Puerto Rico 05 marzo 2021

Contratista de la campaña de Ricardo Rosselló Nevares tiene vínculos con exfuncionario legislativo

La corporación recibió pagos por $180,000 del comité del exgobernador durante el Verano de 2019

La firma de consultoría en comunicaciones, cuya contratación a un costo de $180,000 en el Verano de 2019 por parte del comité de campaña de Ricardo Rosselló Nevares colocó en el ojo público el origen y destino de ese desembolso, es presidida por la madre de un exfuncionario legislativo que culminó funciones en el Capitolio en diciembre, corroboró la Unidad de Investigación y Datos de El Nuevo Día.

Mayra I. González Morales, incorporadora de D.R. Consulting Corporation -compañía que recibió dos pagos por $90,000 en julio de 2019, durante los días más intensos de las protestas que provocaron la renuncia de Rosselló Nevares- es madre de Edwin Núñez González, quien hasta hace dos meses fue el director de administración de la Comisión Especial Conjunta de Fondos Legislativos para Impacto Comunitario. Esta comisión distribuye fondos legislativos a organizaciones sin fines de lucro.

González Morales no contestó las llamadas ni mensajes de este diario. La presidenta de la Asociación de Relacionistas Profesionales, Karen Garnik, dijo a la Unidad de Investigación que la mujer no pertenece a esa organización ni su nombre está registrado en la Junta Reglamentadora de Relacionistas de Puerto Rico. Tampoco la compañía es reconocida en el ambiente de las comunicaciones.

El contralor electoral Walter Vélez señaló que el comité de campaña Ricardo Rosselló no ha culminado su proceso de disolución, por lo que las auditorías sobre sus ingresos y gastos se mantienen hasta tanto no haya un cierre final, lo que ocurrirá cuando salde todas sus deudas y tenga un balance de cero en la cuenta bancaria. Estas auditorías tienen el propósito de corroborar el uso de los fondos recogidos para financiar las campañas políticas.

El funcionario señaló que la Oficina del Contralor Electoral mantiene jurisdicción sobre cualquier comité de campaña aun después de concluido el proceso de cierre.

Sin querer hablar sobre el comité Rosselló en particular, Vélez explicó que también mantienen potestad para referir acciones de comités de campaña “si detectamos alguna infracción a la ley (electoral) o a otras leyes, sean estatales o federales”. Rechazó comentar si la agencia ha recibido alguna comunicación legal o informativa tras las recientes publicaciones sobre las transacciones de D.R. Consulting.

El Nuevo Día preguntó también al secretario de Justicia, Domingo Emanuelli, si, al día de hoy, ha recibido alguna querella o referido relacionado con el comité de campaña de Rosselló, D.R. Consulting Corp. o González Morales, pero el funcionario se limitó a decir que se evalúan “todos los ángulos”. “Tan pronto se concluya esta etapa, estaríamos en posición de determinar el proceso a seguir, conforme a derecho y jurisdicción”, sostuvo.

Controversia por desembolsos

La contratación de la desconocida firma D.R. Consulting para supuestamente brindar servicios de comunicaciones al comité de campaña de Rosselló Nevares y el desembolso de un cheque $90,000 el 17 de julio de 2019 y otro de $90,000 el 23 de ese mes -un día antes de la renuncia del entonces mandatario- fue destapada por el programa “Jugando Pelota Dura”.

El programa de análisis también encontró que la oficina registrada en el Departamento de Estado como la sede de D.R. Consulting era, en realidad, una casa deshabitada en el barrio Cacao Centro, en Carolina. La dirección de la oficina designada y del agente residente de la corporación tiene el propósito legal de proveer un espacio en el que se puedan recibir emplazamientos, de ser necesario, y desde donde se puedan realizar las funciones propias de un agente residente.

Este diario halló que esa misma dirección residencial fue anotada como sede del Centro Ebenezer, una compañía de responsabilidad limitada con fines de lucro, presidida por Núñez González, pero que no parece haber tenido actividad, según se desprende de los registros de la entidad en el Departamento de Estado.

Centro Ebenezer fue inscrita como corporación el 28 de octubre de 2018 con el propósito de “dar hogar, cuido y ofrecer distintos servicios a personas con necesidades”. Sin embargo, no registró ningún informe anual.

Vecinos y familiares de la familia González corroboraron a este diario la relación maternofilial entre la presidenta de la firma de consultoría y el exfuncionario legislativo.

El martes en la noche, Núñez González tenía una cuenta en la red social Twitter. En la mañana del miércoles, cambió la foto, y la cuenta ya no era de acceso público. Mientras la mantuvo activa, la cuenta mostraba una imagen de la bandera de Estados Unidos y aludía a la incorporación de Puerto Rico. También tenía una foto suya y, bajo ella, se describía como amante del derecho y contador público.

Núñez González no está ni el directorio de abogados de la Rama Judicial ni en el directorio del Colegio de Contadores Públicos Autorizados.

El exfuncionario legislativo no contestó las llamadas de este medio para verificar si presta o prestó algún servicio o ejerce alguna función dentro de la compañía registrada por su madre. Fuentes no identificadas de El Vocero dijeron que González Morales registró D.R. Consulting a petición de un amigo de su hijo, pero no se indicó si se trata de una amistad del exadministrador de la comisión de fondos legislativos.

Según informes de El Vocero, las autoridades federales entrevistaron a parte del equipo de finanzas de la campaña de Rosselló Nevares, así como a González Morales.

Sobre sus funciones en el Capitolio, la senadora Migdalia Padilla dijo a El Nuevo Día que, aunque copresidió la Comisión Especial Conjunta de Fondos Legislativos para Impacto Comunitario, la contratación de Núñez González fue hecha por el exrepresentante Antonio “Tony” Soto.

Padilla dijo que su relación con Núñez González fue únicamente relacionada con los servicios que él prestó a la comisión, pero no lo conoce en el plano personal, aunque sí sabía que había trabajado antes en el Municipio de Guaynabo. Este medio supo que Núñez González trabajó en ese ayuntamiento hasta 2016.

Soto envió un breve mensaje de texto a El Nuevo Día en el que informó su deseo de no emitir comentarios sobre “ningún tema público”. En otros foros, ha señalado que su reciente renuncia al escaño no se relaciona con esta controversia.

El Nuevo Día constató que D.R. Consulting se registró como corporación doméstica el 22 de mayo de 2019. En el informe anual de 2019 y que, según el ponche electrónico registró en enero pasado, señalaba tener activos por $59,593 y pasivos por $22,042.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario