Derechos humanos 22 abril 2021

Denuncian que las enmiendas de las senadoras populares al proyecto sobre terapias de conversión "tienen un contendio transfóbico"

La organización CABE señala que Migdalia González, Gretchen Hau y Elizabeth Rosa pretenden equiparar la tortura de las terapias de conversión con las terapias afirmativas, que sí son avaladas por la ciencia

El Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) condenó ayer las enmiendas propuestas por un grupo de senadoras populares al proyecto del Senado para prohibir las llamadas terapias de conversión en Puerto Rico.

“Estamos hablando de cosas totalmente distintas porque las de conversión son tortura y las de afirmación son avaladas como prácticas basadas por la ciencia a nivel internacional. Esas enmiendas tienen un contenido transfóbico que nos preocupa enormemente y que parece responder a los deseos de un sector conservador fundamentalista que rechaza las personas trans y se empecina en negar cualquier oportunidad de acceder a sus derechos humanos ”, aseveró la licenciada Amárilis Pagán Jiménez, portavoz de CABE y de Proyecto Matria.

Los portavoces de CABE indicaron que tratar de comparar las terapias de conversión que son maltrato y tortura con unas terapias de afirmación de la identidad de un ser humano, que tienen el aval de la ciencia y de los padres “es un disparate de marca mayor” y un atentado por descarrilar la medida.

“Nos sorprende la falta de reconocimiento al consenso social que se ha construido en torno al PS 184 y al apoyo de múltiples sectores sociales para que el mismo se apruebe sin enmiendas”, añadió Pagán.

“Esas enmiendas son contrarias a la ciencia. Pretender prohibir tratamientos avalados por el conocimiento y la investigación científica es dar la espalda a todo lo que se expresó por profesionales de la ciencia durante las vistas públicas”, dijo el licenciado Osvaldo Burgos Pérez, también portavoz de CABE. “Invitamos a las senadoras a evaluar su postura. Nosotros en CABE estamos disponibles para reunirnos con ellas y hablar del tema”, añadió.

El abogado denunció que las enmiendas de las senadoras buscan “destruir” el proyecto sobre las terapias de conversión y que carecen del más mínimo rigor. Agregó que el fin es “complacer” a sectores que no tienen reparos en maltratar a la niñez puertorriqueña.

“Existen cerca de dos décadas de investigación que confirman que las terapias de conversión son un atentado contra la integridad del menor, pues pretenden destruir el ego de quien las recibe. En cambio, las terapias afirmativas apoyan prácticas apropiadas para la edad de la persona que las recibirá y a tono con la etapa de desarrollo en la cual se encuentra. Apuestan a su desarrollo óptimo. En la mayor parte de los casos los procesos de afirmación previenen procesos de depresión, ansiedad e incluso ideación e intentos suicidas. Las terapias afirmativas para personas LGBTTIQ son avaladas por organizaciones y asociaciones profesionales que incluyen: American Psychological Association, The National Center for LGBT Health Education, National Association of Social Workers, entre muchas otras”, expresó Carmen M. Vélez Vega, Catedrática de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas.

Burgos exhortó a no permitir que esta movida de las senadoras populares desvíen la discusión pública del intento de prohibir las mal llamadas terapias de converesión.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario