COVID-19 08 marzo 2021

El sistema de rastreo de Salud apunta a un alza en contagios de COVID-19 en los restaurantes

Los analistas sostienen que la violación a las directrices mediante orden ejecutiva y la falta de medidas preventivas se encuentran entre las razones detrás del aumento

Pese a que el país observa una reducción en casos positivos confirmados de COVID-19, en lo que va de año se ha reportado un alza consistente en contagios relacionados a exposición en restaurantes, al tiempo que dueños y patronos de estos establecimientos presuntamente no cumplen a cabalidad con las instrucciones establecidas mediante orden ejecutiva.

Así lo afirma el Sistema Municipal de Investigación de Casos y Rastreo de Contactos (SMICRC) del Departamento de Salud en un nuevo informe.

“Continúa presente el hecho de que, contrario a lo anticipado públicamente, este sector ha estado operando con mayor capacidad de la que se delimitó en las órdenes ejecutivas consistentemente”, señalaron los autores en un análisis que fue presentado ante la Coalición Científica de Puerto Rico a principios de marzo.

El análisis subraya que, mientras se ha observado una reducción de hasta 60% en casos totales y casos de empleados del sector de recreación, los diagnósticos positivos con exposición en restaurantes han llegado incluso a exceder en un 8% la cantidad de casos recogidos en un informe similar el 29 de enero de este año, con 677 ese mes, mientras en febrero alcanzó los 731, debido a presuntos incumplimientos con los límites de capacidad y faltas de medidas preventivas.

La falta de cumplimiento con las medidas de prevención en el sector de recreación, bajo el cual están los restaurantes, apunta incluso a que el nivel de ocupación en los comercios bajo este renglón se encuentra solo a un 17% de igualarse con el movimiento registrado el pasado año para estas fechas, cuando todavía no estaba en vigor ningún cierre de emergencia ni limitaciones en el tráfico y ocupación en establecimientos.

“Las órdenes ejecutivas han estado fungiendo como sugerencias, y no como directrices, con poca o ninguna variación observada a la hora de fluctuar por cientos de capacidad de estos. A pesar de no haberse materializado ajuste alguno en la última orden ejecutiva que propiciara mayores aperturas, la ocupación del sector de recreación ha continuado aumentando, encontrándose a un 83% de sus niveles prepandemia”, subrayó el informe preparado por cinco analistas SMICRC.

La orden ejecutiva 14 sobre medidas ante el COVID-19 –que vence el 14 de marzo- establece que los restaurantes, incluyendo los de comida rápida y “food courts”, podrán operar “con una capacidad máxima de 30% del lugar, y manteniendo distanciamiento físico de seis pies entre mesas”. También dice que los restaurantes al aire libre podrán operar sin la limitación del porcentaje de capacidad, pero garantizando el distanciamiento físico de seis pies entre mesas.

El secretario de Salud, subraya la orden, está facultado a prohibir la operación, restringir la operación o los horarios de servicio de ciertas industrias y sectores del comercio si determina que representan un riesgo a la salud debido al COVID-19. El Nuevo Día solicitó una entrevista con el secretario designado Carlos Mellado, pero al momento de publicar esta historia, no había estado disponible.

Estos datos surgen al tiempo que un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) publicado el 5 de marzo sostiene que el uso obligatorio de mascarillas se asoció con una disminución en las tasas diarias de crecimiento de casos y muertes por COVID-19 dentro de los 20 días posteriores a la implementación, mientras que permitir a los restaurantes servir al público en sus comedores se asoció con un aumento en las tasas diarias de crecimiento de casos positivos. De igual modo, se asoció con un aumento en las tasas de crecimiento de muertes diarias.

El SMICRC busca que los encargados de restaurantes registren los establecimientos en el Bioportal de Salud, tal cual lo insta la orden ejecutiva vigente. “La epidemióloga Pierina Cordero ha iniciado comunicación con la Cámara de Comercio, la Asociación de Restaurantes, y otras entidades, para informarles que se ha configurado el proceso de registro de comercios en el Bioportal”, lee el informe.

Este medio solicitó a Salud la cantidad de restaurantes ya registrados en el Bioportal y cuántos deben reportarse. Asimismo, se solicitaron entrevistas con la Asociación de Restaurantes y la Cámara de Comercio.

El informe sostiene que no son los empleados quienes están incurriendo en conductas de alto riesgo en los restaurantes, sino los comensales, quienes se remueven su equipo protector para comer o beber, y concluye que estos trabajadores están al menos 10% más sobreexpuestos que los de otros sectores.

Como parte del proceso de investigación de casos, el SMICRC incorpora preguntas rutinarias sobre la exposición de casos positivos, incluyendo los lugares visitados. En San Juan, por ejemplo, a pesar de que la proporción de casos de residentes de la capital ha reducido de un 12% a un 10%, la proporción de residentes contagiados que han informado que visitaron restaurantes incrementó de un 18% a un 20% durante el periodo observado.

“Todo esto apunta a que, a pesar de que los casos han descendido, los contagios suscitados en restaurantes continúan persistentes y sin mitigarse”, señalaron los analistas. El informe no menciona otros municipios o regiones ni restaurantes específicos.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario