el primer día de vistas públicas mañana, martes. Mientras, entre los citados para el viernes -en la continuación de la discusión del Proyecto del Senado 693 que se extenderá por tres días- está la organización Taller Salud, que depondrá a las 9:00 a.m.; y el Colegio de Médicos Cirujanos que tendrá su turno a la 1:30 p.m., confirmó El Nuevo Día.

“Definitivamente, nosotros cogimos el proyecto de ley y la discusión pública que se ha tenido y hemos ido punto por punto sobre cómo violenta y restringe los derechos de las mujeres y las personas gestantes. No es una medida necesaria, habiendo otras prioridades de salud que podrían ameritar intervención legislativa y que, sin embargo, no se da”, puntualizó Lourdes Inoa Montenegro, directora de la iniciativa Mujeres y Salud, en Taller Salud.

El Proyecto del Senado 693 fue aprobado el pasado 29 de marzo por la Comisión de Asuntos de Vida y Familia, presidida por Rodríguez Veve, sin escucharse a los grupos que rechazaban o avalaban la medida. Días después y tras un fuerte reclamo de la oposición, el presidente del Senado, José Luis Dalmau, anunciaba la celebración de vistas públicas a través de unas expresiones emitidas en consenso con Rodríguez Veve y el portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara Alta, Thomas Rivera Schatz.

Previo a esta determinación, Dalmau fue objeto de fuertes críticas, no solo por el trámite que le había dado a la medida que restringe el aborto en etapa de viabilidad del feto, sino que, también, fue señalado severamente por sostener que todas las personas involucradas en el aborto de un feto viable son “asesinas”.

“Nosotras lo que queremos es que la medida no se mueva más porque no tiene legitimidad y no responde a ningún asunto urgente y es totalmente perjudicial para las mujeres y personas gestantes”, afirmó Inoa Montenegro.

Según cifras del Departamento de Salud, el 83% de los abortos en Puerto Rico se realizan antes de las 10 semanas de gestación y solo el 1% alcanzan 21 semanas o más de gestación.

Embed

Expertas en derecho reproductivo han señalado que no es posible fijar una cantidad de semanas determinadas para permitir o prohibir una terminación de embarazo, ya que hay fetos que se pueden desarrollar sin dificultades y otros afectan sus condiciones de supervivencia.

La legisladora va a dirigir el proceso de vistas públicas como presidenta de la Comisión de Asuntos de Vida y Familia. En segunda instancia, el Proyecto del Senado 693 será atendido por la Comisión de Asuntos de la Mujer, presidida por la senadora popular Migdalia González.

Rodríguez Veve ha adelantado que serán citados el Departamento de Justicia, además de la Unión Americana de Libertades Civiles, el Colegio de Ginecólogos Obstetras, la Campaña Nacional Aborto Libre, Seguro y Accesible y Proyecto Matria. Igualmente, “abogados y médicos en su carácter profesional y líderes eclesiásticos”.

Rodríguez Veve indicó que González también le remitió una lista de deponentes que ella propuso para ser citados. “La gran mayoría de sus sugerencias han sido acogidas”, dijo la senadora de Proyecto Dignidad sin precisar cuáles sí y cuáles no. “La Comisión de Asuntos de Vida y Familia ha convocado a las vistas públicas a un amplio sector de la sociedad, con posturas tanto en contra como a favor del proyecto. La totalidad de las organizaciones pro aborto que solicitaron deponer participarán de las mismas”, alegó Rodríguez Veve.

En una carta del 19 de abril, González le solicitó a Rodríguez Veve que citara una serie de deponentes y organizaciones como el Departamento de la Familia, el Colegio de Médicos Cirujanos, el Colegio de Abogados y Abogadas, la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) y las doctoras Linda Lara y Yari Vale Moreno.

Además, al expresidente del Senado Eduardo Bhatia y a la exconsejal por la ciudad de Nueva York, Melissa Mark Viverito.

“Creo que realmente tienen que poder recibir un mensaje alto y claro durante esta semana de la oposición que hay sobre esta medida y cualquiera que sea tan irrelevante y tan violenta como lo es esta contra los derechos de las mujeres y las personas gestantes en general”, subrayó Inoa Montenegro.

El Proyecto del Senado 693 propone, además, la creación de un registro sobre los abortos a llevarse en cualquier clínica u hospital donde se hagan estos procedimientos. El documento tendrá que ser remitido al Departamento de Salud y deberá incluir la información personal de la mujer embarazada, copia de un estudio médico con la firma de la madre, la dirección física del lugar en que se hizo el aborto y el método utilizado.

El secretario de Justicia, Domingo Emanuelli, ha establecido que este “registro” podría ser interpretado como intervenciones que entorpecerían la prestación de servicios médicos y pudiera interferir con el criterio médico, además de que podría poner en peligro el derecho a la intimidad de la persona.

Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, sostuvo que la medida criminaliza la práctica de la medicina en el país. “Prohibimos (el aborto pasadas las 22 semanas), pero le echamos las consecuencias a otros y no la asumimos nosotros como legisladores, así es bien fácil legislar. Nos tenemos que oponer a la criminalización de la práctica de la medicina”, expresó.

La medida establece que, como parte del registro, se debe incluir la etapa gestacional del concebido, la cual debe estimarse a través de un ultrasonido. El médico deberá incluir, también, los métodos de terminación de embarazos disponibles, así como el elegido y las razones por las cuales lo escogió. “Le ponen a los médicos la carga de decidir la viabilidad... esto no es como fabricar un carro”, sostuvo Ramos.

“Si el estimado del sonograma estuvo mal, a quién van a demandar”, cuestionó el pediatra. “Sacar pecho y decir lo prohíbo, pero echarle la responsabilidad legal a otro, eso es lo que hace el proyecto”, afirmó Ramos, al señalar que dentro de la organización hay colegiados a favor y en contra de la terminación de embarazos.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario