Puerto Rico 21 mayo 2020

Denuncian limitaciones en teleterapias

Profesionales del campo levantan bandera con legislación que regula esta práctica y afirman que estudiantes se verían afectados

Con la puesta en vigor de la ley que regula la práctica de la ciberterapia en Puerto Rico de manera individual, son muchos los niños del sistema de educación pública, especialmente de la población de educación especial, que se quedarán sin recibir sus respectivas terapias por las limitaciones que acarrea el estatuto, denunciaron varios profesionales de este campo a EL VOCERO.

“La mayoría de las terapias que se ofrecen en el Departamento de Educación (DE) se ofrecen de manera grupal. La ley (de ciberterapia) limitó las terapias a que fueran de manera individual. Ya nuestros terapistas habían empezado a dar las terapias de manera grupal, que es como las tienen recomendadas en el Programa Educativo Individualizado (PEI)”, dijo a este medio Verónica Vega, gerente de calidad de una de las corporaciones que ofrecen estos servicios.

“Se estaba cumpliendo con lo que decía el PEI y, más importante aún, esa era la recomendación clínica del terapista, que es el que tiene la preparación académica y el ‘expertise’ clínico. Ellos recomendaron esa terapia grupal”, agregó Vega.

La medida que regula dicha práctica, aprobada en abril, fue impulsada por el representante novoprogresista Rafael "June" Rivera. La pieza legislativa no recibió enmiendas en ninguna de las cámaras legislativas.

Esta ley, en esencia, permite que un grupo selecto de profesionales se certifique para ofrecer sus servicios mediante equipo tecnológico a distancia. Entre estos profesionales están los fisioterapeutas, terapistas ocupacionales, terapistas del habla-lenguaje, psicólogos, consejeros, trabajadores sociales, consejeros en rehabilitación y terapistas educativos.

Las compañías de seguros médicos y la Administración de Seguros de Salud (ASES) están obligadas a pagar por los servicios como si fuera de manera presencial.

Problemas con los horarios

Una de las preocupaciones, según contó Vega, es que los terapistas tienen unos horarios establecidos en los que pueden atender cierta cantidad de menores de manera grupal. Ahora, con la limitación del tiempo y número de estudiantes, se ven en la posición de escoger a cuáles estudiantes les ofrecerán terapias esta semana y a quiénes dejarán fuera, en espera, para la próxima.

“Los terapistas ya tenían unos horarios hechos, con su matrícula asignada. Estaban, por ejemplo, de 8:00 a.m. a 3:00 p.m. con sesiones de cuatro estudiantes. Ahora, si los tengo que ver individual nada más, no me dan las horas del día para ver a todos mis estudiantes y darles las terapias. Tenemos que escoger a quién se le da terapias y a quién no”, puntualizó Vega.

Apuntó, además, que las terapias son grupales porque se trabajan aspectos socioemocionales. “Esta ley obliga a dar el servicio contrario a lo que fue su recomendación clínica. Como clínico se recomendó una terapia grupal y se ve beneficios en ese tipo de terapia. El legislador aprueba esta ley obligando a que se dé de manera individual, contradiciendo el juicio clínico de ese terapista”, expuso.

Menor la paga

El bolsillo de los terapistas también se verá afectado con esta ley. “Nos afecta también económicamente. Al ser modalidad individual, es una tarifa inferior. Y lo que pueden ver es menos pacientes. Con esto les están bajando un 50% o más el ingreso a los terapistas”, señaló Vega.

El tarifario puede depender de la disciplina y la corporación que presta los servicios de terapia, según se indicó. En general, la paga puede ir entre los $8 a $16 por terapia individual.

Vega indicó que las tarifas que Educación paga a las corporaciones son $22 por terapia individual de 45 a 60 minutos, $19 por individuales de 30 minutos y $18 por grupales.

Empero, Vega dijo que los terapistas cobran entre $9 y $16 por terapia individual, ya que el resto del dinero va para cubrir los gastos operacionales de las corporaciones: habilitación de salones en las escuelas para ofrecer las terapias, fotocopias de materiales, equipo tecnológico para procesar servicios y facturación, y pólizas de seguro, entre otros.

“Depende de la disciplina. En mi corporación, se cobra una tarifa fija por cada disciplina. Los psicólogos, $15; patólogos del habla, $12 y terapistas físicos, $13”, sostuvo.

Otra terapista consultada por EL VOCERO indicó por separado que un especialista que trabaje para el programa de remedio provisional del DE puede comenzar en $30 por terapia.

“Y remedio provisional mayormente da las terapias de manera individual porque ellos tienen las tarifas mucho más altas que nosotros. Para ellos es ganancia darlas de esta manera”, expresó Vega.

En Estados Unidos, según sitios digitales sobre ofertas de empleos, el tarifario de los terapistas varía por estado. En Nueva York, por ejemplo, un terapista ocupacional bajo el Departamento de Educación federal podría devengar entre $62,000 a $66,000 anuales como salario promedio.

Aseguran que contradice diagnóstico

“Lo que nos preocupa a nosotros es que esta ley les está violando los derechos a los niños del Departamento de Educación. Esos niños no van a recibir el servicio conforme a fue estipulado en ese PEI. Nos obliga a nosotros como especialistas a incumplir un PEI”, expresó, por su parte, una psicóloga que ofrece servicios a esta población y quien prefirió permanecer bajo condición de anonimato.

Tanto ella como Vega señalaron -por separado- que ha habido malestar entre las madres y padres de los estudiantes por este cambio.

“Nosotros tuvimos que contactar a estos padres. Hay papás que no están a gusto con esto. La ley dice que esta prestación de servicios se va a mantener mientras se declare un estado de emergencia o desastre por Covid-19. Muchos niños se van a quedar sin recibir el servicio”, dijo la psicóloga.

Ambas afirmaron que el estatuto necesita ser enmendado inmediatamente y que han estado enviando comunicaciones a la Legislatura, específicamente al representante Rivera -quien promovió el proyecto de ley- para dialogar sobre el asunto.

“Que se enmiende o que por lo menos se extienda la puesta en vigor mientras nosotros vemos qué hacemos”, comentó la psicóloga entrevistada por este medio.

EL VOCERO supo de otros terapistas que han manifestado su malestar con esta ley, pero que prefirieron no hablar por temor a represalias.

Defienden el estatuto

Por su parte Rivera, quien preside la Comisión de Educación, Arte y Cultura de la Cámara, defendió el hecho de que se especifiquen que estas teleterapias se realicen de modo individual, atribuyéndolo a que se trata de salvaguardar la confidencialidad de los estudiantes.

“A nosotros nos preocupa y le pedimos una opinión a la Comisión de Derechos Civiles federal sobre cómo le vamos a garantizar que se haga la ciberterapia grupal y cómo puedo tener la misma confidencialidad”, dijo el legislador a EL VOCERO.

¿No le preocupa que niños se queden sin recibir terapia debido a las limitaciones del tiempo?, cuestionó este diario. “Queremos que todos los niños reciban terapia. Hay preocupación en ese sentido… Le pedimos una opinión a ellos (a la comisión)”, dijo. Empero, no especificó si la puesta en vigor de este estatuto se detendría mientras dicha comisión federal le contesta.

“Sería preocupante que no se garantice la confidencialidad a los menores. Hay que tener mucho cuidado de cómo eso se está haciendo”, enfatizó Rivera.

Al momento, dijo, no ha habido comunicación con Educación sobre este asunto. Manifestó que tanto corporaciones como madres y padres se han comunicado con él para expresar estas preocupaciones y que han entendido cuando les ha explicado la situación.

El DE evalúa cambios

Mientras, el secretario auxiliar de Educación Especial, Eliezer Ramos, afirmó en declaraciones escritas a este medio que evalúan todas las áreas del estatuto.

“El Departamento de Educación está en cumplimiento con el mandato legislativo. Dado que es una nueva práctica de servicios, estamos evaluando todas las áreas para afinar detalles y recomendar aquellos cambios que beneficien a nuestros estudiantes”, se limitó a decir.

El secretario de Educación, Eligio Hernández, dijo a este rotativo que se continúan brindando estas terapias. “Nosotros tenemos 50 corporaciones que estaban brindando servicios desde el primer día que el DE dio la apertura. Ahora, con el ajuste a pago regular ha habido más”, sostuvo.

A preguntas de EL VOCERO, no pudo precisar el porcentaje de estudiantes que está recibiendo este servicio. “Ese dato lo tengo que revisar”, contestó.

Se le preguntó si estas terapias se están trabajando a un costo menor que las terapias presenciales y replicó: “No. En el inicio de cuando abre el proceso de teleterapia, como no estaba ni en contrato ni regulado en Puerto Rico, nosotros hicimos un estudio de mercado y se hizo una determinación de promediar lo que había en el mercado. Surge la legislación de ‘June’ Rivera, se convierte en ley y ya nosotros hicimos las enmiendas para el pago regular”.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario