EDUCACIÓN14 junio 2019

Peligra aumento salarial a los maestros

Educación reclama redistribución de fondos para cumplir con varias iniciativas

De aprobarse un presupuesto para el Departamento de Educación (DE) que mantenga la distribución que hizo el Ejecutivo, estarían en peligro iniciativas como el aumento de $500 anuales al salario de los maestros, los vales educativos, se limitaría el acceso a seguridad en las escuelas y no se podría contratar todos los psicólogos y enfermeros que requieren los planteles para dar servicios a los estudiantes.

Así lo dejó saber el secretario interino de Educación, Eligio Hernández, en la segunda vista pública de presupuesto de la Comisión cameral de Hacienda. La agencia pidió a la Cámara que cambie la distribución de algunas partidas, aunque al final del camino se mantenga el presupuesto de $2,663 millones que propuso Rosselló para esa agencia.

El presupuesto que presentó Educación fue de $3,600 millones, una diferencia de $937 millones al compararlo con el que finalmente Rosselló radicó en la Legislatura. Mientras que el presupuesto que recomendó la Junta Federal de Control Fiscal para la agencia es de $2,401 millones, lo que representa $262 millones menos.

“Esta reducción planteada (por el Ejecutivo) afecta varias iniciativas dentro del Departamento de Educación. En términos de dirección y administración se afecta en la totalidad la revisión de las escalas salariales del personal docente y no docente. De igual manera, se afectan iniciativas dirigidas al programa de educación ocupacional por cerca de $16 millones”, expresó el funcionario, quien llegó en compañía de varios asesores.

Mencionó, además, que de prevalecer el presupuesto sin la redistribución de fondos sugerida, no podrían contratar la cantidad de enfermeras y psicólogos que tuvo la agencia este año. “Tendríamos prácticamente la limitación de la adquisición de libros de reemplazo y las licencias. No tendríamos fondos para los vales educativos y se limitarían los accesos para la seguridad que enérgicamente y consistentemente nos piden los directores de las escuelas”, abundó.

Hernández solicitó que se redistribuya el presupuesto de Educación para que le asignen $67.2 millones para implementar la iniciativa de escala salarial. Justificó que esto serviría para retener y hacer justicia a los maestros. Igualmente, pidió $19 millones para cumplir con los vales educativos que ordena la Ley 85 de Reforma de Educación.

También pidió que se distribuyan $5 millones adicionales para servicios de transportación de los estudiantes, $20 millones para materiales para las escuelas, $7 millones para terapias de educación especial, $6.4 millones para servicios de fumigación y proyectos de mantenimiento de planteles, $500,000 para el proyecto Casas y $2 millones para educación alternativa.

Apuesta a la clase magisterial

Hernández describió la distribución sugerida como una movida que haría honor a la excelencia académica y a la experiencia magisterial. “Fui salvado por el sistema educativo y apuesto a la clase magisterial de Puerto Rico”, afirmó.

Parte del dinero para la redistribución proviene de una partida de $308 millones incluida en el presupuesto de Rosselló, destinada para “otros gastos operacionales”. El presidente de la Comisión cameral de Hacienda, Antonio “Tony” Soto, dijo a EL VOCERO que con la distribución sugerida, Educación suprimió parte de ese millonario pote.

“Tanto el Ejecutivo como la junta ratifican que el dinero que proponen en sus presupuestos para nómina incluye un aumento de $500 anuales para el personal docente. Para nosotros es importante validarlo con Educación. Por eso les hemos pedido a ellos que nos provean el detalle de la cantidad de personal regular que tienen en su nómina, que nos establezcan cuál sería el gasto proyectado para el próximo año fiscal y que nos provean cuál sería el gasto para el aumento propuesto por el Ejecutivo”, manifestó Soto.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario