Puerto Rico 17 enero 2022

Cuestionan el privilegio de confidencialidad en demanda contra periodista

La controversia judicial debate el alcance de requerir a estos profesionales divulgar sus fuentes de información basado en la naturaleza del material develado

La amplitud del privilegio de los periodistas a no divulgar sus fuentes de información está cuestionada tras dos determinaciones judiciales que negaron una orden protectora solicitada por el exdirector de Noticias de Televicentro Alex Delgado y WAPA TV para mantener el anonimato de una fuente durante el descubrimiento de prueba en una demanda que enfrentan por difamación.

La discusión sobre si Delgado está obligado a informar quién le proveyó un documento presuntamente confidencial producido por un agente del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE) está ante el Tribunal Supremo, foro al que el comunicador recurrió ante la insistencia del demandante, el fiscal Idelfonso Torres Rodríguez, de que se le otorgue ese nombre.

Delgado es hoy día director de la emisora Noti-Uno (630 AM) y trabaja como parte del equipo del programa televisivo Jugando Pelota Dura que transmite Tele Once.

El juez superior Hamed Santaella Carlo negó la orden protectora solicitada por Delgado y WAPA en junio. En diciembre, el Tribunal de Apelaciones mantuvo la determinación del Tribunal de Primera Instancia (TPI). Delgado y WAPA radicaron un certiorari, que es un recurso discrecional que el Tribunal Supremo puede acoger o rechazar sin abundar en su decisión.

La controversia judicial gira en torno a si el “privilegio del reporte justo y verdadero” puede aplicarse a un documento que es parte del sumario fiscal de una investigación en proceso del Departamento de Justicia.

Delgado y la televisora sostienen que aplica el privilegio, y descartan la naturaleza confidencial del documento que utilizaron en sus reportajes. Argumentaron, además, que bajo el “privilegio del reporte justo y verdadero” los periodistas están protegidos de divulgar sus fuentes.

Mientras, el demandante alega que, sobre ese asunto, Delgado no está protegido por el privilegio de periodista porque la publicación de ese documento del NIE fue, supuestamente, un acto ilegal al ser parte del sumario fiscal.

En esta controversia, tanto el TPI como el foro apelativo descartaron que el documento usado en los reportajes sea público y reiteraron la ilegalidad de su divulgación.

“La protección del privilegio del reporte justo y verdadero solo se extiende a la publicación de información que surge de procedimientos públicos, o de documentos o informes oficiales preparados en ocasión de procedimientos públicos”, resolvió el juez de instancia. “En un balance de intereses, el privilegio del reporte justo y verdadero cede ante el interés público de proteger la confidencialidad del sumario fiscal”.

El Tribunal de Apelaciones concurrió con la corte inferior, al sostener que ni el memorando ni la fuente de información están protegidas por el mencionado privilegio.

El documento en el que se basaron los reportajes está suscrito por un agente del NIE, en el que, entre otras cosas, menciona que el Departamento de Justicia relevó al fiscal Torres Rodríguez de una investigación sobre presunto soborno a empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). La carta aducía que, presuntamente, Torres Rodríguez pagó a un empleado de la AEE para que privilegiadamente restableciera la energía eléctrica en una propiedad suya luego del huracán María.

Una investigación de la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (Opfei) reflejó que era incorrecta la información y concluyó que el fiscal no cometió delito. Según la pesquisa de la exjueza Crisanta González, quien actuó como fiscal investigadora, los servicios que requirió y pagó el fiscal a un empleado de la AEE, que además daba servicios como perito electricista, fue en enero de 2018 para reparar una falla en el voltaje de un apartamento suyo.

La investigación arrojó que el servicio contratado no estaba relacionado con el restablecimiento del servicio eléctrico luego del huracán y que esa área residencial ya tenía servicio desde octubre de 2017.

El fiscal, entonces, demandó a Delgado, WAPA TV y la reportera Yesenia Torres por la publicación de una serie de reportajes basados en el contenido de la comunicación suscrita por el NIE, pero que no estaba apegada a los hechos.

En un interrogatorio sometido a Delgado, el demandante requiere que el exdirector de Noticias de WAPA revele quién le entregó esa carta, a lo que se niega el comunicador porque asumió un compromiso de confidencialidad con su fuente.

“El hecho de que Alex Delgado se haya comprometido con la fuente a no divulgar su identidad, en un acuerdo de confidencialidad no puede ser fundamento legal o moral para impedir que se divulgue su identidad”, advierte el demandante en una moción presentada al TPI. “En nuestro sistema de derecho, no hay espacio para fomentar el encubrimiento de personas que han cometido delito”, añade.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario