EDUCACIÓN04 septiembre 2019

Sin inventario de las escuelas cerradas

El gobierno no tiene idea de cuántas estructuras públicas en desuso existen, ni de cuántas han sido transferidas a entidades privadas

El gobierno no posee un inventario de los edificios públicos, incluyendo las escuelas que han sido declaradas en desuso previo al 2017. Tampoco conoce en qué condiciones se encuentran o su valor en el mercado, admitió ayer la presidenta del Subcomité Interagencial de Traspaso de Planteles Escolares, licenciada María Palau.

En conferencia de prensa, Palau culpó a las pasadas administraciones por no hacer su trabajo e indicó que sí existe un registro de las escuelas que fueron declaradas en desuso bajo este gobierno. Sin embargo, la exsecretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, cerró 438 escuelas sin tener un registro de los planteles inactivos.

“Ese inventario de cuatrienios anteriores no existe. Nunca se llevó a cabo un inventario. Entendemos que es un número significativo”, afirmó Palau en conferencia de prensa en La Fortaleza tras salir de una reunión con la gobernadora Wanda Vázquez Garced y los integrantes del Comité de Disposición de Bienes Inmuebles y el Subcomité Evaluador de Traspaso de Planteles Escolares en Desuso.

En ese cónclave, se le ordenó a Educación y al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) que trabajaran en conjunto para elaborar el inventario de todas las propiedades públicas que están sin utilizarse.

Al día de hoy solo se tiene certeza de que el gobierno declaró en desuso 365 de las 438 escuelas cerradas en los años fiscales 2017-2018 y 2018-2019, periodo en que la agencia se encontraba en un proceso de rediseño y transformación del sistema de enseñanza pública.

De estos, 164 planteles se declararon en desuso en 2017 y 201 en el 2018. Las restantes 73 escuelas del total de 438 que cerraron permanecen bajo la titularidad del DE.

“Hay muchas agencias que son dueñas de estructuras y algunas las han declarado en desuso, otras simplemente las tienen y no han hecho ese ejercicio de declararlas. Como parte de ese ejercicio, las agencias deben determinar si necesitan ese bien o si lo van a declarar en desuso”, expresó Palau.

Lluvia de solicitudes

Añadió que de los 164 planteles cerrados en 2017, solo 48 no han firmado contrato de arrendamiento. Explicó que en las escuelas que ya están alquiladas se ofrecen diversos servicios como: banco de alimentos, refugio temporal para animales, Boys and Girls Club, entre otros.

“Al día de hoy se han evaluado propuestas para 275 planteles. Se han evaluado miles de solicitudes porque hay planteles que tienen más de una petición. Esas 275 se desglosan de la siguiente forma: 164 han sido recomendadas en arrendamiento a entidades sin fines de lucro, municipios y agencias; y 111 tienen peticiones de compraventa”, expresó Palau.

En 2017 se aprobó la Ley 26 que creó el Comité de Disposición de Bienes Inmuebles para evaluar las peticiones que se hagan para los planteles declarados en desuso.

“Es necesario establecer un marco jurídico que facilite mover el mercado de bienes raíces estatales y les dé certeza a las transacciones de estos activos. El beneficio sería uno múltiple: por un lado el gobierno podrá allegar mayor dinero producto de la disposición del inventario de bienes inmuebles y disponer de mayor liquidez para paliar la crisis fiscal que enfrenta”, lee una parte del estatuto.

Posteriormente, la Orden Ejecutiva 2017-032 creó el Subcomité Interagencial de Traspaso de Planteles Escolares, compuesto por siete agencias, que tiene a su cargo evaluar las peticiones de arrendamiento a $1 anual provenientes de agencias, municipios y entidades.

Reconoce el problema

Pese a la creación de estos comités, continúa la incertidumbre en cuanto a los números reales de edificios en desuso. El secretario del DTOP, Carlos Contreras, reconoció ayer que ni siquiera tienen la cifra de las escuelas que han sido transferidas a entidades privadas bajo las pasadas administraciones.

“Tenemos un problema de poder identificar cuáles escuelas declaradas en desuso (bajo pasadas administraciones), están en desuso oficialmente o cuáles fueron transferidas a alguna otra entidad”, expresó.

Contreras indicó que en años anteriores no había un sistema centralizado para llevar un inventario de los planteles cerrados. Dijo, además, que no necesariamente el DE notificaba al DTOP las escuelas que habían sido declaradas inactivas, por lo que su agencia no podía levantar bandera. También hay planteles que fueron transferidos a municipios tras aprobarse resoluciones legislativas, mencionó Contreras.

“Se han evaluado miles de peticiones para las 275 escuelas que se han procesado. Se siguen evaluando otras. Así que eso es lo que estamos ahora mismo cuadrando, un inventario para saber las del pasado cuáles realmente están en desuso”, añadió.

En esa línea, Palau mencionó que la gobernadora fue muy clara al decir que este asunto se debe atender con premura, pero no dio una fecha de cuándo estaría listo. No obstante, indicó que solicitarán la colaboración de los alcaldes de los 78 municipios para que ayuden a recopilar toda la información de los planteles inoperantes.

Educación retuvo 73 planteles

Por su parte, Alejandro Olmedo, ayudante del secretario de Educación, Eligio Hernández, mencionó que la agencia tiene una División de Planificación que tiene un inventario de las 836 escuelas que están funcionando. “De las escuelas que se cerraron en este cuatrienio nosotros nos quedamos con 53 (de este año) que tienen diferentes usos administrativos”, sostuvo.

Sin embargo, la data indica que Educación ha permanecido con la titularidad de 73 escuelas públicas del total de 438 que cerraron. De esos 73 planteles, 53 fueron en 2018 y 20 en 2017.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario