16 marzo 2020

Duro golpe a la economía

Comerciantes expresan preocupación ante orden ejecutiva firmada por la gobernadora Wanda Vázquez

En una inusual jornada, miles de comercios cesaron ayer sus operaciones hasta el próximo 30 de marzo debido a una medida impuesta por la gobernadora Wanda Vázquez Garced para evitar la propagación del coronavirus (Covid-19) entre la población.

Sin embargo, esta orden tendrá efectos colaterales en la economía, la cual todavía se recupera de los huracanes Irma y María, así como de los temblores reportados en el suroeste del País desde el 28 de diciembre, coincidieron expertos entrevistados por EL VOCERO.

“Estamos conscientes que la acción que estamos tomando tendrá efectos colaterales sobre nuestra economía. Sin embargo, debemos establecer un balance con la meta de que nuestra población esté protegida”, expresó Vázquez Garced, en un mensaje televisivo.

Las declaraciones de la mandataria surgieron luego de que aumentaran a cinco los casos positivos por coronavirus y tras sostener una reunión con representantes del sector privado en La Fortaleza.

Precisamente, el sector privado seguía ayer con más preguntas que respuestas tras la firma de la orden ejecutiva que no solo viabiliza el cierre de los comercios, sino que también impone un toque de queda de 9:00 p.m. a 5:00 de la mañana “para todos los residentes de Puerto Rico”.

Prevén menos ingresos

El presidente del Centro Unido de Detallistas de Puerto Rico (CUD), Jorge Argüelles Morán, expresó que habrá un efecto en la economía que no solo afectará al sector privado, sino al gobierno que recibirá menos recaudos por concepto del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) al no haber actividad comercial.

“Vamos a tener menos ingresos. Por lo tanto, menos se va a reportar en las próximas planillas. O sea que es un impacto que no solamente se circunscribe al sector privado, sino que también el gobierno va a coger su golpe”, subrayó.

De igual manera se expresó el pasado presidente del CUD y dueño de SRT Security Corp., Nelson Ramírez, quien indicó que no ha visto que aquí se implemente una moratoria para todos los préstamos personales y comerciales a raíz de la situación del coronavirus, una acción que ya se ha implementado en otros países.

“Estoy sumamente preocupado. El anuncio lo veo con buenos ojos de que se tomen todas las medidas necesarias para poder atajar la crisis que hay ahora mismo respecto al coronavirus. Lo que sí no he visto aquí es que se haya hecho una moratoria para todos los préstamos”, sostuvo.

Por su parte, el contador público autorizado (CPA), Kenneth Rivera, reconoció que esta medida “va a ser bien fuerte para alguna gente porque estás dejando de cobrar prácticamente de golpe”.

“Esto puede ser un golpe bien violento porque de momento me entero hoy que por las próximas dos semanas no puedo cobrar. Hay una gente que va a llegar a sus ventas. Por ejemplo, yo trabajo haciendo planillas de contribución sobre ingresos. La gente va a hacer sus planillas, pero las harán quizás dos semanas más tarde”, comentó.

Rivera mencionó, además, que tiene serias dudas con la orden ejecutiva porque, por ejemplo, no establece el alcance de los servicios esenciales y deja varias interrogantes en la cuestión laboral.

Orden ejecutiva

En la mañana de ayer, la gobernadora ofreció un mensaje al País donde anunció un toque de queda y ordenó el cierre de las operaciones gubernamentales y de los comercios, directrices que viabilizó mediante la firma de una orden ejecutiva.

“Dado a que la respuesta de algunos ciudadanos no ha sido la adecuada ante la situación de emergencia, nuestra prioridad es la salud y proteger la vida de todos los que vivimos en esta isla. Les anuncio que, a partir de hoy, domingo, a las 6:00 p.m. nuestro gobierno implementará medidas más estrictas de control y aislamiento social para evitar la propagación de este virus”, mencionó la gobernadora.

Desde ayer a las 6:00 p.m., todos los comercios de Puerto Rico que no están relacionados al sector de alimentos, la banca y salud cerraron sus operaciones. Mientras, entró en vigor el toque de queda de 9:00 p.m. a 5:00 a.m.

Las actividades comerciales sujetas a un cierre total hasta el 30 de marzo son: centros comerciales, cines, discotecas, salas de concierto, teatros, salones de juego, casinos, parques de atracciones, gimnasios, bares o “cualquier lugar análogo” o evento “que propicie la reunión de un grupo de ciudadanos en el mismo lugar”. El cierre de dos semanas aplicará también a todas las operaciones de gobierno, a excepción de servicios esenciales.

Los comercios dedicados a la venta de alimentos preparados, incluyendo restaurantes, también deben cerrar sus establecimientos, pero podrán operar mediante “servi-carro” o entrega, sea para llevar o recogido (“carry out” o “delivery”), reza la orden ejecutiva. Estos restaurantes pueden operar de 5:00 a.m. a 9:00 p.m.

Según la orden ejecutiva, los siguientes comercios o empresas estarán exentos de la orden de cierre: empresas de ventas al por mayor de productos de alimentos, medicamentos o equipo médico, farmacias, supermercados, gasolineras, instituciones bancarias o financieras, centros de cuido de ancianos, gasolineras o negocios relacionados con la cadena de distribución de alimentos, medicamentos, artículos médicos o combustible.

Mientras que el toque de queda permitirá a los ciudadanos transitar o caminar por las vías de uso público entre las 5:00 a.m. a 9:00 p.m., para -entre otras cosas- la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad, así como también para acudir al lugar de trabajo, citas médicas, hospitales o bancos.

Las disposiciones del toque de queda no aplicarán a personas debidamente identificadas como empleados de agencias de seguridad pública o privada, a nivel estatal y federal, profesionales de la salud, personal que labora en hospitales, farmacias, entre otros.

Según la orden, las personas que incumplan las disposiciones se exponen a una pena de reclusión que no excederá los seis meses o una multa que no excederá los $5,000 o ambas penas a discreción del tribunal.

En 20 de septiembre de 2017, el entonces gobernador Ricardo Rosselló fue quien decretó el último toque de queda tras el paso del huracán María.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario