Economía 18 enero 2019

Cautela en el sector de autos

Proyectan un decrecimiento de 16.6% para el cierre del presente año

La aceleración que registró el sector automotriz en la venta de autos el último año deberá cambiar de ritmo y tomar otra velocidad, debido a factores macroeconómicos, por lo cual se proyecta una caída de 16.6% en el acumulado para el final del 2019.

Los números del sector apuntan hacia la venta de unas 90,000 unidades nuevas, que son casi 18,000 menos de las que lograron vender en 2018.

Acorde con un estudio realizado por la firma Inteligencia Económica, del economista Gustavo Vélez, entre los factores que inducen a dicha merma, sobresale la tardanza en el desembolso de los fondos federales para la reconstrucción de la Isla, y se añade el auge en la migración y la contracción económica.

Sin embargo, explicó que el panorama se podría agudizar mucho más, si los precios de los vehículos incrementan ante el aumento en el costo de la manufactura y el sector no logra que el gobierno reduzca sus imposiciones contributivas a la industria.

El presidente del Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA), Ricardo García, sostuvo que la proyección negativa no detendrá los esfuerzos del sector, para lo cual han diseñado estrategias dirigidas a intentar reducir una caída. Parte de la programación incluye la importación de vehículos de mayor eficiencia y lograr que se materialice el interés del gobierno en mover sus flotas a dicho segmento.

Además, es una prioridad para el sector poder dialogar con el gobierno para que se revisen los arbitrios que se imponen a la entrada de autos a la Isla, los cuales no son revisados desde 2014 y le representan al fisco unos $400 millones. De igual manera, piden la eliminación del impuesto al inventario.

García dijo que este año también destacarán la necesidad de se incremente la infraestructura necesaria para poder aumentar la presencia de vehículos eléctricos en la Isla. “Esta industria impacta muchas otras, incluyendo los ingresos del fisco. Por eso es muy importante trabajar de la mano con el gobierno, porque en la medida que incrementan las ventas del sector, el gobierno recibe más ingresos, si éstas caen, igualmente se impacta el fisco”, señaló.

Sobre el la merma proyectada en ventas, García aclaró que en 2017 se vendieron 84,000 unidades y el mercado se mantuvo, porque lograron hacer sus ajustes, lo mismo que supone harán ahora, cuando la proyección es superior a lo que ocurrió ese año.

Ganan terreno las cooperativas

En el financiamiento de autos, uno de los segmentos que ha resultado ser ganador ha sido el de cooperativas, principalmente, la federales, que a través de atractivos intereses han logrado atraer a muchos clientes que buscan la manera de pagar menos por sus vehículos. En cambio, los bancos han visto reducir este segmento, lo que fue adjudicado por el economista Vélez a que la banca se encuentra en un proceso de consolidación, que los mantiene con una política de crédito más estricta.

Según los datos recopilados por Inteligencia Económica, la banca desde 2013 ha reducido un poco el financiamiento de autos, de 2.5% en 2013 a 2.18% en 2018. En tanto, las cooperativas han incrementado de unas 455,000 unidades financiadas en 2013 a más de 804,000 unidades en 2018.

Un buen año el 2018

El año 2018 finalizó con un total de 107,941 unidades nuevas vendidas, en comparación con las 84,080 unidades vendidas en el 2017, lo que representó un aumento en ventas de 28.4%. La venta de flota representó un 11.8% de la venta total con unas 12,712 unidades, para un aumento de 26.3% sobre el 2017. El segmento de SUV aumentó en el 2018 un 42.4% en comparación con el año anterior. El segmento de vehículos comerciales (incluye pickups, mini vanes y vanes) tuvo un aumento de un 50.9% en el 2018 y el segmento de sedanes creció un 11.1%, ambos en relación con al año anterior.

La industria reconoce que estos resultados denotan la tendencia de los consumidores hacia vehículos más grandes, producto de la reconstrucción de la Isla, y son unidades más livianos con un consumo menor de gasolina. Igualmente, ya existen varias marcas que están dejando de producir sedanes y han dirigidos sus esfuerzos a vehículos más grandes con transmisiones y motores más eficientes.

“El 2018 fue una grata sorpresa para la industria ya que desde el 2013 no se alcanzaban las 100,000 unidades. Sin embargo, dado al pronóstico para el 2019, un año lleno de retos, es lo que nos espera y parecería confirmar nuestra preocupación de que estábamos en una burbuja económica a corto plazo. Confió en la resiliencia de la industria y en el apoyo acostumbrado de las entidades gubernamentales y las instituciones financieras para seguir apoyando y facilitando el crecimiento económico del País a través de una industria que impacta a sobre 30,000 empleos. La industria se encuentra lista para crecer y estaremos trabajando para el beneficio de nuestros clientes con más fuerza y determinación.” apuntó García.

Fuente: elvocero.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario