Puerto Rico 01 febrero 2022

Dueño de Yatea se declarará culpable en el tribunal federal donde enfrenta cargos por explotación infantil

Tras llegar a un acuerdo con la fiscalía, ahora resta una vista para conocer cuál sería la pena a la que podría ser sentenciado, entre otros detalles

El dueño de la empresa Yatea, Jorge Javier Marrero Gerena, informó al tribunal federal que llegó a un acuerdo con la fiscalía para declararse culpable en el caso de explotación infantil.

La defensa de Marrero Gerena anunció la determinación al juez federal Raúl Arias en una moción sometida el pasado 28 de enero, cuando vencía el plazo para informar el resultado de las negociaciones entre las partes que habían comenzado desde mediados del año pasado.

La moción indica que “las partes han llegado a un acuerdo”, por lo que “solicita que se lleve a acabo una vista para que cambie su alegación a una de culpable”.

El juez fijó la audiencia inicialmente para el 2 de febrero, pero, luego, la abogada Melanie Carrillo pidió que se cambiara.

“Ha habido algunos cambios de último minuto al acuerdo de culpabilidad”, por lo que pidió “dos semanas para recibir el acuerdo de culpabilidad final formado por el Ministerio Público y reunirme con el acusado para firmar la versión final”, informó la abogada.

Embed

Ante ese escenario, el juez pautó la vista para el 16 de febrero. Para esa fecha se espera conocer en qué consistió el acuerdo, por cuál cargo hará alegación de culpabilidad, si habrá alguna desestimación y cuál sería la pena a la que podría ser sentenciado.

Marrero Gerena fue arrestado el 9 de octubre de 2020 por agentes de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE-HSI).

Un gran Jjurado acusó a Marrero Gerena por inducir a una adolescente a incurrir en conducta sexual, además de intentarlo con otras tres menores de edad y por producción de pornografía infantil.

Previo al arresto, Oficiales de ICE-HSI allanaron la residencia de Marrero Gerena en la urbanización Vistamar, en Carolina, el 15 de mayo de 2020.

En aquel momento, la abogada de Marrero Gerena, Melanie Carrillo, dijo a los medios de prensa que llegaron hasta la residencia de su cliente que los oficiales ocuparon su teléfono celular y otros dispositivos electrónicos, y aseguró que no fue entrevistado, pero no ofreció detalles adicionales.

El allanamiento surgió a menos de un mes de que en las redes sociales se publicaron denuncias en su contra por supuesto acoso sexual de menores. Fue el 26 de abril cuando varias personas en Twitter revelaron las conversaciones de Marrero Gerena.

La cantidad de señalamientos provocó que las autoridades federales y estatales iniciaran investigaciones de inmediato. La entonces gobernadora Wanda Vázquez ordenó en aquel momento a los departamentos de Justicia y Seguridad Pública que comenzaran pesquisas.

Algunas de las denuncias publicadas en las redes sociales aludían a peticiones que el empresario hacía a jóvenes para que accedieran a ser fotografiadas, entre otros ofrecimientos.

“Él me escribió también y yo tengo 14 años!! al final le piché todos los mensajes que me enviaba pq sabía que algo no estaba bien... él seguía insistiendo y borró muchos de sus mensajes. Me preguntó que si vivía con mis papás osea???...”, indicaba parte de uno de los mensajes publicados en las redes sociales por una de las jóvenes que alega fue víctima del acoso.

En el mensaje, la joven establece que le dijo al hombre que era menor de edad y que este, supuestamente, le ofrecía una escapada con “yate, fotos, party, bebidas, playa, música, sexy fun”.

Otra denunciante indicó que fue a una fiesta de uno de los hombres señalados cuando tenía entre 16 y 17 años, donde “había tanto alcohol gratis para menores de edad, obligao su intención era caerle bien a más nenitas de esas edad, que asco”.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario