Concurso 26 marzo 2021

Son expulsados 9 estudiantes de entre 15-17 años por fumar marihuana en Las Tunas

Al menos nueve estudiantes fueron expulsados del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Luis Urquiza Jorge, de Las Tunas, por consumir marihuana, según informó el medio La Hora de Cuba, que obtuvo la confirmación de Maigualida Ortega Espinosa, directora del centro.

Los sancionados, de entre 15 y 17 años, residen en diferentes municipios de Las Tunas, pero se encontraban en la beca debido a que la incidencia del Covid-19 en la provincia no es de las más altas del país.

Por el momento, los estudiantes fueron expulsados del IPVCE y trasladados a institutos de técnico medio que no otorgan derecho a solicitar carreras universitarias de manera directa, pues deben hacerlo por concurso, un método mucho más difícil por la considerable disminución de plazas.

El reglamento escolar en Cuba sanciona con expulsión a los estudiantes que posean, consuman o promuevan "bebidas alcohólicas, drogas estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras de efectos similares en las áreas del centro o fuera de él, y durante la transportación del pase en el caso de los centros internos."

La fuente consultada por el medio de prensa independiente agregó que los familiares de los estudiantes fueron advertidos de la posibilidad de que estos sean trasladados a escuelas de conducta en caso de que divulgaran lo ocurrido.

Pese a que en muchos países se debaten las sanciones relacionadas con el consumo de marihuana, a finales del mes de julio el Gobierno cubano anunció a través de la Resolución No. 23/2020 del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) la prohibición total sobre la tenencia, importación o transportación de dicha sustancia y sus productos derivados por parte de viajeros o en paquetes comerciales.

La mencionada disposición, firmada por el ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda no exime a las personas que porten prescripciones médicas para el consumo de estas sustancias con fines terapéuticos.

Con la Resolución No. 23/2020 el Estado cubano da otro paso en su política de estricto rechazo al empleo de esta planta y cualquiera de sus derivados, a pesar de que internacionalmente avanza hacia su legalización por criterios medicinales y también recreativos.

El propio documento reconoce el aumento de la "legalización a nivel nacional por varios países", pero reafirma el criterio de que es "nocivo a la salud humana", por lo que queda completamente prohibido en Cuba, sin excepciones.

El Código Penal vigente en Cuba prevé entre cuatro a diez años de privación de libertad para quien "trafique, adquiera, introduzca o extraiga" del territorio nacional marihuana u otras plantas de propiedades similares.

Si poseen "cantidades relativamente grandes" la sanción se incrementa de 15 a 30 años de privación de libertad o incluso pena de muerte, en caso de que los culpables sean funcionarios públicos o autoridades, o si están involucrados en tráfico internacional.

Fuente: www.diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario