Puerto Rico 07 junio 2022

Discrepan sobre el uso de fondos federales en las islas municipio

Residentes cuestionan la posible compra de embarcaciones que no se ajusten a sus necesidades

Ahora que Puerto Rico es elegible para solicitar fondos federales del programa de carreteras marítimas a través de la Administración de Transporte Marítimo de Estados Unidos (Marad, en inglés), el gobierno se propone darle prioridad a la compra de una nueva barcaza y un remolcador de carga para transportar maquinaria pesada a las islas municipio de Vieques y Culebra.

Aunque José Corcino Acevedo, alcalde de Vieques, entiende que es un tipo de embarcación que hace falta, los residentes de las islas municipio no coinciden en que es una necesidad apremiante. Según se aseguró a EL VOCERO, ni al alcalde ni a los residentes se les consultó.

La secretaria del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Eileen Vélez Vega, informó que el programa se subvenciona con fondos de la ley federal bipartita de infraestructura y explicó que se abren convocatorias de ayuda que luego los estados y territorios elegibles pueden solicitar.

Sin embargo, solicitar y completar los requisitos de cada ‘grant’ no garantiza que se concederán los fondos, ya que es un proceso competitivo, admitió.

La funcionaria expresó que desconoce por qué las administraciones anteriores no hicieron la gestión de pedir la elegibilidad de la Isla.

“Ahora Puerto Rico puede recibir niveles récord de financiamiento a través de la ley de infraestructura bipartidista para ayudar a resolver los problemas y desafíos que tenemos en cuanto a la transportación hacia las islas municipio”, señaló la funcionaria a EL VOCERO.

El costo de la barcaza y el remolcador que el DTOP interesa comprar con los primeros fondos que se otorguen podrían rondar los $15 millones, estimó Vélez Vega. El objetivo es que se pueda trasladar a las islas camiones de carga pesada, lo que permitiría mover alimentos, muebles, materiales de construcción y equipos que ahora se transportan por medio de una barcaza alquilada.

629ead2d506e1.image.jpg

“Con esta designación da más oportunidad para que se puedan desarrollar negocios tanto en Ceiba como en las islas municipio”, afirmó la secretaria, al tiempo en que informó que para finales de este año ya estará adjudicada la subasta para el diseño de dos nuevas embarcaciones para pasajeros, que se deben comenzar a construir en 2023.

La secretaria confirmó que el manejo y mantenimiento de las embarcaciones que se compren y de las que se manden a fabricar, también estará en manos de HMS Ferries, operador privado de las embarcaciones que brindan transportación a Vieques y Culebra.

El alcalde de Vieques coincidió con la secretaria en que una barcaza sería de gran utilidad y que junto con Cayo Largo y las dos nuevas lanchas que se proyecta construir, la flota estaría “bastante completa” para cubrir las necesidades de los residentes.

“Tengo muy poca información sobre eso. La secretaria (del DTOP) dialogó conmigo, me dijo de ese asunto… y entiendo que sí, que nos hace falta otra barcaza porque Vieques tiene ahora mismo 17 proyectos de reconstrucción con (la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) FEMA. El más importante es el de la construcción del nuevo hospital. Tenemos la reconstrucción del antiguo Hotel W; son 17 proyectos para empezar a tirar subastas y adicional tenemos unos proyectos con DTOP para asfaltar carreteras y esta barcaza va a ser de gran ayuda para el movimiento de carga y en tiempo de huracanes se agiliza el traer ayuda a la isla”, explicó.

A su juicio, el DTOP deber tener como prioridad posterior la construcción de terminales en la Isla Grande y en Puerto Mosquito para poder mejorar la “ruta corta”. El alcalde consignó que no se han iniciado las obras en Puerto Mosquito y que no hay un plan para desarrollar el área y poder dejar pasajeros. “Desconozco por qué se ha tardado”, indicó.

Los residentes

Diana Ramos Gutiérrez, comunicadora social y gestora cultural en Vieques, calificó el anuncio como una promesa más, que no se sabe si se va a traducir en alguna gestión concreta de beneficio a la comunidad.

“Nos encantaría que estos fondos finalmente representen un cambio o una mejora significativa en la calidad de vida de personas que realmente necesitan servicios que le han sido negados históricamente por el gobierno central, que continuamente establece prioridades sin llevar a cabo un debido proceso de consulta y participación ciudadana”, expresó.

Para Ramos Gutiérrez, si un residente no puede viajar con su auto en la barcaza —sea nueva o usada— es muy poco lo que esa embarcación resolvería para las necesidades actuales. Relató que las personas envían sus vehículos en la barcaza que está disponible y a la que no pueden abordar. Tienen que tomar otra lancha y esperar por horas a la intemperie a que la barcaza —que tarda más— llegue a Puerto Mosquito.

Ramos Gutiérrez entiende que la comunidad se beneficiaría más con un ferry grande de carga y pasajeros.

Por su parte, Elda Guadalupe, del Colectivo Más que 100 x 35 y Dolly Camareno, activista comunitaria de Culebra, cuestionaron cómo se tomarán las decisiones sobre el uso de los fondos que el DTOP va a solicitar.

“Una barcaza más grande podría ayudar con la transportación de la gasolina y los alimentos, pero cuando tienen desperfectos, las personas se quedan varadas en la Isla Grande o en Vieques sin su carro… y cuando te toca esperar a que llegue, a veces son las 11:00 de la noche y no ha llegado, y allí (en el Puerto Mosquito) no hay las condiciones, ni un techo seguro; solo tienen unos baños portátiles, pero no hay buena iluminación. Se tendría que invertir en la infraestructura de estos lugares”, puntualizó Guadalupe.

Para Camareno, lo que urge son lanchas más grandes para acomodar más pasajeros y carga, que, además, sean adecuadas para el mar abierto porque, según expresó, las que están en funcionamiento son para utilizarse en los lagos, en los que no hay oleaje fuerte.

“La participación ciudadana es lo más importante y nunca, nunca nos toman en consideración ni hacen vistas públicas. Hacen lo que entienden ellos y después somos nosotros los que sufrimos las consecuencias. Nadie debería estar comprando equipo sin conocimiento de quienes vivimos en las islas”, manifestó Camareno.

HMS Ferries no respondió si trabajó de alguna manera en la gestión de solicitar la elegibilidad al programa federal.

Sobre las críticas al servicio y la falta de instalaciones que se ajusten a las necesidades de los residentes, comunicaron en declaraciones escritas que están transformando el sistema de ferry en un servicio de clase mundial y continúan “colaborando con nuestros socios gubernamentales, los alcaldes locales y las comunidades a las que servimos”.

Al cierre de esta edición, no se recibió la reacción del alcalde de Culebra, Edilberto Romero.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario