COVID-19 12 abril 2021

Salud reporta 753 nuevos casos confirmados por COVID-19

La cantidad de hospitalizaciones a causa del virus se colocó en 387

El Departamento de Salud informó este lunes 753 nuevos casos positivos confirmados por COVID-19, a la vez que se registraron 454 casos positivos probables y 799 casos positivos sospechosos adicionales.

Con estos contagios, los casos confirmados suman 103,188, los casos probables 12,111 y los casos sospechosos 103,318.

Asimismo, la agencia reportó una muerte adicional por el virus que elevó a 2,155 el total de fallecimientos. La víctima es un hombre de 58 años de la región de Ponce que falleció ayer, domingo.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fdesaludpr%2Fstatus%2F1381540092209074184

Salud indicó que el total de pacientes recluidos por el virus se redujo a 387, de los cuales 364 son adultos y 23 son pediátricos. Se informó que 72 adultos están recluidos en una Unidad de Cuidados Intensivos, mientras que 43 permanecen conectados a un respirador artificial. Un menor también permanece en intensivo.

Hasta hoy, los hospitales del país cuentan con 208 camas de intensivo y 903 respiradores artificiales disponibles para adultos.

Según la dependencia, el término de caso positivo confirmado hace referencia a los contagios cuyo resultado fue validado mediante una prueba PCR (molecular). El caso probable es aquel cuyo resultado positivo a la enfermedad se obtuvo mediante prueba de antígenos. Mientras, los casos sospechosos, también conocidos como resultados de anticuerpos, son aquellos que arrojaron positivo a la prueba serológica, y no tienen una prueba molecular o antígenos positiva.

Además, Salud explicó una muerte confirmada por COVID-19 corresponde al deceso de una persona con una o más pruebas moleculares positivas. La muerte probable es aquel deceso de un paciente que fue diagnosticado con COVID-19 mediante una prueba de antígenos o que su su cuadro clínico reúne los criterios para creer que padecía de COVID-19, pero nunca tuvo una prueba molecular o de antígenos para detectar el virus. Mientras, la muerte sospechosa se refiere al fallecimiento de una persona en la que se detecta un anticuerpo específico en suero, plasma o mediante una prueba serológica con su sangre.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario