Puerto Rico 25 octubre 2017

¿Cóoomo? 19 años sin energía eléctrica

Residente en Maricao denuncia que la burocracia gubernamental y la política lo mantiene a oscuras.

Maricao. A poco más de un mes del huracán María, cerca del 80% de la Isla sigue sin electricidad.

Pero hay quienes están peor y son aquellos que no tienen energía desde el impacto del huracán Irma el 6 de septiembre pasado.

Y hay quien vive un calvario todavía mayor. Edison Rivera de Jesús, un agricultor de la zona de Maricao no tiene luz desde… Georges. Sí, el huracán Georges de 1998.

Primera Hora encontró a Edison durante un recorrido por ese municipio. Estaba con sus dos hijas y su devastadora historia.

El 21 de septiembre de 1998, cuando el huracán Georges arrasó con Puerto Rico, tumbó el poste de luz frente a su casa.

Desde ese entonces y por 19 años no ha vuelto a tener servicio de energía eléctrica.

“Desde el huracán Georges yo no he tenido luz. El poste se partió, he hecho constantemente las gestiones con el alcalde (de Maricao). Me han enviado a todos los sitios a dónde me pueden ayudar y nunca han hecho nada”, denunció el hombre de 56 años residente del sector La Guava, una comunidad aislada de la zona urbana de Maricao y en la que viven cinco familias.

Embed

Edison sobrevive a la oscuridad desde hace casi dos décadas con su estufa de gas, unas pocas lámparas solares que ha podido comprar y otros aparatos que logra cargar en la casa de su madre, ubicada en el mismo sector y que irónicamente sí tiene servicio de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Según el agricultor, fue el municipio de Maricao el que removió el poste afectado luego del paso de Georges, dejándolo a merced de la burocracia que lo ha mantenido vagando entre agencias del gobierno.

“Yo tengo unos documentos en casa que el municipio me llevó. Me dicen que tengo que solicitar ocho postes de luz. ¿Con qué voy a pagar ocho postes de luz cuando solamente se fue uno?”, cuestionó.

Edison afirma que la inacción de las autoridades responde a razones políticas. Destaca que su sector es una unidad que el alcalde de Maricao, Gilberto Pérez Valentín del Partido Nuevo Progresista (PNP), no controla políticamente y que por ese motivo no hay interés en llegar hasta allí a solucionar los problemas de los vecinos. Pérez Valentín está al frente de este pueblo montañoso desde 1993, cinco años antes de que llegara Georges.

“Aquí él (alcalde) no sube, no viene porque es una comunidad que no gana. Nos tiene en el olvido”, dijo Edison.

Aunque las gestiones que ha realizado han sido directamente con el municipio, es la AEE la responsable de proveer servicio eléctrico a las comunidades en Puerto Rico.

Esta agencia informó a Primera Hora a través de su portavoz de prensa, Odalis De Jesús, que no tenía conocimiento sobre el caso de Edison y que por una falla en los sistemas de información no podía acceder al expediente.

Según la portavoz, el administrador regional de Operaciones Técnicas de la AEE en Mayagüez, el ingeniero José Villarubia, se comprometió a visitar la residencia de Edison para atender la situación lo antes posible. Aunque no dio una fecha precisa, anticipó que el funcionario recomendará a la AEE la instalación de paneles solares en la casa, ya que por su ubicación no es viable volver a colocar postes de tendido eléctrico.

Otro huracán y todavía sin luz

Edison ha vivido siempre en La Guava, pero en el 2016 tuvo que tomar la decisión de mudarse a Yauco. Su hija Ruth, la menor, se preparaba para comenzar estudios universitarios y necesitaba tener acceso a Internet.

Sin embargo, hace cinco meses regresó a su hogar en Maricao por falta de recursos.

Lo que él desconocía era que luego de volver al hogar que aún vive las consecuencias del huracán Georges tendría que enfrentar los efectos de un nuevo fenómeno atmosférico que despedazarían sus esperanzas de poder contar con servicio eléctrico.

A diferencia de la mayoría de los hogares puertorriqueños, en la casa de la familia Rivera el temor a quedarse sin luz tras el paso del huracán María no existía. Desde Georges ese es su pan de cada día.

Pero aunque ya no tenía luz, María llegó a empeorar la situación para Edison. Las carreteras de su pueblo se volvieron intransitables, la comunicación colapsó y los ríos se salieron de su cauce.

En medio del caos, la madre de Edison se descompensó y tuvieron que ingeniárselas para poder llevarla hasta un lugar seguro.

“Mi mamá es operada de corazón abierto. Cuando sucedió la situación nosotros quedamos atrapados ahí y ya las casas estaban deteriorándose. Bajamos (al pueblo de Maricao) a pedir ayuda y lo único que logramos fue que nos dieran una camilla”, recordó Edison.

Según relata, 19 personas cargaron a su madre, de 76 años, en una camilla a través de deslizamientos de tierra, vientos y agua provocada por el huracán.

“Nosotros la pasamos en la camilla, no mandaron un paramédico, mi mamá se nos desmayó. Creíamos que ella se moría en el camino. Salimos a las 6:00 de la mañana y llegamos a las 3:00 de la tarde”, contó Edison, quien a un mes de María todavía tiene que caminar 40 minutos desde su casa hasta su trabajo por la mala condición de los caminos.

“Emocionalmente, nos sentimos abandonados por las autoridades, pero gracias a Dios siempre hay gente buena que está dispuesta a ayudar”, contó.

Edison admitió que la ayuda ha comenzado a llegar a cuenta gotas. El Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico y la Guardia Nacional abrieron carreteras y les llevaron suministros.

“Los bomberos han venido varias veces. Primero vinieron con sierras, cortaron los árboles para hacer el camino accesible para pasar. Nos han traído agua, comida. Han venido hasta con máquinas, todo el tiempo han sido ellos”, dijo con agradecimiento. Pero insiste con la deuda del alcalde.

“A estas alturas no sabemos si al alcalde se lo llevó el huracán, porque él no ha dado presencia aquí para ver la condición”, denunció Edison, quien -a pesar de los huracanes que vienen marcando el pulso de su vida desde hace 19 años- sigue aferrado a la esperanza de poder normalizar su día a día y volver a tener luz.

Fuente: primerahora.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario