Puerto Rico 12 agosto 2022

Educación deja atrás el currículo con perspectiva de género

La agencia revela su nuevo modelo de enseñanza sobre equidad y respeto, que reemplaza la iniciativa original propuesta por la administración de Pedro Pierluisi y reclamada por grupos pro derechos humanos

Los maestros del sistema público de enseñanza estrenarán este año escolar nuevos currículos que pretenden estar más apegados a la realidad de lo que los educadores pueden cubrir en un año académico, e incluirán temas integrados a cada materia, entre ellos, equidad y respeto entre los seres humanos, que sustituirá lo que en principio se vislumbró como un currículo con perspectiva de género.

El proceso se enfocó en crear currículos que fueran pertinentes para los estudiantes y para la realidad del país, así como asegurar que el rigor del contenido de cada grado estuviese acorde con las etapas del desarrollo de los estudiantes, explicó la secretaria auxiliar de Servicios Académicos del Departamento de Educación, Beverly Morro.

La revisión total de los currículos permitió la introducción de seis temas transversales que los maestros integrarán en sus clases: equidad y respeto entre seres humanos, identidad cultural e interculturalidad, educación para la concienciación ambiental y ecológica, emprendimiento e innovación, promoción de la salud, y tecnologías de la información y la comunicación.

El tema transversal de equidad, señaló Morro, procurará favorecer la igualdad “entre hombres y mujeres”, prevenir el racismo y el discrimen por edad o por creencias, entre otros.

“Queremos enseñar a nuestros estudiantes a respetar, no por equis o ye razón, sino simplemente respetar. Cuando respetamos, podemos promover la equidad y podemos aspirar a la justicia”, expresó Morro. “Cuando atendemos la diversidad humana, aspiramos a convertir a nuestros estudiantes en hacedores del cambio... Y esto solo se puede hacer cuando promovemos, desde el salón de clases, indistintamente de los nichos que tiene nuestra sociedad y la ocupación de los diferentes sectores, promovemos el desarrollo holístico de los estudiantes a través del desarrollo de valores, el pensamiento crítico de los estudiantes, creativos, para que puedan cambiar percepciones”, indicó la secretaria auxiliar.

A modo de ejemplo, mencionó que, como parte de la materia de Español en noveno grado, el currículo incluye el tema generador de responsabilidad social. Una de las preguntas que el maestro haría es “¿por qué es importante poner en práctica la responsabilidad social y el respeto entre personas?”, detalló Morro.

Mientras, en la clase de Geometría para estudiantes de décimo grado, cuando se discute la investigación de las propiedades de los paralelogramos, el maestro indagaría con sus alumnos “¿cómo se presenta la equidad en las tareas de aprendizaje y de desempeño?”.

En 2015, el Departamento de Educación emitió una carta circular para ordenar la implementación de la enseñanza con perspectiva de género en las escuelas públicas, así como para promover la equidad en el sistema escolar mediante la revisión de textos, la capacitación del personal y el uso del lenguaje inclusivo. La enseñanza con perspectiva de género inició en agosto 2016 también de forma “transversal”, y apenas duró un semestre como política pública.

“Su implementación transversal significa que esta herramienta conceptual se incluirá en el conjunto de contenidos de enseñanza integrados a las diferentes disciplinas académicas y se abordan desde todas las áreas de conocimiento. Se denominan así porque es un tema que atraviesa cada una de las áreas del currículo escolar y etapas educativas”, estableció la Carta Circular 19-2014-2015, que fue derogada en 2017 por la entonces secretaria Julia Keleher.

Ramos Parés indicó que el tema de equidad y respeto se creó tras reuniones con diversos grupos de interés, entre ellos, legisladores, organizaciones sin fines de lucro, grupos religiosos y el Comité PARE, entre otros. Justificó no utilizar el término “perspectiva de género”, al señalar que están trabajando con “unos pilares básicos” y conceptos en los que hay consenso.

QISBFYBBFJGSZFONMLMDDBOWX4.jpg
Ramos Parés indicó que los nuevos currículos son producto de señalamientos que han hecho maestros, y atienden leyes que requieren la enseñanza de ciertos temas.

Ramos Parés indicó que los nuevos currículos son producto de señalamientos que han hecho maestros, y atienden leyes que requieren la enseñanza de ciertos temas.

“Nos dimos cuenta que la frase de ‘perspectiva de género’ era un detente. Esa terminología era un detente para otros grupos aceptar y reconocer que la escuela debía ser un lugar importante que generara cambios de pensamiento y cambios de actitud. De cierta forma, quisimos transformar en acción las cosas sobre las que todos estamos de acuerdo”, destacó Ramos Parés.

En un vídeo publicado en redes sociales, la senadora Joanne Rodríguez Veve, quien ha sido crítica de la enseñanza con perspectiva de género, informó que revisó los nuevos currículos. “Como se comprometió el secretario de Educación, las guías curriculares están libres de ideología de género. En ningún lugar del currículo, se utiliza el término perspectiva de género”, expresó la legisladora de Proyecto Dignidad.

La secretaria auxiliar adelantó que se desarrollará otro proyecto con “estrategias apropiadas” para fomentar la equidad entre hombres y mujeres.

Ramos Parés destacó que los currículos están disponibles para que padres y madres los revisen, que fue uno de los reclamos de grupos contrarios a la enseñanza con perspectiva de género.

En la disponibilidad de los currículos para revisión de los progenitores, fue enfática la gerente de operaciones de Salud Escolar, Michelle Tirado, pues el contenido sobre educación sexual está incluido en las clases de Salud y se ofrece en todos los niveles, a tono con la edad de los estudiantes.

“Para nosotros es bien importante la comunicación con los padres porque nuestro curso trabaja lo que es la educación sexual desde prekinder hasta cuarto año, según lo establece la Ley 85. Por eso nosotros compartimos lo que son los prontuarios, para que los padres vean los temas que se están desarrollando dentro del currículo de Salud Escolar. Según la Ley 85, los padres son los primeros educadores sexuales de sus niños y ellos deciden qué se le da a sus niños y que no, con qué están de acuerdo y que no”, señaló Tirado, al destacar que en el curso se enseñan conceptos de salud física, mental y emocional, nutrición, prevención de enfermedades, se discuten herramientas para prevenir el maltrato y el abuso sexual, salud pública y se incluyen expectativas sobre el adulto mayor y cómo prevenir el discrimen.

Cambios inmediatos

Los seis temas transversales serán incluidos a través de las clases de los 11 programas académicos, cuyos currículos fueron publicados ayer en la página web del Departamento de Educación.

Además de que la revisión curricular es requerida por la Ley 85 de Reforma Educativa, los cambios que se estrenarán fueron impulsados por la necesidad de atender el descenso en el desempeño académico de los estudiantes por los últimos años, incluso previo a la pandemia de COVID-19 o el paso del huracán María, indicó el secretario.

“Identificamos que teníamos que revisar el alcance y la profundidad del contenido en cada grado para asegurarnos que estábamos pretendiendo que los estudiantes aprendieran de acuerdo a su edad y su edad de desarrollo... Había un desfase de alineación del alcance del contenido en materias como Matemáticas, Ciencias, donde se van a observar cambios donde un contenido estaba en un grado y pasa a uno superior”, explicó Morro.

Los maestros recibirán hoy, en su primer día del año escolar, los documentos asociados a la revisión curricular. Asimismo, Morro indicó que en los pasados meses se llevaron a cambio charlas y talleres a cientos de maestros y directores.

Los cambios se dieron en todos los niveles y materias. La secretaria auxiliar sostuvo que aunque la revisión anterior -iniciada en 2014 pero que se completó para algunas materias en 2016- fue una rigurosa y también contó con amplia participación de diversos sectores, “los especialistas no se percataron que tal vez estaban pidiendo más a los niños, según la edad de desarrollo, que lo que ellos podían dar”. Fueron los maestros los que, en estos años, levantaron bandera sobre ese desfase, destacó.

“El currículo del Departamento de Educación se diseña para atender las necesidades de los estudiantes en función de las áreas programáticas”, indicó Morro.

O3ZQMDJRIJH7NNMRLNZANYIKDQ.jpg
La revisión curricular se implementará en las aulas a partir de este semestre y tomó en cuenta los textos y materiales con los que ya cuentan los maestros en sus aulas, destacó Morro.

La revisión curricular se implementará en las aulas a partir de este semestre y tomó en cuenta los textos y materiales con los que ya cuentan los maestros en sus aulas, destacó Morro.

Como producto de ese análisis, por ejemplo, la clase de Geometría, que se daba en noveno grado, ahora se dará en décimo grado, mientras que la clase de Álgebra II pasará de décimo a noveno grado. La gerente de operaciones Matemáticas, Wanda Rivera, explicó que la movida permite una mejor secuencia, pues en octavo grado se da Álgebra I y en undécimo, Trigonometría.

El cambio en clase no se aplicará este año para los estudiantes de noveno y décimo grado para no afectar la secuencia, pero sí se aplicarán los nuevos estándares, enfatizó Rivera.

Asimismo, la gerente de operaciones de Ciencias, Lilliam Rodríguez Laboy, indicó que “se reestructuró el currículo totalmente” para sexto, séptimo y octavo grado debido al bajo desempeño que han demostrado los alumnos.

“Ahora, en sexto, vamos a dar Biología preparatoria; séptimo, Química preparatoria; y en octavo, Física preparatoria. Así, vamos a tener una base más fuerte para cuando vayan al nivel secundario”, señaló, al destacar que también se revisaron los currículos de Ciencias Terrestres y Ciencias Ambientales de nivel secundario para evitar la redundancia.

Esos cambios debido al bajo desempeño estudiantil también se hicieron en Inglés, detalló la gerente de operaciones Patricia Nieves. Ahí, se creó un nuevo estándar de destrezas fundamentales a nivel primario y secundario para enfatizar el desarrollo de la conciencia fonológica, la fonética y conceptos de escritura y fluidez, explicó.

Asimismo, se homogeneizaron los documentos que usan los maestros, de modo que se simplifique la planificación y el entender los currículos, precisó Morro. También, se eliminaron elementos que eran redundantes y se dio prioridad al contenido esencial para asegurar que el maestro pueda cubrir todo el material requerido en el tiempo lectivo disponible, indicó la gerente de operaciones de Español, Jinette Ramos.

En su materia, por ejemplo, los 12 mapas curriculares que existían para quinto grado se cortaron a la mitad: seis para el primer semestre y seis para el segundo. Los currículos para todos los grados estarán compuestos, a partir de este semestre, de seis unidades, detalló.

“Era tan extenso que no era la realidad, entre las META, las situaciones difíciles que vivimos, los días feriados y cuando tú mirabas, era un currículo tan amplio que el maestro no podía completarlo”, expresó. “Pero nada se quedó fuera de un grado”, agregó Ramos.

La revisión tomó en cuenta los textos y materiales con que ya cuentan los maestros en sus aulas, una inversión que se fortaleció a partir de 2019, destacó Morro. Por ejemplo, ya los 16 cursos electivos que se ofrecen en escuela superior bajo Estudios Sociales cuentan con libros de texto alineados a los nuevos estándares, señaló la gerente de operaciones de Estudios Sociales, Sheykirisabel Cucuta González.

“Una de las cosas que logramos fue introducir nuevos temas de actualidad que adolecía el currículo, como afrodecendencia, antirracismo, inclusión de la mujer en todas las áreas del conocimiento y educación financiera”, expresó Cucuta González.

El curso de Estudios Sociales se ofrece a partir del cuarto grado. Conceptos relacionados se ofrecen en nivel primario, de kínder a tercer grado, integrados a la clase de Adquisición de la Lengua.

La gerente de operaciones de Niñez Temprana, Indhira Castro, explicó que se creó un currículo integrado para los grados de kínder a tercero que incorpora las revisiones realizadas bajo otros programas académicos -como Español, Inglés y Matemáticas- para presentarlos de una manera más eficiente para el maestro. Asimismo, se crearon temas y personajes motivadores para que los alumnos exploren y aprendan destrezas de forma amena.

“Esos niños de kínder irán en un viaje imaginario dentro de Puerto Rico con un coquí. Ese coquí los lleva en paradas y él va a aprender integrando todas las materias. Si el viaje para en Fajardo, pues va a aprender el gentilicio, aprender la bandera, el escudo, los lugares de interés, personajes. Que así se pueda apoderar y aprender lo que es Puerto Rico”, señaló Castro.

Castro destacó que, por primera vez, habrá mapas curriculares para kínder y se trabajaron estándares y expectativas para prekínder, ya que el sistema educativo tiene cerca de 189 de estos salones. Asimismo, se trabajaron estándares para la educación de infantes de 0 a 36 meses, agregó.

Otra área que contará por primera vez con estándares y expectativas son los cursos de Comunicaciones -Radio, Televisión y Cinematografía- que ahora están bajo el programa de Bellas Artes, señaló la gerente Yanira Santa. Junto con Danza, Música, Teatro y Artes Visuales, el programa de Bellas Artes se ofrece en las escuelas como una electiva de un año de sexto a octavo, y de noveno a duodécimo. En nivel elemental, se puede ofrecer en todos los grados. Sin embargo, Santa indicó que se reconoce que no siempre existe la disponibilidad de todos los cursos en todas las escuelas, por lo cual se usan las mismas unidades tanto en todos los niveles.

“No puedo tener Teatro para elemental, Teatro para intermedia, Teatro para superior porque no es la realidad en la que vivimos. Un estudiante de cuarto grado puede tener una experiencia en Teatro que un estudiante de grado 11 nunca ha tenido. Dados estas características, el maestro va a tener cinco unidades por cada una de las materias... y se da la clase de acuerdo al nivel en que está el estudiante”, apuntó.

En cuanto a Educación Física, la gerente del programa, Johanna Rosado, indicó que no se hicieron cambios mayores. Sin embargo, al identificar las competencias esenciales, se garantiza que haya cierta uniformidad en los ofrecimientos y se ofrezca el mismo contenido, a la vez, a nivel isla. Del mismo modo, indicó que la enseñanza de esta materia no se vería impactadas en las escuelas que carecen de espacios externos, como canchas, o que las instalaciones sufrieron daños por huracanes o terremotos.

“El movimiento se puede dar en cualquier espacio, no necesariamente en una cancha”, señaló.

Asimismo, Morro sostuvo que identificar cuál es el contenido esencial en cada materia y grado le permitirá al maestro ajustar lo que enseña para cubrir todas las destrezas en menos tiempo en caso de que haya interrupciones en el tiempo lectivo por emergencias.

Fuente: elnuevodia.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario