COVID-19 18 agosto 2021

Respaldo de expertos a tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19

Opinan que un refuerzo a la vacuna contra este virus es importante para combatir la virulenta variante delta y otras que surjan

Una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 podría estar disponible próximamente para la población general que interese recibirla en vías de robustecer su respuesta inmune al virus.

Según la investigadora, por el éxito que ha tenido Israel con una tercera dosis de esta vacuna en sectores vulnerables, es probable que el gobierno federal autorice pronto la administración de otra dosis de este producto a partir de los 16 años.

“Israel tenía un 90% (de su población vacunada) antes del verano, pero empezaron a ver un repunte de la variante delta, aún entre vacunados. Por eso comenzaron a darle una tercera dosis a mayores de 65 y proveedores de la salud. Como ya hay una base de datos, eso va a ayudar al FDA a tomar una decisión más rápido”, indicó.

Zorrilla informó que la compañía Moderna está trabajando en la fabricación de otro producto diseñado para proteger contra la delta y otras variantes del virus.

“Esto no quiere decir que las vacunas (ya aprobadas) no funcionen, sino que hay un grado donde se pierde esa eficacia y por eso se requiere un refuerzo”, sostuvo.

Mencionó que la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano requiere tres dosis, mientras la de difteria y tétano se debe reforzar cada diez años.

“Los vacunados no se mueren (generalmente), pero se infectan y lo transmiten. Hay que volver a mascarillas y evitar multitudes. La protección ha bajado y la (variante) delta es más agresiva. Ahora mismo tengo cinco médicos con COVID y todos han salido (bien) porque están vacunados”, indicó el doctor Javier Morales.

Coincidió en que requerir dosis de refuerzo de una vacuna no es infrecuente y se pide para otras enfermedades.

Según WebMD, para combatir ciertas enfermedades se necesita más de una dosis para una respuesta inmune fuerte pues la protección se reduce con el tiempo y los virus mutan. Esto provoca la necesidad de una dosis adicional de la vacuna o inyección de refuerzo (“booster”).

“Al aumentar la cantidad de anticuerpos la pelea (contra el virus) va a ser más fácil”, señaló Morales, quien dirige Clinical Research de Puerto Rico.

Por eso, el infectólogo comentó que mientras antes la vacuna se veía como un producto que ayudaba a evitar contagios, ahora es más “para que no te mueras”.

El doctor Fernando Cabanillas coincidió en que requerir más dosis no es raro.

“Todo estaba bastante estable hasta que vino la delta y nos cambió los muñequitos. La delta parece ser más virulenta. Al (la vacuna disponible) no tener la misma sensibilidad contra otras variantes, hace falta mejorar eso”, dijo el director del Centro de Cáncer del Hospital Auxilio Mutuo.

El oncólogo comentó que, al igual que los pacientes inmunosuprimidos, los adultos mayores de 65 años están en desventaja de combatir este virus pues no fabrican los mismos anticuerpos que otros menores.

Con una tercera dosis los anticuerpos pueden subir. Por eso creo que todos los de sobre 65 (años) deben vacunarse (con un refuerzo)”, dijo.

El doctor Jorge Santana comentó, por su parte, que se anticipaba la necesidad de una tercera dosis ya que estudios han reflejado que tras ocho a diez meses los anticuerpos neutralizantes de la vacuna se reducen.

“Esa eficacia ha ido bajando a un cuarentipico a sesentipico por ciento contra la delta”, dijo al recordar que la protección original de las vacunas de Pfizer y Moderna era de un 95%.

El director de la Unidad de Investigaciones Clínicas sobre SIDA del RCM, UPR, resaltó que el virus va a seguir tratando de sobrevivir mediante nuevas variaciones.

“Los expertos dicen esto será como la influenza, porque se está perpetuando mucho. Mientras no puedan vacunar al mundo entero, va a seguir. Por eso la influenza nunca ha sido controlada”, dijo.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario