Puerto Rico 05 marzo 2019

Confirma pesquisa federal a la Guardia Nacional

Ayudante general José Reyes afirma que investigaciones internas se completaron y defiende gestión de su antecesor Isabelo Rivera

El general José Reyes asumió el mando de la Guardia Nacional de Puerto Rico en momentos en que el cuerpo militar está bajo investigaciones por presuntas irregularidades ocurridas durante el proceso de recuperación tras el paso del huracán María. Al confirmar que las autoridades federales investigan estas denuncias, Reyes defendió el trabajo de su antecesor, Isabelo Rivera.

“El pasado ayudante general, Isabelo Rivera, procedió de acuerdo a los reglamentos establecidos en la Guardia Nacional y lo que establece el código legal nuestro. Todas esas investigaciones se llevaron a cabo y se completaron y él refirió... a las agencias federales y estatales los hallazgos de esa investigación”, afirmó.

Agregó Reyes que “en este momento, esas agencias federales y estatales están procediendo con sus respectivas investigaciones. No se nos han requerido documentos adicionales y estamos dando espacio a que hagan su trabajo y continúen con el curso. Ellos están haciendo sus investigaciones correspondientes”.

Cuando Reyes fue nombrado y confirmado al puesto de ayudante general ya llevaba 30 años de carrera militar y —junto a su esposa— había decidido colgar la fatiga y retirarse. Ahora está de regreso y con planes de completar el proceso para que su nombramiento sea uno federal. Su uniforme, planchado con filo militar, tiene varias filas de barras y estrellas. Habló con devoción del trabajo en la milicia y le atribuyó el haber podido mantener a su familia y que sus dos hijos hayan estudiado medicina.

Defendió el trabajo de la Guardia Nacional ante las investigaciones por supuestos malos manejos luego de María, en particular con el uso dado a un generador de energía.

Apoyo “en cuerpo y alma”

“No tenemos una preocupación de que hayamos incumplido con nuestras obligaciones”, expresó. “No vamos a dar espacio... esto es una institución de valores y principios y no vamos a dar espacio a ningún tipo de corrupción. No hay espacio para papas podridas. Hay que mencionar que las acciones de dos o tres personas no son el ejemplo de cientos de miles de hombres y mujeres de la Guardia Nacional. Tenemos hombres y mujeres que dieron cuerpo y alma para apoyar a Puerto Rico en tiempos de emergencia y esos son los verdaderos hombres y mujeres de la Guardia Nacional”.

Alabó el trabajo de su antecesor, a quien catalogó como su amigo. Al salir del puesto, Rivera dijo a través de portavoces que no salió por causa de las pesquisas, sino por querer retirarse luego de 42 años de servicio.

“Realizó su trabajo. Es un excelente oficial del Ejército. Un hombre de bien, de familia. Tiene mi respeto y lo considero un gran amigo”, sentenció Reyes.

Los favores políticos

A finales de enero EL VOCERO publicó que el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y la Fiscalía federal investigan presuntos favores políticos en la Guardia Nacional.

Según publicó este rotativo, la Oficina del Inspector General también realiza una pesquisa sobre la alegación de que un generador fue llevado a una casa en vez de llevarlo a la Guardia Nacional. La información apunta a que el mayor Héctor Vázquez dio directrices para que este equipo fuera llevado a una residencia en Trujillo Alto.

Reyes dejó saber que Vázquez ya no forma parte de la Guardia Nacional.

“Hoy no es miembro de la guardia estatal. Es bueno aclarar que la Guardia Nacional tiene tres componentes. Tiene el Air National Guard que son 1,012 efectivos, la parte del Army que son 6,000 y la Guardia Nacional estatal”, explicó.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario